Menú

Las claves del nuevo sistema de incentivos de El Corte Inglés

Los mínimos se establecerán dependiendo de las secciones y por marcas. Se tendrá en cuenta la época del año y la ubicación del centro para su cálculo.

Los mínimos se establecerán dependiendo de las secciones y por marcas. Se tendrá en cuenta la época del año y la ubicación del centro para su cálculo.

Cuarenta años después, El Corte Inglés ha decidido cambiar el sistema de incentivos de sus empleados. El gigante de los grandes almacenes tiene en nómina a unas 60.000 personas y esta medida afectará a todas ellas.

La base del cambio de método radica en que las comisiones pasarán de ser lineales a ser progresivas. A partir del 1 de abril, los dependientes que más vendan cobrarán más y se establecerán unas cuantías mínimas anuales por las que se empezarán a pagar los incentivos.

El nuevo acuerdo "deja atrás un modelo de incentivos obsoleto y se adapta a la realidad de los nuevos mercados competitivos", explican a Libre Mercado fuentes de la empresa. "Va a suponer una mejora importante de los incentivos a los empleados y va a estimular a los vendedores más comprometidos", añaden.

La mayoría de los sindicatos de El Corte Inglés (Fasga, Fetico y UGT) se han mostrado de acuerdo con la medida, "y los trabajadores están encantados", según señalan las mismas fuentes. Sólo CCOO ha rechazado el pacto.

Entre otras novedades, la compañía que preside Isidoro Álvarez también ha establecido factores correctores en las comisiones que dependerán de la época del año cuando se produzcan las ventas, de la ubicación del centro comercial o de si el trabajador ha sufrido alguna baja en el año.

Por ejemplo, al empleado de la sección de bufandas no se le exigirá despachar lo mismo en invierno que en verano, el dependiente de Preciados (Madrid) tendrá que vender más que el de Talavera de la Reina o se tendrá en cuenta si una trabajadora está de baja maternal para establecer la media de su sueldo variable.

A pesar de que la fórmula del nuevo sistema de incentivos es muy compleja, hay tres elementos básicos para entender su cálculo. El primero es que la empresa establecerá cada año los mínimos a partir de los cuales puede optarse a una comisión y cada mes ingresará en la nómina del trabajador la parte que le corresponda. Los mínimos se establecerán dependiendo de las secciones y por marcas. Por último, y para honrar al concepto de progresividad, se fijará una cuantía por la que se irán multiplicando los coeficientes, que será cada vez mayor según vayan aumentando las ventas.

A continuación, algunos datos del acuerdo a los que ha tenido acceso este periódico.

Cuantía mínima para recibir comisión (por secciones):

  • Sombreros y adornos del pelo: 68.966 euros al año.
  • Zapatos para jóvenes: 76.923 euros al año.
  • Zapatos de señora: 83.000 euros al año.
  • Corbatas y bufandas de caballero: 83.330 euros al año.
  • Camisería de caballero: 90.900 euros al año.
  • Trajes de baño: 100.000 euros al año.
  • Fotografía: 105.263 euros al año.

Cuantía mínima para recibir comisión (por marcas):

  • Yera: 76.923 euros al año.
  • U de Adolfo Domínguez: 83.333 euros al año.
  • El Ganso: 100. 000 euros al año.
  • Purificación García de Caballero: 105.000 euros al año.
  • Tarjetas de Itunes de Apple: 508.906 euros anuales.

En lo referente a las marcas, estas cuantías van dirigidas exclusivamente a los trabajadores de El Corte Inglés. En los casos en que las firmas contraten de forma externa a sus empleados, son ellas las que tienen las comisiones, si es que las hay.

Otro de los puntos interesantes del acuerdo es que también se contempla la posibilidad de obtener comisiones en grupo. Si un gran almacén pone en marcha una campaña en la que participa un cierto número de empleados, se establecerán incentivos sumando las ventas de todos los empleados, repartiendo una parte a todos por igual y otra variable, que dependerá de sus objetivos cumplidos.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios