Menú

La subida de impuestos dejará a los trabajadores sin 'cheques comida'

Del primer balance que ha elaborado el sector se desprende que 42.000 trabajadores ya han perdido su ticket comida.

26
Del primer balance que ha elaborado el sector se desprende que 42.000 trabajadores ya han perdido su ticket comida.
A partir del 31 de mayo, las retribuciones en especie tendrán que cotizar I Corbis.

A partir del 31 de mayo, las empresas deberán empezar a cotizar por los salarios en especie que le otorgan a sus empleados. En esta categoría se incluyen conceptos tan comunes como el seguro médico, el plus del transporte o los tickets restaurante.

La última partida, la de los vales comida, es una de las que más críticas ha generado entre la patronal y los representantes del sector. El pasado año, 14.562 empresas optaron por otorgarles a sus empleados este beneficio. De esta cuantía, en el 78% de los casos se trataba de una empresas pequeña (con menos de 50 trabajadores), un 16% fueron empresas medianas (entre 50 y 250 trabajadores) y un 6% empresas grandes (más de 250 trabajadores).

Según un estudio elaborado por el Laboratorio de Transferencia de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona, en total, fueron 573.000 trabajadores los que recibieron tickets restaurante como complemento a su salario en España.

Según el informe, gracias a los vales, el sector de la restauración facturó en 2013, un total de 990 millones de euros (sin IVA) y ocupó a 20.930 trabajadores directos (un 1,7% del total de afiliados a la Seguridad Social en dicho sector). Teniendo en cuenta los efectos indirectos sobre el resto de sectores, esta categoría habría generado en el mismo periodo una facturación de 1.986 millones de euros y ocupado a 28.852 trabajadores.

Fruto de la actividad total generada por los cheques comida, el Estado recaudó 462 millones de euros. Los expertos desglosan la cifra total de los ingresos del Estado en: 142 millones en concepto de IVA, 70 millones en concepto de IRPF, 126 millones de Cotizaciones a la Seguridad Social y 124 millones por el Impuesto de Sociedades. Así, el informe asegura que la recaudación total generada superaría en 63 millones al importe total de la exención fiscal de la que se beneficiaron los vales comida en el año 2013, cifrada en 399 millones de euros.

Los expertos también se han planteando un escenario en el que recogen cuál será el comportamiento de empresarios y empleados cuando los tickets empiecen a tributar como parte de la base de cotización del salario. Las principales conclusiones que se obtienen son las siguientes:

  • El 10% de los empleados seguirá recibiendo los vales comida.
  • Al 38% se le aumentará el salario bruto en la misma cuantía que el ticket restaurante que recibía.
  • El 52% perderá el cheque sin recibir ningún tipo de contrapartida salarial.
  • El 49% de los trabajadores que han percibido un aumento salarial o han visto desaparecer cheque sin contrapartida seguiría yendo al restaurante a comer.
  • El mientras que el 51% optaría por ir a comer a casa o traer al trabajo la comida ya preparada.

El Estado perderá recaudación

A partir de estos datos, los expertos han cuantificado la repercusión inmediata que tendría para los agentes implicados la cotización de los ticket restaurante en 2014. En el sector de la restauración, el cambio normativo provocaría una caída de la facturación del 47% (de 990 millones a 523), donde el número de clientes pasaría de 573.000 a 309.993. A su vez, se produciría una reducción del número de ocupados en el sector de restauración de 9.607 trabajadores.

Cuando el documento analiza los efectos que tendrá en la recaudación del Estado, el resultado es más que llamativo: Hacienda ingresará menos con la introducción de la nueva normativa. En un primer lugar, puede pensarse que a partir de la nueva ley, el Estado tendrá un beneficio claro procedente de las nuevas cotizaciones sociales que, tanto trabajadores como empresarios, pagarán).

"Debe tenerse en cuenta que no se puede estimar la ganancia del Estado asumiendo un comportamiento estático de los agentes y calcular una regla de tres básica", explica el documento. Y es que los cambios en las decisiones de empresas y trabajadores podrán acabar por tener efecto negativo sobre la recaudación del Estado.

Partiendo de que 573.000 reciben tickets, la recaudación en términos de IRPF y cotizaciones sociales aumentaría en 170 millones de euros. Cabe destacar que la mayor parte del aumento de cargas que deberían sufragar las empresas recaería principalmente en pequeñas y medianas empresas porque el 94% de las que utilizan vales comida son pymes.

Pero, considerando el escenario que han planteado los expertos (el 10% seguirá utilizando vales, al 38% se le subiría el sueldo y al 52% se le suprimirán lo pagaría) el informe desvela que la Administración dejaría de ingresar 121 millones de euros. También, la disminución de ocupación total estimada llevaría a un aumento de las prestaciones por desempleo que debería cubrir el Estado que ascendería a los 78 millones de euros.

También, las mayores cotizaciones sociales que deberían pagar las empresas llevaría, de manera indirecta, a un menor beneficio y, por tanto, a una menor recaudación impositiva en concepto de Impuesto de Sociedades. Dichas reducciones se cifrarían en 5 millones. Así, la suma de todos estos conceptos convertirían los supuestos ingresos de 170 millones pasaría en una reducción de 34 millones en la recaudación.

Pero, las cifras sobre la repercusión de obligar a cotizar por el cheque restaurante no se quedan en meras predicciones. Según ha explicado la Asociación Española de Emisores de Vales de Comida a Libre Mercado, del primer balance que ha elaborado el sector se desprende que 42.000 empleados ya han perdido su ticket comida.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios