Menú

El Banco de Inglaterra empieza a barajar subir los tipos de interés

Dos miembros del comité de la entidad monetaria votan a favor de subir los tipos de interés tras años de bajadas.

0

Algo empieza a moverse en el Banco de Inglaterra (BoE). Tras largos años de bajada de tipos hasta alcanzar mínimos históricos e ingentes estímulos monetarios, los miembros del banco central comienzan a barajar la posibilidad de subir los tipos.

Las actas de la última reunión del BoE han sorprendido al mercado a mostrar que dos de los nueve miembros de su dirección han votado a favor de subir los tipos de interés. El BoE comenzó a recortar los tipos de interés en septiembre de 2008. Desde entonces y hasta marzo de 2009 el precio de dinero en Reino Unido bajó desde el 5,0%, hasta los mínimos históricos actuales del 0,5%.

Hasta la reunión del pasado 6 y 7 de agosto, todos los miembros del comité de política monetaria (MPC por sus siglas en inglés) habían votado de forma unánime a mantener los tipos, pero las actas de este último encuentro han revelado este miércoles que dos de los miembros del MPC han votado a realizar una subida en los tipos.

En concreto, Ian McCafferty y Martin Weale mostraron su oposición e indicaron que preferían subir los tipos en 25 puntos básicos. Sin embargo, con respecto al programa de compra de activos, todos los miembros han votado a favor de mantener la cantidad en 375.000 millones de libras, tal y como recoge Bolsamania.

El consenso del mercado esperaba que los nueve miembros del MPC volviesen a votar todos a favor de mantener la política monetaria sin cambios. La reacción del mercado a esta sorpresa ha sido inmediata: la libra subía esta mañana tras conocerse la noticia, mientras que los bonos ingleses a 10 años bajaban.

Subida "limitada y gradual"

La economía británica ha recorrido "más de la mitad" del camino hacia la salida de la crisis, según sostuvo el gobernador del BoE, el canadiense Mark Carney, que prevé una subida de tipos "limitada y gradual" en los próximos meses.

"La expansión se está produciendo y el impulso es más firme", señaló en una entrevista al diario Sunday Times el pasado domingo, tras destacar que la economía y el sistema bancario británicos han recorrido "más de la mitad del camino hacia la línea de llegada".

Algo más de un año después de tomar el mando del banco central británico, Carney se mostró confiado en que el "salario real", la medida de la capacidad adquisitiva de los británicos, aumentará a partir del próximo año, si bien se mostró partidario de no esperar ese avance para comenzar a subir los tipos, que se mantienen en el mínimo histórico del 0,5 %. El gobernador alertó asimismo de que algunos bancos británicos podrían requerir captar más capital como resultado de las pruebas de estrés previstas para otoño.

Días después de que el Banco de Inglaterra aumentara sus previsiones de crecimiento para 2014 hasta el 3,5 por ciento, Carney señaló que espera que el desempleo, en el 6,5 % entre marzo y mayo de este año, se sitúe por debajo del 6 % a finales de 2015.

A finales de julio, la Oficina Nacional de Estadísticas británica (ONS) divulgó un crecimiento del producto interior bruto (PIB) del 0,8 % en el segundo trimestre del año, por encima de los niveles alcanzados antes del comienzo de la crisis, en 2008. Según esas cifras, el PIB británico en el segundo trimestre fue un 3,1 % más alto que el registrado en ese mismo periodo de 2013, el mayor incremento anual desde finales de 2007.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD