Menú

Ada Colau, Buenafuente y Risto Mejide se tragan las mentiras sobre Fnac

El sindicato CGT convocó una huelga el pasado miércoles, Día del Libro, que sólo secundaron 18 empleados.

315

No hay nada mejor que escoger el Día del Libro para montar un huelga en una librería. Eso es lo que hizo el pasado 23 de abril el sindicato CGT con Fnac. Aunque la representatividad de CGT es minoritaria en la compañía, el apoyo de escritores, cantantes, presentadores y representantes de la izquierda se convirtió en el altavoz más eficaz para publicitar sus reivindicaciones.

Con las secciones sindicales mayoritarias (UGT y CCOO) en contra, CGT convocó una huelga el pasado miércoles en el único almacén de España en el que tiene representatividad, el Fnac-Triangle de Barcelona, bajo el lema de Fnac explota a sus trabajadores. Rápidamente las redes sociales empezaron a arder. Los mensajes en la página de Facebook y el Twitter de la empresa llamaban a boicotear las ventas y un total de 54 escritores se negaron a firmar sus obras en la Fnac, "en solidaridad con sus empleados ". Entre los escritores que no acudieron a las firmas estaban Carmen Amoraga, la ganadora del Premio Nadal 2014, Andreu Buenafuente, Risto Mejide, Sor Lucía Caram o Jair Dominguez.

Entre los políticos y músicos que tampoco quisieron quedarse sin mostrar su apoyo a la causa de CGT se encontraban Joan Tardà (ERC), Miguel Costas (Siniestro Total) y Fernando (Reincidentes). La portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Ada Colau, llegó a pedir a los ciudadanos en un vídeo el boicot contra la Fnac, "una multinacional que tiene grandes beneficios". Colau afirmaba que "cobrar 500 euros al mes es violencia", dando por cierta una de las quejas de CGT y dando a entender que esa cuantía corresponde a una jornada completa, cuando la realidad es que los 500 euros es lo que cobra, en neto, un empleado que trabaja 4 horas al día.

Condiciones que están en el convenio colectivo

"Nosotros pagamos a nuestros empleados lo mismo que el resto de los almacenes de la distribución porque tenemos el mismo convenio colectivo. Los sueldos que publica el sindicato CGT son falsos", comentan fuentes de Fnac a Libre Mercado. Según el Twitter de CGT, "el 60% de la plantilla son minijobs con sueldos menores de 500 euros y a jornada completa 750".

La empresa afirma que "nadie le ha bajado las horas a los empleados para convertirlos en trabajadores a tiempo parcial. Ellos son trabajadores a tiempo parcial desde el principio, porque han querido, y cobran 500 euros netos". En Fnac destacan que "les sorprende que en Barcelona se quejen por la parcialidad, algo muy común en el sector de la distribución, cuando el 85% de los contratos son fijos".

Según la empresa, los datos que publica CGT respecto al salario por jornada completa también son falsos . "Se cobran 850 euros brutos por 8 horas más un variable que lo eleva hasta los 1.000 euros en función de las horas extra y los objetivos de ventas", afirman.

Otro de los argumentos que esgrime CGT es que los domingos no se pagan como un día festivo. "Eso también está en el convenio de los grandes almacenes", apunta Fnac. "CGT ha engañado a la opinión pública sobre las condiciones laborales de la Fnac, que son las mismas que en cualquier otro gran almacén", afirman.

Que desde UGT respalden los argumentos de la empresa le da, si cabe, aún más veracidad a su versión. "Fnac se engloba dentro de la patronal ANGED y las condiciones laborales de sus trabajadores están reguladas a través del convenio colectivo sectorial de grandes almacenes que, si bien lo consideramos restrictivo, está dotado de toda la legalidad".

La única diferencia con el resto empresas es que Fnac otorgaba a sus empleados el 100% del seguro médico privado, y ahora sólo van a pagar el 50%, por lo que los trabajadores tendrán que abonar 13 euros al mes si quieren optar a él. Este beneficio social es opcional y si los trabajadores no quieren abonar los 13 euros estarán cubiertos por la Seguridad Social. "Eso es lo que ha provocado el conflicto, algo desproporcionado para convocar una huelga", declaran. "Cuando decidimos quitar el 50% de la mutua sanitaria de los empleados también lo hicimos con las bonificaciones a los directivos", añaden.

Sólo 18 trabajadores van a la huelga

Desde CGT, por su parte, afirman que los empleados de Fnac están "explotados, trabajando en unas condiciones precarias y sufriendo amenazas" de sus superiores. "Eso es rotundamente falso. Han hecho un daño irreparable en Fnac. Todo el mundo, caras conocidas y gente anónima, se ha manifestado en contra de nuestra empresa sin preguntar si era verdad lo que decía CGT. Hasta UGT y CCOO se han desvinculado públicamente de sus argumentos, pero el daño ya está causado", afirman desde la empresa.

De hecho, ni los propios empleados de Fnac en El Triangle segundaron la huelga de CGT. Según la empresa, sólo 18 trabajadores, de los 169 que tiene en plantilla esa tienda, se negaron a trabajar el Día del Libro. "La presencia de CGT en Fnac es mínima, sólo están en el Triangle, y con una representación sindical del 6%, mientras que el 70% corresponde a UGT-CCOO", explican.

Preguntados por los miembros de CGT que coparon las puertas del Triangle el pasado miércoles, la empresa afirma que "no eran trabajadores de Fnac, había hasta gente con camisetas de CGT Siderurgia repartiendo octavillas. Es escandaloso".

Entonces, ¿por qué CGT convoca una huelga que no apoyan ni trabajadores ni el resto de sindicatos? Si la finalidad era recuperar la notoriedad que ha perdido su organismo en esta compañía, gracias al apoyo de más de medio centenar de escritores y del resto de la farándula política española, todo apunta a que lo han conseguido, pese a la falsedad de sus denuncias y reivindicaciones.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios