Menú

El primer avión despegará del aeropuerto de Castellón este año

La Generalidad Valenciana le entregará una subvención de 24 millones de euros a la empresa canadiense Lavalin por su explotación.

26
La Generalidad Valenciana le entregará una subvención de 24 millones de euros a la empresa canadiense Lavalin por su explotación.
Terminal del aeropuerto de Castellón

El único avión del aeropuerto de Castellón es una estatua de 300.000 euros. La colosal obra del artista Juan Ripollés, de 20 metros de altura, todavía sigue siendo la única aeronave que alberga el aeródromo en sus dominios. Pero a El hombre avión, que así fue bautizada, le quedan pocos meses en soledad. Al menos, en eso es en lo que se ha comprometido el presidente de SNC-Lavalin, Alain Russel, la empresa canadiense que se ha hecho con la concesión del negocio.

Lavalin firmó el pasado miércoles con la empresa pública Aerocas el contrato de explotación del aeropuerto para los próximos 20 años. A cambio, la Generalidad Valenciana (propietaria del 98% de las acciones de Aerocas) le entregará una subvención de 24 millones de euros repartidos durante los 9 primeros años de su actividad.

Otorgar a la adjudicataria estas condiciones tan suculentas le va a salir más caro al Gobierno valenciano de lo que en un principio parece. Y es que, el Ejecutivo de Fabra no ha tenido la intención de recuperar ni un céntimo de los 140 millones de euros que le costó al erario público levantar el aeropuerto.

Las hipotéticas retribuciones que obtendría la Comunidad Valenciana por la entrada de turistas tras su puesta en marcha y la tasa de un euro por pasajero si se superan los 1,2 millones usuarios anuales son la única esperanza para rescatar algo del dinero invertido. Respecto a las previsiones de pasajeros, el directivo canadiense espera superar los 200.000 pasajeros en 2017, llegar al millón hasta 2025 y superar los 1,2 millones en 2029.

Alain Russel ha afirmado que su empresa ya está en contacto con varias compañías charter y con líneas regulares para traerlas a Castellón. Esto es debido a que una de las cláusulas del contrato otorga a la multinacional de Canadá cinco meses de plazo tras la firma del contrato para hacer despegar el primer avión en Castellón.

El nuevo responsable de la gestión y explotación del aeropuerto ha explicado que el de Castellón "será el primer aeropuerto de explotación privada en España". "Si tenemos éxito, y creo que lo vamos a tener, se abrirán otros aeropuertos de explotación privada en España". Europa será el mercado al que se van a dirigir las aerolíneas que salgan desde Castellón.

Russel ha reconocido que "es necesario limpiar la imagen" del aeropuerto. "Lleva cerrado una serie de años y hay que darle una imagen de dinamismo", ha añadido.

¿Quién es Lavalin?

Fundada en el año 1911, SNC-Lavalin es el grupo de ingeniería y construcción más importante de Canadá y tiene una plantilla de 35.000 empleados. Desde sus oficinas en más de 40 países, SNC-Lavalin trabaja en una gran variedad de subsectores de la industria, incluyendo la minería y la metalurgia, petróleo y gas, el medio ambiente y el agua, las infraestructuras y las energías limpias. En muchos casos, SNC-Lavalin combina estos servicios con la financiación y gestión de los proyectos.

Fue a principios de la década de los 70 cuando esta compañía entró por primera vez en un proyecto aeroportuario. Desde entonces, se han llevado a cabo estos proyectos de privatización y expansión en Canadá, EEUU, África, Europa, Asia y América Latina. La compañía está presente en un total de 16 aeropuertos europeos.

Lavalin aterrizó en España por primera vez en 2007, cuando se hizo con la ingeniera Intecsa-Inarsa con la intención de empezar a operar en el negocio de las concesiones. Fuentes de la compañía han explicado a Libre Mercado que hace unos 6 meses que la canadiense salió de la empresa española. Lavalin también es uno de los socios de Ferrovial en el accionariado de la empresa 407 International, concesionaria de la autopista de circunvalación de Toronto 407 ETR.

Entre los requisitos del contrato firmado la pasada semana, se especificaba que era imprescindible que la adjudicataria tuviera solvencia económica y financiera, además de la solvencia técnica y profesional. La cifra de negocio de Lavalin rozó los 8.000 millones de dólares canadienses el año pasado.

Tres años paralizado

El pasado mes de marzo, se cumplieron tres años de la polémica inauguración del aeropuerto. En un primer momento, se le cedió la explotación a la empresa privada Conaer, que se encargó de construirlo. Como se preveía que la empresa registraría pérdidas los primeros años, la Generalidad se comprometió a cubrir lo números rojos, pero, según Conaer, no cumplió su palabra.

La falta de expectativas de negocio y el incumplimiento de contrato del Gobierno regional llevaron a Conaer a renunciar al aeropuerto y a reclamarle al Ejecutivo de Fabra más de 120 millones de euros. La Justicia le dio la razón a Conaer.

Más allá que como pista de entrenamiento de coches, el aeropuerto quedó inutilizado durante casi dos años, ya que la Generalidad no encontraba compradores. En 2013, decidió sacarlo a concurso público, al que se presentaron Lavalin y un grupo de empresas formado por Marina d’Or, Airvata SAS, Inmaquip Europa y la consultora Gesnaer. La canadiense se hizo con el pliego.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios