Menú

Alemania, Bélgica, Reino Unido y Suecia: los países de la UE con más empleos vacantes

En el país germano, un 2,8% de los puestos de trabajo no está cubiertos. Idiomas y preparación técnica grandes handicaps para los jóvenes españoles.

0
En el país germano, un 2,8% de los puestos de trabajo no está cubiertos. Idiomas y preparación técnica grandes handicaps para los jóvenes españoles.
Imagen de una planta de Mercedes en Affalterbach, Alemania, el país con una tasa de vacantes más alta de la UE. | Corbis

Casi tres de cada cien puestos de trabajo en Alemania están sin ocupar. Puede no parece mucho, pero en términos absolutos hablamos de un millón de empleos para los que las empresas germanas no encuentran candidatos cualificados.

Están en todos los sectores, pero especialmente en los servicios para empresas y en la construcción. ¿Pueden considerarse como una oportunidad para los parados españoles? Quizás, pero evidentemente, si se ha llegado a esa situación es porque no es sencillo cumplir con los requerimientos del empleador.

Este martes, la oficina de estadísticas de la UE, Eurostat, publicaba una de esas series que pasan desapercibidas aunque tienen una enorme importancia. Se trata del informe sobre la ratio de puestos trabajos vacantes. Como puede verse en el siguiente gráfico, en todos los países de la UE tienen un cierto porcentaje de empleos que permanecen sin ocupar, bien sea porque las empresas no encuentran candidatos con la cualificación necesaria o porque no existe acuerdo sobre las condiciones del puesto.

Por una parte, hay que tomar los números con una cierta cautela. De otra forma no sería comprensible que en un país como España, con más de 5,5 millones de parados, exista un 0,6% de empleos vacantes (unos 100.000 en términos absolutos). Las explicaciones para este fenómeno, aparentemente contradictorio pueden ser muchas: rigidez del mercado, falta de determinados especialistas, desconexión entre empresas y organismos de formación, etc...

Sin embargo, esto no quita validez a la estadística. Especialmente porque puede verse una fuerte correlación entre la tasa de paro y el porcentaje de empleos vacantes (algo lógico). Esto quiere decir que en los países con un porcentaje más elevado, probablemente las oportunidades sean mayores. No hay que pensar en que cualquiera que llegue a Alemania con ganas de trabajar vaya a encontrar el empleo soñado al día siguiente.

Vacantes. UE. Segundo trimestre 2014

De todos los países incluidos en el estudio, Alemania (2,8%), Bélgica (2,4%), Reino Unido (2,3%) y Suecia (1,8%) son los que tienen un porcentaje más alto de vacantes. Pueden parecer cifras pequeñas, pero en valores absolutos no lo son tanto. Por ejemplo, en el país germano hablamos de 946.000 empleos y en las islas británicas de 539.000. Esto quiere decir que sólo entre estos dos países hay 1,5 millones de empleos sin cubrir. No es una cifra menor.

Muchos de los parados que hay en España se preguntarán si ellos podrían ocupar estos puestos de trabajo libres. Cientos de miles ya han salido al extranjero en busca de una oportunidad. Para valorar las opciones de cada uno hay, sobre todo, tres aspectos esenciales: la carrera profesional (el CV que puedan presentar), el domino de idiomas y la cualificación. Desgraciadamente, en ninguno de los tres aspectos nuestro país sale bien parado.

En lo que hace referencia a las carreras profesionales, muchos jóvenes españoles parten en condiciones inferiores a sus colegas de otros países. La estructura dual de nuestro mercado de trabajo no facilita el desarrollo de una vida laboral convencional. Y al salir al extranjero eso se nota. Un currículum en el que se encadenan contratos temporales y en el que no hay una experiencia de peso en un sector o una empresa no será sencillo de defender en una entrevista de trabajo. La trampa de nuestro mercado laboral penaliza incluso fuera de España.

Tampoco en idiomas podemos presumir demasiado. Según el índice sobre conocimiento del inglés que elabora Education First, nuestro país está en el puesto 23 de los 60 países analizados, por detrás de prácticamente todos nuestros socios de la UE (incluidos países como Polonia, Letonia, Portugal o Eslovaquia) y a años luz de los mejor preparados (Suecia, Noruega, Holanda o Dinamarca).

Por último, en lo que hace referencia a las titulaciones, también tenemos mucho camino por andar. España ya está al nivel de sus vecinos en lo que hace referencia al porcentaje de titulados universitarios (que luego esos licenciados trabajen en puestos para los que están sobrecualificados es otra cuestión).

Pero sigue existiendo un enorme agujero en titulaciones de nivel medio: FP superior y bachillerato. El último informe de la OCDE sobre la educación española volvía a ponerlo de manifiesto. El problema es que este tipo de profesionales es en muchos casos el más demandado en la UE.

Además, estos trabajadores suelen ser más flexibles y tienen más capacidad para moverse entre diferentes profesiones que aquellos con una titulación superior (más anclados a su sector) o aquellos que se quedaron por el camino (sólo tienen acceso a puestos de baja cualificación).

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD