Menú

En las tripas de Amazon: así funciona la tienda más grande del mundo

San Fernando de Henares alberga el único almacén de Amazon en España. La compañía custodia sus productos en un espacio igual a 7 campos de fútbol.

18
San Fernando de Henares alberga el único almacén de Amazon en España. La compañía custodia sus productos en un espacio igual a 7 campos de fútbol.
Así gestiona Amazon tus pedidos

Work hard, have fun and make history (trabaja duro, diviértete y haz historia). El famoso eslogan de la plataforma de comercio electrónico más grande del mundo es lo primero que nos encontramos un grupo de curiosos periodistas antes de franquear las puertas del único almacén de Amazon en España.

La nave está situada en el polígono industrial del municipio madrileño de San Fernando de Henares y lleva en funcionamiento desde el 18 de octubre de 2012, un año después de que Amazon comenzara a operar en nuestro país. Actualmente, Amazon.es tiene a la venta 48 millones de productos en una clasificación interminable de categorías: electrónica, bricolaje, cocina, juguetes, deportes, zapatos...

El crecimiento de esta infraestructura desde su inauguración va a una velocidad de vértigo. Los 28.000 metros cuadrados iniciales sobre los que comenzó su andadura se han convertido en 60.000, lo que supone un espacio equivalente a siete cambios de fútbol. Además, en tan sólo dos años, su plantilla ha pasado de 50 empleados a 370 personas.

Pero la compañía de Jeff Bezos quiere más. El director general de Amazon en España, François Nuyts, señala que Amazon tiene previsto abrir otro centro logístico en España, aunque no quiere desvelar cuál será su ubicación ni cuándo tienen pensado comenzar a construirlo (Cataluña suena como una de sus principales candidatas).

"Todavía tenemos espacio disponible aquí y cuando ya cubramos todos los huecos, será cuando nos plateemos hacer otro centro", comenta el director de operaciones la empresa, Fred Pattje, otro de los encargados en acompañar a los visitantes. "En el mercado español hemos entrado más tarde que en el resto de países europeos, pero estamos creciendo muy deprisa", apunta.

Amazon eligió Madrid para instalar su centro logístico "principalmente por situación geográfica", asegura Nuyts a Libre Mercado. "Madrid es el lugar más apropiado para entregar un pedido de la manera más rápida posible a cualquier parte del país", comenta. El directivo celebra las ventajas que ofrece la región para poner en marcha un negocio. "En Madrid hay un deseo de hacerlo todo más fácil y eso, para las empresas que queremos innovar, es decisivo si queremos alcanzar el éxito", explica.

¿Qué hay detrás del 'clic'?

El centro logístico de Amazon es una auténtica mini ciudad donde los edificios ha sido sustituidos por cajas. Las calles están pintadas de azul e incluso hay pasos de cebra para evitar ser atropellado por alguna carretilla elevadora despistada.

La primera parada del tour de Amazon comienza en una especie de fotomatón. Un empleado de la empresa estadounidense realiza una foto de un filtro de un coche (sí, Amazon también vende piezas de automóviles). "Se trata de un producto nuevo" -explican-, y la tarea de este trabajador es realizar las fotos pertinentes, siguiendo el criterio de estilo de Amazón, para luego subirlas a la web. Esta máquina realiza entre 600 y 800 instantáneas al día.

Si el producto ya está en catálogo, pasa directamente a una báscula donde y se mide y se pesa. Este paso es muy importante porque será decisivo a la hora de introducirlo en la caja de Amazon correspondiente. Una vez pesado, el articulo pasa por una banda que, dependiendo de su tamaño, lo va dirigiendo a los diferentes puestos del control de calidad.

Seis segundos para ver los seis lados. Ésa es la regla de oro de los almacenes de Amazon. Los empleados tienen seis segundos para verificar que las seis caras del artículo que van a vender están en perfecto estado. Después, se etiqueta. Desde su entrada en el almacén, cuatro empleados diferentes comprueban el producto bajo esta regla.

Otro punto clave en el proceso de almacenaje es el método para colocar el producto en su infinita red de estanterías. Siguiendo la teoría del caos organizado, y en contra del funcionamiento de cualquier almacén de a pie, Amazon no ordena sus artículos por marcas ni categorías, sino que los reparte por todas sus instalaciones para que sus empleados, estén donde estén, puedan ir a buscar cualquier producto en el menor tiempo posible.

"La norma es: donde haya un hueco, ahí va el producto. Es el empleado el que elige dónde quiere colocar del producto y sólo tiene que chequearlo picando el código de barras para informar al sistema de dónde está", explica el director de operaciones. Hasta que el producto no está situado en la estantería, no aparece en el catálogo como disponible.

Cuando se realiza un pedido, es otro el empleado el que se encarga de recoger el artículo de su estantería para proceder a la impresión de la factura y a su posterior empaquetado. "No queremos mezclar los procesos", nos cuentan. La compra pasa por otro escáner que elabora la factura, se introduce el recibo en la caja correspondiente y se empaqueta. Los paquetes pasan por otra cinta que, dependiendo de su peso, tamaño y destino, decide con qué compañía es más rápido y barato viajar (SEUR, UPS, MRW...).

Contratará a 280 empleados más

La próxima campaña de Navidad "será la mayor de la historia de Amazon en España", avanza Pattje. El centro logístico ya lo tiene todo listo para hacer frente a la época de mayor actividad del año. Para ello, Amazon contratará a 280 empleados temporales, lo que significa que en el periodo navideño 650 personas trabajarán en el almacén de Madrid.

El 16 de diciembre del año pasado, una semana antes de Navidad, fue el día de mayor actividad (peak day) de Amazon en España. En esas 24 horas, Amazón.es recibió 130.000 pedidos o, lo que es lo mismo, 91 pedidos por minuto. El récord de pedidos se registró las 22:28 horas. Durante el último trimestre de 2013, salió de las instalaciones de San Fernando un camión cada 21 minutos.

"Los consumidores españoles esperan mucho más para realizar sus compras navideñas que franceses o ingleses, cuyos mayores picos de compras se suceden la primera semana de diciembre", explican. "Además, en España es en el único país donde hay dos picos de compra: Navidad y Reyes Magos", añaden. Otra de las diferencias con el resto de vecinos europeos es el horario de compra. "Son las 12 de la noche y el consumidor español sigue comprado", destacan.

Más datos interesantes

  • El centro logístico tiene almacenados 4,3 millones de artículos.
  • Con el centro de Madrid, ya son 28 almacenes los que Amazon tiene repartidos en seis países europeos.
  • Posee 18 kilómetros de estanterías, un 159% más que hace un año, lo que equivale a cuatro veces la altura del Teide.
  • Tiene 124 kilómetros de baldas con las que se podría dar la vuelta a la M-30 cuatro veces poniéndolas una detrás de otra.
  • Cuenta con 2,6 kilómetros de cinta transportadora.
  • En la campaña de Navidad del año pasado se utilizaron 24 kilómetros de papel de regalo, una cantidad con la que podría cubrir dos veces el Paseo de la Castellana.

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios