Menú

España ofrece grandes "incentivos a la corrupción política"

España permanece en el mismo nivel que el año pasado en el ranking de Percepción de la Corrupción.

15

La corrupción es un problema de todas las economías del mundo. No es un caso particular en España, no es que los políticos de nuestro país sean más corruptos y menos transparentes que los políticos suizos. El problema radica, según la ONG Transparencia Internacional, en los incentivos.

"En España hay un alto nivel de corrupción política porque el sistema de incentivos y desincentivos a que haya más corrupción" es deficiente, ha asegurado Manuel Villoria, Catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos durante la presentación del estudio Índice de Percepción de la Corrupción. "El clientelismo, la endogamia, la politización en la selección de personal" en la Administración Pública, son algunos de los aspectos preocupantes que incentivan la corrupción en la política española.

Para desincentivarla, Transparencia Internacional insta a "profesionalizar la administración pública". A preguntas de Libre Mercado a este respecto, Villoria ha destacado que es fundamental "acabar con la libre designación en los nombramientos superiores en la administración pública" porque hay métodos muy serios y rigurosos, que se conocen en todo el mundo, "para nombrar directivos y puestos superiores en la administración".

Además, recomienda "crear una función directiva profesional como existe en multitud de países desarrollados donde los directivos generales no cambian cuando cambia cada gobierno" porque han sido designados por motivos de mérito y capacidad y "mientras cumplan objetivos se mantendrán esté el gobierno que esté".

La corrupción "no es sistémica" en España

España consolida la puntuación que recibió en 2013. El año pasado nuestro país se quedó en el puesto 37 entre los 175 países estudiados. España baja tres puestos con respecto a 2013 (desde la posición 40), pero no por méritos propios sino por el empeoramiento de otros países. Por delante, los principales países de la Unión Europea. Pese a que es una de las principales preocupaciones para los españoles, según el informe, la corrupción en España no es sistémica.

Así, España se sitúa por detrás de países como Polonia, Taiwan o Puerto Rico, y por delante de Israel, Eslovenia o Lituania. No hay sorpresas en los puestos altos de la tabla. Dinamarca es, según la ONG, el país con mejor puntuación en el índice de percepción de la corrupción.

Lo que sucede es que se han producido numerosos casos de corrupción política en los niveles superiores de los partidos políticos y gobiernos locales autonómicos. La politización de todos los sectores de la economía y los incentivos favorecen esta corrupción.

Desde Transparencia Internacional, en voz del abogado Antonio Garrigues, aplauden la Ley de Transparencia aunque consideran que no va a "corregir de golpe la corrupción" pero que ayuda a mejorar la percepción.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation