Menú

¿Punto de inflexión? La creación de empleo pisa el freno en octubre

España sumó 330.147 afiliados en doce meses, a un ritmo del 2% anual, pero la creación de empleo empieza a mostrar síntomas de ralentización.

4
El paro registrado se sitúa en el umbral de los 4,5 millones en octubre.

Octubre suele ser un mal mes en materia laboral debido a la finalización de la campaña veraniega. El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en 79.154 personas respecto a septiembre, hasta un total de 4.526.804 desempleados, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Empleo.

Se trata del menor descenso en este mes desde 2010. En los últimos seis años, el paro registrado ha aumentado por término medio en los meses de octubre en más de 118.000 personas.

La Seguridad Social, por su parte, ganó una media de 28.817 afiliados (+0,17%), hasta registrar un total de 16.690.520 ocupados en octubre. Este incremento es inferior al registrado hace justo un año, cuando la afiliación aumentó casi en 55.000 personas, pero mejora los datos obtenidos en todos los meses de octubre del periodo 2008-2012, en los que se perdieron cotizantes.

Dicho de otro modo, el paro casi siempre sube en octubre, y este año no ha sido diferente, salvo que registró el menor aumento desde el inicio de la crisis, exceptuando octubre de 2010.

Y algo similar sucede con la afiliación, ya que la ocupación creció respecto a septiembre, por segundo año consecutivo en un mes de octubre desde 2007.

Sin efecto estacional

Otra forma de verlo es eliminando el efecto estacional para obtener, así, una evolución homogénea del mercado laboral con independencia del momento concreto del año.

Los datos, en este caso, son positivos, ya que el paro bajó en 19.393 personas, el mejor dato en un mes de octubre desde 1998, mientras que la afiliación sumó 5.209 cotizantes por segundo año consecutivo, aunque se trata de una cifra muy inferior a la registrada en octubre de 2013 (+31.712).

Tendencia positiva en el último año

Lo más relevante, sin embargo, es la evolución que presentan ambos indicadores tomando como referencia un espacio de tiempo más prolongado para observar si la tendencia laboral es o no positiva. Y la clave aquí es que, por el momento, paro y afiliación evolucionan favorablemente.

En los últimos doce meses, el desempleo acumula un descenso de 284.579 personas, lo que supone una caída interanual del 5,91% y la mayor disminución en un mes de octubre desde 1998. El paro oficial lleva justo un año registrando bajadas a nivel interanual.

Asimismo, en lo que va de año (enero-octubre), el paro cayó en 174.534 personas, su mayor reducción desde 1998, mientras que en el mismo período de 2013 el descenso se limitó a 37.340 desempleados.

Por último, la Seguridad Social también sumó cotizantes a nivel interanual por noveno mes consecutivo. En concreto, el sistema registró 330.147 ocupados más respecto a octubre de 2013, el mayor incremento anual en dicho mes desde el estallido de la crisis, mientras que en lo que va de año los nuevos puestos de trabajo ascienden a casi 333.000. Esto significa que España sigue creando empleo a un ritmo del 2% interanual, el mayor avance desde la época de la burbuja inmobiliaria.

La amenaza latente

El problema, sin embargo, es que el ritmo de creación de empleo empieza a mostrar los primeros síntomas de ralentización. La afiliación no ha dejado de crecer a nivel interanual desde el pasado febrero, pero tocó techo en septiembre, cuando avanzó un 2,18% y sumó 356.000 cotizantes, ya que en octubre también subió, pero algo menos (+2,02% y 330.000 afiliados extra).

La cifra es aún más relevante si se tiene en cuenta que la ocupación no ha dejado de evolucionar favorablemente desde principios de 2013. Tras la reforma laboral, la destrucción de empleo empezó a frenarse de forma sustancial para, posteriormente, comenzar a crear puestos de trabajo en cuanto España salió de la recesión. Octubre ha roto con esta tendencia por primera vez en casi dos años, lo cual podría suponer un preocupante punto de inflexión en el mercado laboral en caso de que se confirme esta ralentización en los próximos meses.

A este respecto, cabe recordar que el PIB se desaceleró hasta el 0,5% en el tercer trimestre frente al 0,6% del segundo y nada indica que vaya a repuntar en los próximos meses tras el frenazo que está experimentando la zona euro. Así pues, aunque los datos de paro y afiliación en octubre son, en términos generales, positivos, avanzan una cierta ralentización de los registros laborales.

"En la medida en que gane dimensión y se prolongue la recaída de actividad en el núcleo de la zona Euro, existe una alta probabilidad de que la menor demanda externa procedente de estos países se traslade a una menor actividad y empleo de los sectores económicos españoles más expuestos hacia el exterior", advierte la patronal de empresas de trabajo temporal Asempleo.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco