Menú

Los pisos que fueron escenario de crímenes se ponen de moda en Japón

Agencias inmobiliarias consiguen alquilar este tipo de inmuebles en menos de un mes. Existe hasta un google maps de casas suceso.

0
Agencias inmobiliarias consiguen alquilar este tipo de inmuebles en menos de un mes. Existe hasta un google maps de casas suceso.

¿Viviría usted en una casa donde se hubiera cometido un crimen? Este argumento típico de más de un tercio de las películas de miedo es de actualidad en el país del sol naciente. Tal y como se hace eco Idealista, el portal inmobiliario líder en nuestro país, Japón nos vuelve a dejar boquiabiertos con una nueva excentricidad, los inmuebles tipo jiko bukken.

El mercado inmobiliario nipón ha llamado habitualmente la atención al resto del mundo, ya fuere por los pisos-ataúd, como por los malabarismos que tiene que hacer cualquier extranjero a la hora de alquilar un piso. En esta ocasión, nos sorprende con las casas suceso o, lo que es lo mismo, aquellas donde ha habido un crimen, suicidio o alguna muerte.

Como en cualquier rincón del planeta, este tipo de condicionantes hacen que el precio de la vivienda baje, al existir ese no sé qué en el ambiente, con lo que al final se produce una rebaja en el precio de venta o alquiler. Lo sorprendente en este caso es que, debido a los altos precios de la vivienda en Japón, este tipo de viviendas se han convertido en una nueva línea de negocio.

La demanda de las casas sucesos es tan fuerte que ya existen agencias inmobiliarias que han decidido centrar todos sus esfuerzos en gestionar este tipo de viviendas . Los alquileres de estas casas pueden alcanzar apenas los 40.000 yenes -284 euros- al mes por una vivienda de una habitación en zonas del centro de Tokio, como el popular barrio de Shinjuku, donde la media supera con creces el doble de ese precio. Las agencias garantizan una limpieza integral y se comprometen a hacer que desaparezca cualquier tipo de mancha u olor del terrible suceso.

Cualquier persona natural del país de la picaresca se preguntaría ¿y, por qué no se lo callan? En este caso, la legislación nipona se adelanta al tener establecido por ley la obligación por parte de las agencias inmobiliarias a informar a los posibles compradores o arrendadores de cualquier episodio sangriento ocurrido en el inmueble en los últimos siete años.

Esto ha dado lugar a que agencias como Urban Renaissance Agency cuenten con una cartera de más de 750.000 viviendas sucesos. Lejos de achantarse, la política llevada a cabo por esta clase de agencias es de máxima transparencia; ofrecen todos los datos del suceso, como la fecha, la edad, el lugar, el tipo de incidente, los motivos... Los datos son esclarecedores, la mayoría de este tipo de inmuebles se alquilan, como mucho, un mes después de anunciarlas.

El mercado inmobiliario, lejos de tranquilizarse, está llegando a puntos un tanto macabros, al entender que se acrecentará el número de inmuebles de estas características al ser Japón uno de los países con un índice de población con mayor esperanza de vida.

En total, hay 30 millones de habitantes por encima de 65 años en Japón, siendo cada vez más habitual el número de ancianos que viven solos. A esto hay que sumarle el resto de incidentes de sangre anuales en el país asiático. Con tal volumen de inmuebles, webs como Oshima Teru ofrecen mapas detallados de las casas en las que ha fallecido alguien y las características del suceso. De esta forma, aquellos que busquen precios low cost en la ciudad -y no les importe tener que compartir casa con un fantasma- pueden informarse de las distintas gangas.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD