Menú

Fomento quiere prohibir el español entre pilotos y controladores

La Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) pretende imponer por ley el inglés en las comunicaciones entre pilotos y controladores aéreos.

160
La AESA quiere imponer por ley el inglés en las comunicaciones entre pilotos y controladores I Corbis.

La Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del Ministerio de Fomento, va a prohibir por ley que pilotos y controladores aéreos se comuniquen en español, obligándolos a utilizar en inglés en todas sus operaciones.

Hasta ahora, las torres de control españolas se comunicaban siempre en inglés con las aerolíneas extranjeras, y en el idioma de Cervantes cuando se trataba de un avión nacional. Pero Fomento quiere que esta diversidad lingüística desaparezca, lo que ha puesto en pie de guerra a los profesionales del sector.

Esta medida "pone en riesgo la seguridad aérea porque estamos bajando el nivel de concienciación espacial sin ninguna justificación", ha explicado a Libre Mercado el jefe del departamento técnico y seguridad del sindicato Español de pilotos (SEPLA), Ariel Shocron. "No nos oponemos al uso del inglés porque lo usamos a diario con las compañías extranjeras, pero lo lógico es que entre dos españoles se comuniquen en español porque se van a entender mejor ya que tienen un nivel máximo del conocimiento del idioma".

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) establece 6 niveles de inglés para pilotos y controladores a los que les exige que lleguen, como mínimo, al Nivel 4, que es el operacional. A continuación, las competencias lingüísticas de esta escala:

  • Pronunciación: tiene la influencia de la lengua primaria, pero sólo en algunas ocasiones interfiere en la facilidad de comprensión.
  • Estructura: utiliza las estructuras gramaticales básicas.
  • Vocabulario: por lo general es suficiente para comunicarse eficazmente sobre temas comunes concretos y relacionados con el trabajo.
  • Fluidez: capaz de expresarse con frases largas a un ritmo apropiado. Ocasionalmente puede perder fluidez durante la transición entre un discurso practicado y otro formulado en una interacción espontánea.
  • Comprensión: comprende con bastante exactitud temas relacionados con el trabajo. Cuando se enfrenta complicaciones de carácter lingüístico o circunstancial o acontecimientos imprevistos, su comprensión es más lenta.
  • Interacciones: las respuestas son inmediatas, apropiadas e informativas. Inicia y sostiene intercambios verbales aún cuando trata sobre situaciones imprevistas.

"Si dos profesionales tienen un nivel 6, que es el propio de la lengua materna, ¿por qué se les tiene que obligar a hablar en un nivel básico como es el 4", se pregunta el miembro del SEPLA. El experto en seguridad asegura que la postura de AESA es inédita en el mundo, ya que el resto de países permiten a sus pilotos y controladores comunicarse entre sí en su idioma natal.

Iberia y Vueling se niegan

AESA desató la polémica el pasado 11 de marzo, cuando comenzó a enviar unas cartas a los directores de las aerolíneas españolas explicándoles sus intenciones de "implementar el inglés en sus comunicaciones", modificando el reglamento a través de un Real Decreto.

Las misivas solicitaban a las compañías "colaboración" antes de dictar la norma. Air Europa puso en marcha esta propuesta a finales del mes de marzo y Air Nostrum hizo lo propio en abril. Por el contrario, Iberia y Vueling han decidido no llevarla a cabo. Según Shocron, "ya ha habido más de una llamada de atención a estas aerolíneas".

A este asunto hay que añadirle una complicación más. Y es que los controladores aéreos no dependen de las aerolíneas sino de AENA, y no está clara la postura de este organismo respecto a la obligatoriedad del inglés. "Pueden darse casos en los que el controlador aéreo te hable en español y tú, por la normativa, estás obligado a contestarle en inglés, con las dificultades traductoras y de comprensión que eso supone".

Desde el SEPLA, denuncian también que AESA ha decidido llevar a cabo este proceso sin que haya venido acompañado de ningún estudio de seguridad ni de gestión de riesgo. "Tampoco han preguntado a los profesionales si creemos que tenemos la capacidad operativa suficiente para llevarlo a cabo", añade.

Por todo ello, los grandes representantes del sector aéreo (AEP, APCAE, APROCTA, COPA, SEPLA y USCA) han enviado una carta al director General de Aviación Civil, Ángel Luis Arias, y a la directora de AESA, Isabel Maestre, proponiendo que sea la Comisión de Estudio y Análisis de Notificaciones de Incidentes de Tránsito Aéreo la que evalúe las necesidades que deban ser implantadas en el espacio aéreo español en relación a la seguridad, "como proceden los países del entorno del nuestro".

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Christian Gálvez interrumpe 'Pasapalabra' y manda un mensaje inesperado
    2. Muere Jaime Ortí, expresidente del Valencia
    3. Nuria de Gispert pone en la diana a la hija de Rivera, de 6 años
    4. El juez de Barcelona que investiga el 1-O, "desahuciado" por la presión separatista
    5. 270 muertos en un atentado en una mezquita en Egipto
    0
    comentarios

    Servicios