Menú

Cromo Club, los álbumes de cromos personalizados

Los chavales y aficionados compran los cromos de su propio equipo, ayudando al club a financiarse.

1
Los chavales y aficionados compran los cromos de su propio equipo, ayudando al club a financiarse.
Clubs de fútbol de chavales, atletismo, rallys, baloncesto, cualquier idea es posible. | Corbis.

A ver que mire en mi álbum de cromos… Sile, nole, sile, nole, no, a ti no te tengo. A quién no le hubiera gustado ser el protagonista de su álbum de cromos y poder intercambiar las distintas estampas en busca de los compañeros del equipo.

Eso mismo pensaron tres hermanos, naturales de Madrid, que han sabido construir un mercado que era inexistente hasta la llegada de Cromo Club. Pablo, Alejandro y Ángel Sanz Fernández son los fundadores de la empresa a la que la Asociación de Atletas de España ha encargado realizar el primer Álbum de Cromos de Atletismo.

"El nivel de personalización de este álbum ha sido brutal", asegura a LM Ángel Sanz, director de proyectos y quien más cerca ha estado durante la gestación y salida del mismo. En total, el álbum está compuesto por 632 atletas olímpicos españoles, en donde "no sólo se recogen sus instantáneas, sino también sus mejores marcas, medallas olímpicas e información sobre la disciplina en la que compiten".

"La financiación en este proyecto ha sido perfecta". Al tratarse de un proyecto costoso, Cromo Club recomendó a la Asociación de Atletismo apoyarse en un crownfunding para reducir los riesgos y conocer el capital disponible de antemano. "La financiación mínima se superó con creces" y se espera no ya sólo que la Asociación saque beneficios, sino que los deportistas obtengan su correspondiente ingreso por derechos de imagen.

El espíritu de la empresa

Ángel Sanz desvela que la clave del éxito de Cromo Club reside en ser "un microfunding para los equipos, permitiéndoles vender a sus propios jugadores y aficionados los cromos, ayudando así a financiar su propia actividad".

De esta forma, los chavales y aficionados ayudan a la institución y éstos a su vez se ven recompensados. "Consigues tener el álbum de tu equipo, pero en el que juegas, no en el que ves por la tele", alega sonriente el representante mientras nos muestra alguno de los álbumes realizados.

Como toda buena idea, surge cuando menos te lo esperas. "Se no ocurrió cuando jugábamos al fútbol con nuestro equipo dentro de la liga regional madrileña", explica. "Al terminar el partido bromeamos con la idea de tener el álbum del equipo, con la cara de todos, incluso de los feos", bromea el emprendedor. Finalmente, en 2011, los tres hermanos montaron la empresa.

Proyectos y presupuesto

Aunque reconoce que "mayoritariamente los proyectos han sido de fútbol", Cromo Club también ha desarrollado álbumes de deportes minoritarios que han tenido una gran acogida. "Los aficionados tienen mayor pasión por este tipo de deportes".

Con más de una treintena de proyectos, Cromo Club cuenta con trabajos relacionados en disciplinas tan dispares como con tiro con arco, ping pong o gimanasia rítmica. "Además del Álbum de Atletismo, destacaría un proyecto curioso que tuvimos de un rally a Marruecos estilo ‘Dakar’ que trataba de conseguir dinero con fines benéficos", afirma.

Centrándonos en el fútbol, Cromo Club ha cubierto desde grandes equipos como el Betis -el segundo equipo y resto de categorías inferiores-, pasando por competiciones como la Copa Coca-Cola y, por supuesto, a pequeños clubes "a los que realmente va dirigido el producto". De norte a sur y de este a oeste, clubs como el Chipiona –Sevilla-, San Sebastián de los Reyes –Madrid-, C.D. Serranos –Valencia- o Zona Franca F.C. –Barcelona-, ya tienen su álbum propio.

Preguntado acerca del éxito, no ya sólo entre los chavales, sino también entre la afición, Sanz traslada que aún se sorprende con la gran aceptación que tienen los álbumes entre las familias.

"A un niño le hace ilusión su cromo y los de su equipo, pero le das un balón y ya están pensando en otra cosa", afirma. "Sin embargo –continúa-, es su padre quien se involucra también en el juego del intercambio y quien, junto con los otros padres, logra al final un recuerdo único para él y su hijo cuando crezca". De esta forma, veinte años más tarde, quien era un chiquillo consigue mantener el recuerdo de los amigos de su infancia y adolescencia que, posiblemente, no volverá a ver.

"Si te digo que no te puedo decir un precio créeme que no te miento", asegura. "Hemos intentado hacer muchas veces una tabla de precios, pero es imposible; cada proyecto es absolutamente personalizado". Y es que, no tiene nada que ver un álbum para 30 personas, que para 632, ni tampoco en cuestión de stock y tirada, aclara.

"Nos basamos en el win to win: trabajamos en los álbumes para generar dinero, tanto para Cromo Club como para el club o institución que lo demande". Tras realizar un estudio de mercado, se divide la tirada por tandas, ajustando éstas al máximo con las previsiones de stock.

De esta forma, "sólo se encarga la segunda tirada cuando se haya vendido la primera. Queremos que el cliente hable bien de nosotros y vuelva el próximo año, no que se arruine", argumenta.

¿Quién dijo crisis?

Con una crisis económica que dura ya más de un lustro, el temor en la sociedad a impulsar cualquier tipo de proyecto se ha generalizado debido a la caída de la demanda y el crecimiento del paro. ¿No os dio miedo montar el negocio en plena crisis? "Casi nosotros pensamos lo contrario. Si esto lo hubiéramos montado en tiempos de bonanza, en donde los ayuntamientos subvencionaban lo inimaginable, a lo mejor los clubs locales no se hubieran visto obligados a buscar financiación".

Construida con el mínimo de capital, Ángel Sanz destaca que todos los beneficios los reinvierten en la empresa. "Lo que nos falta en financiación, lo ponemos con nuestro esfuerzo". Ellos lo tienen claro: "Los tres hermanos sacamos tiempo de nuestro trabajo y vida familiar para levantar nuestro pequeño sueño".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco