Menú

Bruselas saca a España de la lista de países con desequilibrios excesivos

La Comisión Europea sigue insistiendo en los "riesgos" que se derivan de los altos niveles de paro y deuda.

0
La Comisión Europea sigue insistiendo en los "riesgos" que se derivan de los altos niveles de paro y deuda.
El vicepresidente de la CE, Olli Rehn, en la rueda de prensa de hoy I EFE.

La Comisión Europea sacó este miércoles a España de la lista de países con desequilibrios macroeconómicos excesivos, al considerar que ha hecho un "importante ajuste" en 2013, pero advierte de riesgos y recomienda "reformas adicionales" en el mercado laboral.

La CE consideró que los desequilibrios macroeconómicos en España disminuirán a lo largo del tiempo y advirtió de que "los riesgos están todavía presentes", y de que España necesitará una supervisión específica e implementar "medidas decisivas" para corregirlos.

Por su parte, Olli Rehn, en la rueda de prensa que ha ofrecido para analizar el informe, ha señalado que España ya ha emprendido acciones "firmes en el último año" que han apoyado el regreso de "la confianza" gracias a los ajustes. En cualquier caso, ha advertido de que el crecimiento sigue en riesgo y ha pedido que se profundicen las reformas, ya que se mantiene un "altísimo nivel de desempleo" y una "gran deuda" pública.

El departamento que dirige el vicepresidente de la CE, afirma que "en varias dimensiones el ajuste de los desequilibrios identificados en 2013 como excesivos ha avanzado claramente y la vuelta a cifras de crecimiento positivas ha reducido los riesgos".

No obstante, advierte, "la magnitud y la naturaleza interrelacionada de los desequilibrios, en particular los elevados niveles de deuda interna y externa, implican que los riesgos están todavía presentes".

Más específicamente, explica la CE, la elevada deuda de los sectores privado y público, tanto interna como externa, sigue representando riesgos para el crecimiento y la estabilidad financiera, y el desempleo permanece en "niveles alarmantes".

España tendrá que mantener la reorientación del sistema productivo hacia sectores de exportación y la recuperación de la competitividad internacional, a fin de reducir las importantes obligaciones externas que tiene y la carga que ello genera en términos de un flujo negativo de ingresos hacia el resto del mundo.

El ajuste de los balances del sector privado progresa, pero el elevado desempleo y la caída de ingresos "han limitado el ritmo de desendeudamiento de los hogares", señala la CE. Frente a ellos las entidades no financieras han reducido su deuda a un ritmo algo más sostenido, agrega también el documento.

En cuanto al mercado laboral, la CE ve necesario que España se apoye en los "efectos positivos de las recientes reformas para la flexibilidad interna y los salarios", pero afirma "que se podrían concebir reformas adicionales".

Por último la CE aborda el estado de las finanzas públicas de España, al afirmar que unos ingresos en las arcas públicas significativamente menores de lo esperado, unos gastos sociales más elevados y los costes de la recapitalización de parte de la banca "han generado una importante presión sobre los déficit públicos y un incremento pronunciado en la deuda".

Incumple el objetivo de déficit

En este sentido, afirma que España podría haber incumplido el objetivo de déficit del 6,5% del PIB fijado para 2013, aunque las mejores perspectivas macroeconómicas deberían permitirle lograr este ejercicio la meta del 5,8%.

También recalca que "garantizar la reducción de la reducción de la deuda pública a medio plazo requerirá esfuerzos fiscales sostenidos".

Alerta en Italia

La Comisión Europea considera que 14 Estados miembros están experimentando actualmente desequilibrios: Bélgica, Bulgaria, Alemania, Irlanda, España, Francia, Croacia, Italia, Hungría, el Países Bajos, Eslovenia, Finlandia, Suecia, y el Reino Unido. Sin embargo, en Croacia, Italia y Eslovenia, estos desequilibrios son considerados excesivos.

En el caso de Italia, Bruselas alertó que "debe hacer frente a su alto nivel de deuda pública y su débil competitividad", dos factores que considera la "raíz del prolongado bajo crecimiento de la productividad del país".

Por ello, la CE pidió al Gobierno italiano que tome "medidas urgentes y decisivas para reducir el riesgo de efectos adversos sobre la economía italiana y de la zona del euro".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot