Menú

Suiza cede a la presión y negocia que sus cuentas tributen a Hacienda

El proyecto Rubik busca acuerdos bilaterales que permitan a las haciendas de Europa gravar las cuentas bancarias, pero respetando el anonimato.

Libre Mercado
6
El proyecto Rubik busca acuerdos bilaterales que permitan a las haciendas de Europa gravar las cuentas bancarias, pero respetando el anonimato.
Suiza impulsa el proyecto Rubik | Archivo

España negocia con Suiza para que las cuentas opacas en el país helvético tributen a Hacienda. Como publica el diario Expansión, Catherine Chammartin, jefa de Asuntos fiscales de la Secretaria de Asuntos Financieros Internacionales de Suiza, asegura que existen diálogos bilaterales entre Suiza y España para hacer que las cuentas de españoles coticen, pero respetando siempre su anonimato. "Es difícil abordar el asunto porque todavía no es público. Tenemos conversaciones informales con bastantes países", aseguró Chammartin al diario económico. Y es que, debido a la fuerte crisis económica, Estados Unidos, la Comisión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) -que agrupa a 34 países de la UE- están ejerciendo una gran presión contra el modelo bancario suizo.

La respuesta de Suiza, ante los tiempos que corren, ha sido bautizada como proyecto Rubik. Con el objetivo de proteger a sus clientes, el gobierno suizo trata ahora de ofrecer una tributación entre el 21% y el 41% del valor de las cuentas al país de origen del propietario. A cambio, los países de origen se comprometen a no revelar la identidad de los clientes del país helvético. Hasta el momento, este modelo ha sido acordado con Austria y Reino Unido. "Austria está contenta, aunque Reino Unido no del todo" reconoce Chammartin.

El modelo Rubik permite gravar las cuentas que tenga la banca suiza desde el momento en el que empiecen las negociaciones, con lo que evita el efecto huida, algo temido por Suiza que cada año ve mermado su volumen de clientes en detrimento de otros paraísos fiscales. Si tal paquete de medidas se llevase a cabo, significaría una victoria para el Ministerio de Hacienda de Cristobal Montoro, ya que conseguiría así controlar el último reducto de cuentas que no se acogieron a la pasada amnistía fiscal ni a las obligaciones de declarar bienes fuera. Asimismo, las multas por parte de la Agencia Tributaria a los propietarios de bienes sin declarar en el extranjero, que ascienden al 150% del valor del bien y que no prescriben, hacen que muchos clientes españoles de la banca suiza vean el paquete Rubik como una opción.

Para la jefa de Asuntos fiscales de la Secretaría de Asuntos Financieros Internacionales de Suiza, "la certeza de sistema que ofrecemos -Rubik- significa que todo está cubierto, que todo el mundo está controlado, certidumbre que no hay con una amnistía".

Tal y como informa el diario económico, las conversaciones bilaterales entre España y la banca suiza se remontan hasta antes de las últimas elecciones generales, cuando el Partido Popular, ante la eminente victoria en los comicios, negociaba por la imposición del modelo Rubik a las cuentas españolas en Suiza.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios