Menú

El Gobierno se gasta 890 millones en subvenciones a la compra de coches

El Ejecutivo ha aprobado una dotación de otros 175 millones de euros en un séptimo Plan PIVE que entrará en vigor en 2015.

10
El Ejecutivo ha aprobado una dotación de otros 175 millones de euros en un séptimo Plan PIVE que entrará en vigor en 2015.

El Gobierno incrementa la factura para reactivar el sector automovilístico español vía subvenciones. Ya son 7 las ediciones del Plan PIVE que se han aprobado. La última, anunciada por los fabricantes este miércoles, añade otros 175 millones de euros a los 715 millones que se han desembolsado desde 2012.

En total, las ayudas ascienden a 890 millones de euros. El Gobierno ha incluido esta última partida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015 con la misma excusa de siempre: retirar de la circulación los turismos más antiguos para sustituirlos por nuevos modelos, que consumen menos y emiten menos CO2.

En líneas generales, la ayuda por automóvil asciende a 2.000 euros (hay dotaciones especiales para familias numerosas y vehículos para personas con movilidad reducida). La mitad, 1.000 euros, corre a cargo del contribuyente vía PGE y la otra mitad, del fabricante, que podrá realizar un descuento mayor. Para beneficiarse de la subvención, el comprador sólo deberá entregar un coche de más de 10 años de antigüedad que irá directo a parar al desguace. Entonces, podrá acogerse al descuento directamente en el concesionario.

Como ya denunció Libre Mercado, durante las primeras 5 ediciones del Plan, la normativa no exigía al titular del coche destinado a la chatarra haber sido poseedor del vehículo durante una duración determinada, por lo que muchos conductores adquirían vehículos ya desmatriculados horas antes de la compra y por cantidades irrisorias para beneficiarse de la ayuda. En muchos casos, desguaces y concesionarios eran los que les incitaban a esta práctica poniendo a su disposición vehículos que ya estaban fuera de circulación. Así, mientras el objetivo de renovar el parqué de coches en España se esfumaba, se empezó a generar un mercado de compraventa de vehículos inservibles.

Para evitar que se entreguen coches en desuso, el Gobierno incluyó en el Plan PiIVE 6 una cláusula que obliga a los vehículos antiguos haber estado en circulación un año antes. Para comprobarlo, les exige que hayan abonado el impuesto de circulación.

No es de extrañar que en su foro anual, Anfac, la patronal de los fabricantes de automóviles haya aplaudido el nuevo Plan PIVE establecido para el año que viene. Hasta ahora, el Gobierno mantenía en vigor estas subvenciones durante 12 meses o hasta que se acabara la dotación, aunque siempre se acababan antes .

En concreto, según los datos de IDAE, hasta el pasado lunes 13 de octubre se agotó el 72% de los 175 millones de euros de presupuesto con el que está dotado el Plan PIVE 6, que entró en vigor a finales del pasado mes de junio. A pesar de que se les avecina una nueva lluvia de millones, desde Anfac han pedido al Gobierno que prorrogue esta ayuda hasta final de año.

España vuelve al top 10 de la fabricación

Las subvenciones a la compra de coches han animado al sector de la automoción y han influido de manera decisiva en que las fábricas de coches españolas regresan a la liga de los primeros productores de vehículos mundiales.

Tanto es así, que el vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero, ha confirmado que la industria del automóvil ha acelerado su actividad para volver al Top 10 de los fabricantes, una posición que perdió en el año 2012. Con una fabricación de 1,29 millones de automóviles, España fabricó un 11,85% más que el año anterior.

Nuestro país, que estaba en el duodécimo puesto, ha adelantado a Rusia y a Canadá en el ranking y se ha situado detrás de Brasil, que ha perdido un puesto, y de México, que ha subido un escalón. Además, tal y como se observa en el gráfico, España es el único país que ha logrado un avance significativo en este ámbito.

Armero ha avanzado que desde la patronal prevén que la fabricación de vehículos cierre el año con 2,4 millones de unidades ensambladas en territorio nacional y que en 2015 alcancen los 2,6 millones, un 8% más.

Respecto a las ventas también hay buenas noticias. Según Anfac, las matriculaciones de vehículos en el mercado español superarán durante el próximo ejercicio la barrera del millón de unidades, con un volumen de 1,05 millones de vehículos (turismos, comerciales e industriales), lo que supondrá un aumento de hasta el 9% en comparación con las cifras de 2014. En la actualidad, España ocupa el decimoquinto puesto en el ránking mundial de ventas. Ahora el dilema está en qué pasará cuando se cierre el grifo de las subvenciones.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios