Menú

La deuda del sector público supera por primera vez la de familias y empresas

El sector público pasa de representar el 18% de la deuda total en 2008 al 36,4% en enero de 2014, superando a familias (27,6%) y empresas (36%).

0
El sector público pasa de representar el 18% de la deuda total en 2008 al 36,4% en enero de 2014, superando a familias (27,6%) y empresas (36%).

La crisis en España comenzó siendo un problema de deuda privada, pero ahora, cada vez más, se está convirtiendo también en un problema de deuda pública.

El endeudamiento del conjunto de las administraciones públicas rozó los 980.000 millones de euros el pasado enero, lo cual equivale al 95,7% del PIB, tras aumentar en 18.677 millones en tan sólo un mes, según los últimos datos disponibles del Banco de España. Esta cifra supone un nuevo máximo histórico, y un porcentaje no visto desde principios del siglo XX.

La deuda pública no ha dejado de crecer año tras año durante la crisis y, por el momento, nada apunta a que esta tendencia vaya a revertir a corto plazo. Así, si en 2013 cerró en un nivel del 93,9% del PIB, el propio Gobierno estima que rozará el 99% este 2014.

En concreto, desde finales de 2007, el sector público ha endeudado a los españoles en casi 600.000 millones de euros extra, ya que la deuda ha pasado de representar el 36,3% del PIB a cerca del 96% actual. El endeudamiento público ha crecido a un ritmo medio de 100.000 millones al año (10% del PIB).

Tomando como referencia el cierre de 2013, la deuda de la Administración Central se ha disparado un 163% en los últimos seis años, hasta rondar los 836.000 millones; la de las CCAA se ha más que triplicado, hasta situarse en los 207.000; mientras que la de los ayuntamientos ha crecido un 41%, hasta superar los 41.000, según la metodología que emplea Eurostat (Protocolo de Déficit Excesivo). Por otro lado, la deuda de las empresas públicas -que no se contabiliza como deuda pública oficial- ha aumentado un 58% durante este mismo período y se aproxima a 52.000 millones.

Lo más relavante, sin embargo, es observar su evolución con respecto a la deuda privada. En 2008, cuando los problemas económicos se hicieron evidentes, los pasivos del sector público -incluyendo empresas públicas- apenas suponían el 18% de la deuda no financiera total de España (excluyendo sector bancario), mientras que los de familias y empresas ascendían al 82%, tal y como refleja el economista Juan Ramón Rallo.

Sin embargo, desde entonces, mientras que el sector privado "ha ido desapalancándose con fuerza (382.000 millones de euros de menor deuda, desde finales de 2008), el sector público ha pasado a hiperendeudarse (560.000 millones de mayor deuda desde entonces)", cambiando con ello la particular radiografía del endeudamiento español.

Las familias han logrado reducir su deuda a 781.000 millones de euros y las empresas no financieras la han bajado hasta rozar los 1,019 billones, pero la deuda pública, por el contrario, ronda los 1,03 billones de euros, sumando la de las empresas públicas.

De este modo, el peso de cada sector en la deuda total cambia de forma muy significativa: la deuda pública pasa del 18% del total en 2008 al 36,4% a enero de 2014, mientras que la de las empresas baja del 48% al 36%, y la de las familias del 34% al 27,6%.

Es decir, las Administraciones Públicas se convirtieron el pasado enero, por primera vez desde la entrada en el euro, en "el sector institucional con más deuda en España, superando no sólo al sector de las familias, sino también al de las empresas no financieras", advierte Rallo.

España ha logrado reducir su deuda total por primera vez en décadas gracias al esfuerzo de desapalancamiento llevado a cabo por familias y empresas, a pesar de la perjudicial y contraproducente tendencia seguida por el sector público durante estos años.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD