Menú

Una empresa venezolana resucita el Centro Comercial M-40

Sambil va a convertir el Avenida M-40 en un centro comercial outlet, compuesto por tiendas de descuento.

12
Sambil va a convertir el Avenida M-40 en un centro comercial outlet, compuesto por tiendas de descuento.

El centro comercial Avenida M-40 en el municipio madrileño de Leganés no supo enfrentarse a la competencia. Sobre todo, a la inauguración del popular centro comercial Islazul a pocos minutos de su emplazamiento. Y es que, mientras en el año 2008, Islazul abría sus puertas, el negocio del M-40 se encaminaba hacía la ruina.

Sólo dos años después, a principios del año 2010, la sociedad Avenida M-40 entraba en concurso de acreedores con una deuda de 40 millones de euros, cuyos acreedores eran BBVA, ING, Landesbank y Westimmobank.

Su propietaria, la portuguesa Sonae Sierra, explicaba que el inmueble estaba registrando un deterioro progresivo, con reducciones "continuadas" en el número de visitantes y ventas. El grupo reconocía que este deterioro se debía a la "excesiva" concentración de la competencia en la zona, aunque también afirmaban que "los efectos de la crisis" habían acelerado el declive.

Tras el anuncio, las tiendas que todavía mantenían su actividad en el local se fueron marchando progresivamente y éste se fue convirtiendo poco a poco en un centro comercial fantasma. En agosto de 2010 echó el cierre definitivo.

Vendido por 17 millones

Sonae Sierra tiene 47 centros comerciales repartidos por todo el mundo. En España posee un total de 8: Plaza Mayor, en Málaga; Dos Mares, en Murcia; Luz del Tajo, en Toledo; Gran Casa, en Zaragoza; La Farga, en Barcelona; Max Center y Zubiarte, en Bilbao y Valle Real, en Santander.

Se especuló mucho con que un grupo de empresarios chinos iba a comprar Avenida M-40 para convertirlo en un gran complejo comercial de temática china, pero las negociaciones no fructificaron. Mientras tanto, los vecinos de Leganés se mostraban inquietos porque los okupas intentaron en varias ocasiones entrar en el edificio entonces clausurado.

No fue hasta finales 2012, cuando Sonae Sierra consiguió vender Avenida M-40. Sambil, una compañía venezolana especializada en el negocio, se hacía con el inmueble por 17 millones de euros. Finalmente, la portuguesa, que se gastó 68 millones de euros en levantar el centro, se deshacía de él por menos de la mitad de lo que lo valoraba el mercado: 35 millones de euros.

Un centro comercial outlet

El director general de Sambil en España, Arnold Moreno, ha declarado a Libre Mercado que están "muy contentos" por el importe al que adquirieron el edificio. "Ha sido un precio muy interesante", añade. En total, la compañía venezolana desembolsará cerca de 50 millones en la remodelación del centro y la recomercialización de los espacios.

Las obras de remodelación han comenzado hace un mes. Sambil cambiará el aspecto exterior de la fachada, ampliará los pasillos, reestructurará los locales, reformará la terraza exterior...

La idea es convertir el Avenida M-40 en un centro comercial outlet, compuesto por tiendas de descuento. Aunque también las incluirá, Sambil no quiere que se identifique su negocio con firmas que venden productos de fuera de temporada o con taras. El concepto va a ser introducir las marcas de descuento que tienen las firmas conocidas, como por ejemplo, Zara y Lefties.

Pero muchas de las firmas que van a abrir sus puertas en el Sambil Outlet (así lo han bautizado) van a llegar por primera vez a España con este centro comercial. "Nuestro elemento diferenciador será que tendremos marcas latinoamericanas y estadounidenses", informa Moreno, que no ha querido adelantar todavía ninguna firma.

De momento, Sambil ya tiene el 38% del espacio comprometido con diversas marcas, pero en su interior no sólo se venderá ropa, también dedicarán gran parte de su espacio a la restauración y al ocio.

Arnold Moreno justifica el haber tardado tanto en iniciar las obras debido a que "los seis primeros meses los dedicamos a realizar un estudio de mercado sobre qué producto íbamos a presentar y los seis siguientes se invirtieron en diseñar el proyecto y en los trámites burocráticos".

El responsable del inmueble augura que los trabajos estarán terminados en 14 meses, así como el desembarco de la mayoría de las marcas. "Está previsto que en otoño de 2015 abramos las puertas del centro comercial", afirma. La empresa ha calculado que con su actividad se generarán unos 2.000 empleos.

Moreno señala que su compañía no descarta realizar más inversiones en España y en Europa. "España es la puerta de Europa y estamos muy interesados en ambos mercados", concluye.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios