Menú

Más de 1.000 farmacias están en peligro de cierre

Cataluña y Valencia son las autonomías que más se retrasan en el pago a sus farmacias.

41
Cataluña y Valencia son las autonomías que más se retrasan en el pago a sus farmacias.

Las farmacias españolas no están pasando por su mejor momento. Las medidas de contención del gasto público, los impagos en algunas Comunidades Autónomas y el copago farmaceútico están lastrando sus resultados.

Desde el año 2010, el Gobierno, a través de cuatro Reales Decretos, ha reducido la financiación de medicamentos del Sistema Nacional de Salud (SNS) en 3.000 millones de euros, un 24,8%, según un informe de Antares Consulting para la distribuidora Cofares.

El pasado año, el gasto farmacéutico a cargo del SNS fue de 9.184 millones de euros, un 6% menos que en 2012. Esta cifra se situó en un nivel similar al del año 2003.

El documento se remonta al año 1996 para hablar de la caída de los márgenes de las farmacias españolas, que hoy se situá en el 6,9%. Es más, en los últimos 5 años la oficina de farmacia ha reducido su margen neto en un 34%.

Aunque continúa la reducción de la facturación y el número de unidades, en el análisis se observa una ligera recuperación del gasto farmaceútico en el segundo semestre de 2013.

Respecto al número de recetas, el año pasado fue de 859,6 millones de unidades, un 5,9% menos que en 2012 (54 millones de recetas menos). Tal y como se observa en el gráfico, en 2013 el precio medio por receta ha permanecido prácticamente igual que un año antes.

Las CCAA que no pagan a tiempo

Los impagos a las farmacias por parte de determinadas regiones españolas agravan la situación financiera de las boticas. Cataluña y Valencia son las autonomías que más se retrasan en el pago a sus farmacias.

Las farmacias catalanas han denunciado que el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) no les ha pagado la factura de las recetas expedidas el pasado mes de abril. La semana pasada, la Generalidad les tendría que haber abonado un total de 113,2 millones de euros. A esa cifra habría que sumarle el impago del pasado mes de marzo, que asciende a 115,5 millones de euros y que deberían haber cobrado el pasado 5 de mayo. En total, la deuda que acumula Cataluña con sus boticas es de 228,7 millones de euros y el periodo medio de retraso es de 55 días.

El último impago de la factura de marzo a las farmacias valencianas amenaza con producir los primeros desabastecimientos de medicamentos. El Gobierno valenciano le debe a sus boticas todavía 41,32 millones, correspondientes al 41,9% del total de la factura. Las patronales farmacéuticas de la Comunidad Valenciana han advertido que, sino se efectúa el pago, "afectará de forma grave al servicio fundamental prestado a los ciudadanos, quienes no podrán disponer de los medicamentos imprescindibles para tratar sus enfermedades y mejorar su calidad de vida".

El pasado lunes, el Generalidad valenciana informó de que el próximo 15 de julio les abonará esta cantidad. "Lo que se ha producido ha sido un problema puntual de tesorería que ha impedido pagar en mayo la factura íntegra de marzo", dicen.

Por todo ello, del total de las 21.500 boticas que hay repartidas por toda España, el 20% se encuentra en una situación financiera grave o, lo que es lo mismo, 4.300 establecimientos. De esa cifra, 3.225 locales atraviesan dificultades financieras serias, como la falta de financiación o el apalancamiento con los proveedores. Los 1.075 negocios restantes se encuentran en "alto riesgo se liquidación o de venderse de forma inadecuada".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios