Menú

Estrategia RIS3 o cómo Extremadura reinventa su modelo económico

Una vez corregidos los desequilibrios presupuestarios, Extremadura se centra en la creación de empleo y en atraer inversores.

Una vez corregidos los desequilibrios presupuestarios, Extremadura se centra en la creación de empleo y en atraer inversores.

Proyectar las especialidades de Extremadura en el mundo. Ése es el objetivo principal de la Estrategia Especialización Inteligente (RIS3) de Extremadura, una herramienta que pretende impulsar la competitividad de la región en un contexto global y de forma sostenible en el tiempo.

Con este plan, la región da un paso más en la reinvención de su modelo económico donde, una vez corregidos los desequilibrios presupuestarios, centrarán sus esfuerzos en la creación de empleo y atraer inversión a su territorio.

La comunidad autónoma que preside José Antonio Monago tiene el potencial suficiente para convertirse en un espacio de referencia para la innovación en dos áreas: la sostenibilidad ambiental y la calidad de vida. Y es que la imagen de una Extremadura natural y con calidad de vida, asociada a la gestión sostenible de sus recursos naturales pueden llevarla al camino del éxito.

La clave para conseguirlo está en los sectores de la agroalimentación, las energías limpias, el turismo, la salud y las tecnologías de la información. Además, avanzar hacia el liderazgo científico y tecnológico en estas áreas, supone un factor fundamental para atraer a nuevas empresas a su territorio, lo que implica una mejora de empleo y bienestar para sus ciudadanos.

Para elaborar RIS3, Extremadura ha diseñado una estrategia orientada a priorizar esfuerzos en aquellos sectores económicos en los que se identifiquen ventajas competitivas frente a otras regiones. Así, desarrollando las tecnologías relacionadas con sus fuentes de diferenciación, fundamentalmente basadas en la explotación sostenible de los recursos naturales y culturales y en la calidad de vida, será posible que la región afronte los retos que se plantea Europa en los próximos años.

Una vez determinadas las áreas con mayores posibilidades de expansión, será imprescindible hacer un uso más eficaz de los fondos públicos y, en particular, estimular la inversión privada, para concentrar esos recursos en un número limitado de los sectores decisivos. El plan se ha redactado con la participación del Gobierno de Extremadura, todos los agentes clave de la región y un gran número de expertos.

El Gobierno de Monago va a poner en marcha medidas encaminadas a mejorar la coordinación entre los agentes regionales, así como a potenciar la cooperación entre sus sectores estratégicos.

Una novedad importante del enfoque de RIS3 es que una región tiene que tomar sus decisiones estratégicas teniendo en cuenta su posición relativa a otras regiones de Europa lo que implica que el enfoque de RIS3 requiere mirar más allá de las fronteras administrativas regionales.

Ámbitos de actuación

La implementación de la Estrategia RIS3 se articulará a través de cuatro ámbitos de actuación directamente relacionados con los retos comentados anteriormente:

- La cultura de la innovación y el emprendimiento: se desarrollarán actuaciones orientadas a fomentar el interés de los extremeños por la ciencia y la tecnología, acortando las distancias entre el mundo científico-tecnológico y la sociedad en general.

- El talento especializado: se abordarán acciones para dotar a la región de capital humano altamente cualificado para impulsar las áreas estratégicas de la región. Para ello, se pondrán en marcha medidas relacionadas con los siguientes aspectos:

- El fortalecimiento del tejido empresarial: para fortalecer el tejido empresarial e industrial extremeño, se llevarán a cabo acciones encaminadas a desarrollar un tejido productivo altamente competitivo, apoyar a las empresas de base tecnológica en su creación, impulsar el desarrollo industrial en equilibrio con la protección del medioambiente y apoyar medidas de promoción de las empresas extremeñas.

- Las infraestructuras: es imprescindible contar con un conjunto de infraestructuras que respondan a las necesidades del tejido empresarial. Para ello, es imprescindible que la Administración vele para que la regulación no sea un obstáculo para la actividad innovadora. En cuanto a las infraestructuras, es necesario contar con fórmulas que permitan aumentar la participación privada en los proyectos de I+D, con el fin de asegurar la sostenibilidad en el tiempo de las infraestructuras. Además, es totalmente necesario potenciar el desarrollo de otras infraestructuras clave para la especialización de la región, así como para asegurar la competitividad de las empresas extremeñas.

Con esta visión, con este plan de actuación, y poniendo especial foco en el sector agrotecnológico, Extremadura trabajará en los próximos años, teniendo a la innovación como principal motor de crecimiento, para alcanzar una economía sólida y capaz de competir en los mercados internacionales más exigentes.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD