Menú

Las diez frases que no debe decirle nunca a su jefe

Por mucho que considere que se lleva bien con su jefe, al menos dentro del trabajo, nunca podrán ser amigos.

0

Su jefe es una persona normal, como usted, pero la posición dentro del rol de su empresa es bien distinta. Por mucho que considere que se lleva bien con su jefe, al menos dentro del trabajo, nunca podrán ser amigos. La jerarquía y la responsabilidad que conlleva su puesto hace que no pueda tener la misma relación con un compañero de su mismo nivel que con su jefe. Puede parecer una obviedad, pero, a veces, se nos olvidan ciertas normas de conducta que harán que nuestro puesto de trabajo no corra peligro.

La web Soyentrepreneur.com pone algunos ejemplos de las frases que nunca debemos decir a nuestros superiores. Recuerde que su jefe es una persona con la que no está relacionado personalmente, pero que controla buena parte de su vida.

1- "¿Cómo lo hago?": cuando su jefe le pide hacer algo, una vez que entienda de qué habla, su trabajo es decir, "seguro, no hay problema, puede contar conmigo". Después vaya a pensar cómo hacerlo y, claramente, hágalo. De esa manera, acepta más responsabilidad sin generar problemas mayores a su valor.

2- "No tengo el tiempo": nadie tiene tiempo. Continuamente se nos pide hacer más con menos, incluyendo a nuestros jefes. La clave está en definir qué es lo importante y priorizar el trabajo.

3- "No": nunca diga no a menos de que sea ilegal o poco ético, no es buena idea darle una negativa al jefe. Puede hacer preguntas o negociar, pero evite decir que "no" a menos de que tenga un excelente currículum o no necesite el trabajo. Solamente estará pidiendo problemas.

4- "Toma este trabajo y…": por muy cansado que esté, harto con la situación en su puesto de trabajo, incluso con cómo le trata su jefe intente hablarle siempre correctamente. Aunque él actúe mal, sea abusivo y tenga poca empatía, a la hora de dejar su trabajo hágalo de manera profesional. Cerrarse puertas, por mucho que crea que su futuro profesional nunca va a volver a estar ligado a su actual jefe, no es la mejor idea.

5- "Voy a recursos humanos": está bien si habla con el jefe de su jefe, si lo hace bien (con respeto y apertura) y por la razón correcta. Pero si eso no funciona, ir al departamento de recursos humanos no ayudará. Si es serio, renuncie. Si no, deje de quejarse.

6- "No fui yo, fue él": si es responsable, acéptelo. Si no es su responsabilidad o culpa, explíquelo. Pero no apunte el dedo a nadie más, nunca, hacerlo puede hacerle parecer poco profesional.

7- "Ese tipo es un idiota": ya sea un colega, un cliente, un proveedor o cualquier persona no piense que puedes confabular con su jefe como si fuera su amigo. No lo es. Y si hace algo como criticar a alguien más, corre el riesgo de sonar irrespetuoso o crítico de alguien que podría ser más importante para la compañía que usted. Además, puede generar desconfianza en su jefe.

8- "Anoche salí de fiesta...": su jefe no es su amigo, debe evitar decirle lo que hace en su tiempo libre, la noche anterior o el fin de semana.

9- "Estoy buscando otro trabajo": si finalmente no consigue el nuevo trabajo que busca, es posible que la desconfianza sobre su implicación en la empresa empiece a ser cuestionada por sus superiores. Por eso, si está buscando otros caminos profesionales evite comentarlo en su empresa hasta tenerlo bien atado.

10- "A mí me pagan x y a fulanito x más y": error. Nunca compare su sueldo con el de otro compañero ante su jefe. Estas críticas hacia la empresa al considerar que le pagan poco pueden no ser muy bien aceptadas, y mucho menos si para intentar que le suban el sueldo critica a un compañero.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD