Menú
Antonio Banda

El asesoramiento automático, una nueva era

El asesoramiento automático lleva más de tres años funcionando en EE.UU. y proporciona resultados excelentes para los inversores en fondos.

Antonio Banda
0

La actual masificación de la información económica sobre la inversiones, la creciente actividad de las operaciones financieras y el incremento de desconfianza en el asesoramiento tradicional, está generando un cambio en los hábitos de los inversores.

La automatización y la tecnología están en auge, lo que provoca un punto de inflexión en la prestación de servicios. Ahora se puede acceder a información útil actualizada desde prácticamente cualquier lugar y a través de cualquier dispositivo. Por tanto, el beneficio más destacado de este fenómeno es la inmediatez de la información, lo que resulta vital para que el inversor obtenga las claves que le ayuden a optimizar la rentabilidad de sus inversiones.

A la hora de organizar su vida financiera, el inversor tiene 3 posibles opciones: puede hacerlo por si mismo, con la ayuda de un asesor financiero tradicional o contratar un asesor automático.

El inversor puede gestionar por sí mismo sus inversiones gracias a la disposición de información completa y actualizada como ya hemos comentado, sin embargo, hay que saber interpretarla y utilizarla. Ahí es donde entra en juego el papel del asesor ayudando a crear carteras de fondos siendo ese el valor añadido para el inversor ya que las crea teniendo en cuenta las expectativas de rentabilidad y los riesgos. Además hay que considerar que el asesor cuenta con disciplina, experiencia y objetividad en las decisiones al no verse ningún factor emocional implicado. Un buen asesor será capaz de gestionar no sólo activamente la cartera de sus clientes sino que, además, tendrá la capacidad de proponerle cambios y ajustes.

¿Qué ventajas presenta el asesoramiento automático?

Consigue aunar las ventajas de las dos opciones anteriores. El asesoramiento automático lleva más de tres años funcionando en EE.UU. y proporciona resultados excelentes para los inversores en fondos. La contratación de un asesor financiero automático ofrece ahorro de tiempo y costes, y te da más control sobre tu situación financiera:

  1. Ahorro de tiempo: los asesores financieros automáticos tienen un servicio de seguimiento con informes sobre los movimiento recomendados a realizar y las situaciones de mercado presentes y futuras. El asesoramiento automático se obtiene prácticamente de forma inmediata.
  2. Ahorro de costes: resulta asequible tanto para inversores principiantes como para veteranos. El servicio no hace diferenciación económica según la cantidad disponible para invertir. Los asesores automáticos suelen cobrar una cuota fija mensual o anual por sus servicios.
  3. Autonomía y control: el asesor financiero automático te muestra cómo utilizar tu cartera de fondos y a ser independiente, la solución ideal para aquellos inversores que buscan tener un control total sobre sus inversiones.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD