Menú

El mercado laboral registra su primer mes de agosto sin crisis

El paro sube y la afiliación baja en agosto, pero al ritmo de un año normal. España registra el mejor agosto en materia laboral de la crisis.

0
El paro sube y la afiliación baja en agosto, pero al ritmo de un año normal. España registra el mejor agosto en materia laboral de la crisis.

El paro registrado sube y la afiliación a la Seguridad Social baja en el mes de agosto, acabando así con la positiva racha que venía registrando el mercado laboral desde comienzos de año. Sin embargo, lo primero que cabe señalar es que agosto es un mes tradicionalmente malo en materia de paro y creación de empleo debido a la finalización de los contratos temporales propios de la temporada estival.

En un país en el que el turismo es una de las principales industrias, la evolución del mercado de trabajo a lo largo del año está fuertemente influenciada por la estacionalidad, de modo que la primera mitad del año suele ser buena y la segunda mala en el ámbito laboral.

Así pues, el hecho de que el paro suba y la afiliación baje en el mes agosto no es ninguna novedad, lo raro sería lo contrario. Por ello, la clave radica en analizar los datos en función de lo que ha sucedido en los ejercicios previos. Y las cifras a este respecto son claras: España acaba de registrar el segundo mejor agosto en materia de paro desde el 2000, y el mejor en cuanto a empleo desde el inicio de la crisis.

En concreto, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo (antiguo Inem) subió en 8.070 personas respecto a julio, hasta un total de 4.427.930 desempleados, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Aunque este incremento acaba con la racha de descensos que llevaba registrando el paro en los últimos seis meses, se trata del segundo mejor dato en un mes de agosto desde el año 2000, tras el descenso de 31 parados registrado en 2013.

En este sentido, cabe recordar que en la última década el paro ha aumentado en una media de 49.000 personas en agosto, y la mayoría de analistas avanzaba una subida de 21.000 personas para este mes, de modo que el dato en sí no es malo si se compara con la tendencia histórica.

Además, una vez eliminado el efecto estacional, es decir, el impacto coyuntural del turismo sobre el mercado de trabajo, el paro bajó en 11.091 personas respecto a julio, el mayor descenso en un mes de agosto desde 2002, con excepción del año pasado, cuando cayó en algo más de 20.000 personas. Así pues, en términos desestacionalizados, se trata del segundo mejor agosto en doce años en materia de desempleo.

Asimismo, el paro descendió en 270.853 personas a lo largo de los últimos doce meses, a un ritmo del -5,76%, la mayor disminución interanual en un mes de agosto de toda la serie histórica. Igualmente, la reducción acumulada durante los ocho primeros meses del año se sitúa en 273.408 parados, la mayor desde 1998.

El mejor dato de afiliación desde 2005

Algo similar sucede en materia de empleo. La Seguridad Social perdió una media de 97.582 afiliados respecto a julio (-0,58%), situando el volumen de ocupados en un total 16.649.521 personas, poniendo fin a una racha de seis meses consecutivos al alza.

Sin embargo, se trata del menor incremento mensual desde 2005. Además, una vez eliminado el efecto estacional, la afiliación bajó en 2.297 personas, el mejor resultado de los últimos siete años. De este modo, pese a todo, el empleo acaba de registrar el mejor agosto desde el estallido de la crisis, a mediados de 2007.

Por último, el número de afiliados aumentó en 321.833 personas respecto a agosto de 2013 (1,97%), registrando así el primer incremento interanual en este mes desde 2007, mientras que el sistema ha ganado ha ganado 291.880 afiliados en lo que va de año.

Como un año sin crisis

A modo de conclusión, estos datos de paro y afiliación reflejan la evolución propia en un mes de agosto sin crisis. El paro sube y la afiliación cae, como lo ha hecho siempre, pero al ritmo de un ciclo económico normal, lo cual permite avanzar que España registrará en 2014 la primera creación neta de empleo desde que comenzó el actual período de graves dificultades económicas.

No en vano, en la actual crisis, el desempleo ha aumentado en una media de 50.564 parados en los meses de agosto (agosto 2007-agosto 2014) y se ha destruido una media de 149.487 puestos de trabajo, frente a los 8.070 parados más y los 97.582 afiliados registrados el pasado mes. Asimismo, por primera vez desde 2006, el paro cae (-5,8%) y la afiliación sube a nivel interanual (1,97%).

Por último, en el lado negativo, destacan dos datos: por un lado, el persistente problema de la dualización que sufre el mercado laboral entre contratos temporales e indefinidos, y que intensifica la fuerte volatilidad que presenta el trabajo en España; y, por otro, el lento y frágil ritmo de creación de empleo que registra España, del todo insuficiente para reducir de forma drástica la tasa de paro a corto y medio plazo.

Es decir, con la actual tendencia, España seguirá registrando un desempleo de dos dígitos, e incluso superior al 20%, durante años, siempre y cuando la economía siga creciendo y no se vuelva a caer en recesión.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot