Menú

Un tercio de los subsidiados andaluces no tenía derecho a la prestación

El Gobierno destaca que ha podido liquidar 187 millones de euros tras destapar fraudes en la cotización a la Seguridad Social.

0

El jefe de la Inspección de Trabajo de Andalucía, Víctor de los Santos, ha asegurado que, según sus datos, el año pasado se investigó en Andalucía a 9.013 perceptores de ayudas. Un tercio de ellos, 3.019, recibía ese dinero sin tener derecho a ello ni merecerlo. El fraude en las prestaciones por desempleo ha generado un 47% más de infracciones detectadas. Por si fuera poco, ha aumentado un 39% el número de parados descubiertos cobrando el desempleo y realizando otra actividad.

El fraude social en Andalucía ha crecido hasta tal punto que de las 4.962 inspecciones realizadas, se consiguieron detectar 1.247 empresas ficticias, frente a las 390 de 2012. Es decir, las firmas intervenidas se han triplicado. Durante el pasado año se localizaron 5.537 altas ficticias de empleados, con el objetivo de recibir prestaciones de la Seguridad Social o permisos para trabajar. La Tesorería General de la Seguridad Social anuló en 2013 un 113% más de altas que el año anterior.

El Gobierno, aporta El País, destaca que ha podido liquidar 187 millones de euros tras destapar fraudes en la cotización a la Seguridad Social. La última cifra aportada por la delegada Carmen Crespo apuntaba a la existencia de 40.500 millones ocultos en el fraude y la economía sumergida en Andalucía, de ahí que haya anunciado más fondos para esta causa.

En junio de 2013 la Guardia Civil destapó una trama dedicada a abrir empresas ficticias en Jerez y la sierra de Cádiz para facilitar el cobro de subsidios de desempleo y otras ayudas de manera ilegal. Hasta ahora han aflorado 1.247 casos, el 38% de ellos en la provincia de Cádiz.

La operación Picones

Los hermanos Picón fueron detenidos hace poco menos de un año como supuestos responsables de montar empresas falsas y organizar los cobros de sus supuestos trabajadores. Previamente varias personas habían denunciado a la Guardia Civil de Ubrique que les habían ofrecido beneficios económicos de unas compañías que, en realidad, aunque sí existían sobre el papel, nunca funcionaron. La mayoría estaban dedicadas a la construcción.

Pero es significativo y curioso el caso de un un bar sin sede física que llegó a contratar a 35 camareros. Entonces se detuvo 91 personas y se llegó a imputar a más de 200, que siguen esperando el avance de la instrucción.

Sólo en Cádiz se han conseguido levantar 476 infracciones por empresas ficticias, con un incremento del 800 por cien sobre las 55 descubiertas en 2012. Según los datos facilitados por la Subdelegación del Gobierno, se ha conseguido recuperar así 2.642.319 euros cobrados irregularmente.

La Operación Relisto

A principios de este año se puso en marcha gracias a un juzgado de Cádiz la llamada Operación Relisto, que permitió destapar una red dedicada a elaborar contratos falsos a cambio de dinero. Para ello surgían empresas falsas que empleaban a todo tipo de personas: desempleados, toxicómanos, presos… Su punto en común es que necesitaban un trabajo para optar a permisos de libertad o prestaciones de desempleo. La cifra de implicados supera los 500 en una veintena de provincias. Cuando en junio de 2013 la Guardia Civil dio a conocer la Operación Picones advirtió que se estaba abriendo una caja de Pandora.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD