Menú

Las familias ya poseen el 26% de la Bolsa española

La participación de los hogares en las cotizadas ha aumentado hasta los 150.000 millones de euros.

Libre Mercado
6
La participación de los hogares en las cotizadas ha aumentado hasta los 150.000 millones de euros.

La participación de los hogares en las cotizadas españolas aumentó hasta el 26,1% del valor total de sus acciones en 2013 y superó los 150.000 millones de euros. Esta subida supone un punto porcentual más que el año anterior y seis puntos más que en el inicio de la crisis, según un estudio de BME.

El nivel de participación es el más elevado desde hace 11 años y refleja el atractivo de las acciones cotizadas respecto a los fondos de inversión, que se han mantenido durante casi 20 años (hasta 2011) por encima de este producto financiero.

Distribución de la propiedad de las acciones.

Según destaca BME, la "generosa" política de retribución al accionista mantenida por las cotizadas española en los últimos años es uno de los motivos que explican este reciente éxito. Una práctica que se se ha materializado de manera creciente en forma de scrip dividend, donde los accionistas pueden elegir el pago del dividendo en acciones o en efectivo.

Haciendo una comparativa con el conjunto de la Unión Europea, el dato relativo a España duplica al conjunto de la UE. Por ejemplo, las familias españolas tienen una participación superior a las francesas (11%), a las inglesas (11%) o a las alemanas (9%).

Propietarios de las acciones cotizadas en la UE.

Los extranjeros poseen el 40%

A pesar del aumento de la presencia de inversores minoristas españoles en la Bolsa, los inversores no residentes se mantienen como los principales propietarios, con un porcentaje del 40,1% de valor de mercado, casi un punto más que el año anterior. Esta participación de inversores extranjeros alcanza un valor de 240.000 millones de euros.

Tras un periodo, 2011 y primera mitad de 2012, de extrema tensión en los mercados financieros españoles, la relajación de los tipos de deuda soberana de española se ha visto refrendada por una pujante inversión extranjera neta positiva en acciones cotizadas.

Las empresas no financieras se mantienen como el tercer grupo de propietarios de la Bolsa española con una cuota del 19%, la más baja desde el año 2000. El endeudamiento de las compañías no financieras españolas, comparativamente alto respecto a otros países desarrollados, está obligando, entre otras medidas, a reducir sus carteras de inversión en acciones cotizadas como medio para aligerar su endeudamiento.

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios