Menú

La empresa catalana Cata se queda con Fagor

El titular del juzgado, Pedro Malagón, ha dictado una resolución en la que otorga las líneas productivas de la cooperativa a Cata.

LM/ Agencias
28
El titular del juzgado, Pedro Malagón, ha dictado una resolución en la que otorga las líneas productivas de la cooperativa a Cata.

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de San Sebastián ha adjudicado a la empresa catalana Cata los activos de Fagor Electrodomésticos en España.

El titular del juzgado, Pedro José Malagón, ha dictado una resolución en la que otorga todas las líneas productivas de la cooperativa en Gipuzcoa a la compañía catalana, perteneciente al grupo CNA, al considerar que su oferta es superior a la del grupo argelino Cevital.

Cata, a través de la filial Galagarza Electrodomésticos, había hecho una última oferta de 38,5 millones por el denominado Bloque 1 del plan de liquidación de Fagor -las unidades productivas- y de 5,5 millones por el Bloque 2 -activos no afectos, no relacionados directamente con la actividad productiva-, además de garantizar 705 empleos directos el primer año.

La otra empresa interesada en Fagor, el grupo argelino Cevital, propuso pagar 28 millones de euros, no incluyó a la planta de Basauri y prometió 500 puestos de trabajo.

El juez explica que la administración concursal se ha decantado por Cata como mejor oferta y añade que "coincide plenamente" con esta opinión, ya que "no es difícil" hacerlo "dadas las diferencias sustanciales que se dan entre las ofertas definitivas".

Malagón aclara que el auto, que lleva fecha de ayer, se refiere únicamente a las unidades productivas, "sin perjuicio de que la administración concursal, si lo considera conveniente, pueda pedir autorización" para la transmisión del saldo de clientes, por el que Cata oferta 5,5 millones.

El juez desgrana las diferencias entre las dos ofertas y se refiere en primer lugar al perímetro de cada propuesta.

La oferta del grupo argelino

Así, destaca que Cata ha planteado una propuesta "más amplia", ya que "incluye la reactivación de la actividad en todas las unidades productivas que se contemplaban en el plan de liquidación".

Esto significa reabrir las factorías de cocción, lavadoras, lavavajillas, frío, minidomésticos y confort, que se fabricaban en las plantas de Eskoriatza, Arrasate, Bergara y también Basauri.

De hecho, el juez especifica que la oferta incluye la línea completa de confort, que significa "tanto la actividad fabril de la planta de Edesa en Basauri, como un acuerdo de intenciones para la adquisición del 50% de Geyser-Gastech", que es la fábrica de Bergara que Fagor tenía en "joint-venture" con Vaillant.

El auto describe que, por el contrario, la oferta de Cevital no preveía la adquisición de la planta de Basauri, aunque sí una oferta a la chilena Ecomac, interesada en su compra, para reactivarla.

Además, Malagón destaca, como aspecto negativo de la propuesta de Cevital, que su intención al adquirir las líneas de lavadoras, lavavajillas y frigoríficos era "el desmantelamiento de sus actuales ubicaciones en el País Vasco y la continuación de la actividad en otras plantas productivas del grupo", concretamente en Argelia, tal y como reconoció hace una semana en una rueda de prensa el presidente ejecutivo de Brandt-Cevital, Sergio Treviño.

Respecto a los puestos de trabajo, el juez sostiene que "la oferta de CNA contiene un compromiso de empleo acumulado de hasta 850 trabajadores en 4 años, mientas que la de Cevital no llega sino a los 545 trabajadores".

El auto admite que Cevital se ha comprometido a pagar los 28 millones al contado, mientras que Cata plantea un aplazamiento en cuatro pagos, con un primer montante al contado de 20 millones, aunque recuerda que los catalanes presentan avales, por lo que concluye que "la diferencia de precio hace más atractiva económicamente, sin duda, la oferta de CNA".

En su parte dispositiva, el juez aclara que la venta de las unidades productivas se efectuará "en el estado en que se encuentren" y que la adquisición no implica la asunción de las deudas de la cooperativas con los acreedores públicos (Hacienda, Seguridad Social o FOGASA), ni tampoco "la subrogación en parte de los salarios e indemnizaciones pendientes de pago anteriores a la adquisición".

La empresa catalana Cata explicará esta tarde los detalles de su plan industrial en una rueda de prensa que ha convocado en las propias instalaciones de Fagor Electrodomésticos.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco