Menú

IU imita a Podemos en Rivas y declara ilegal parte de su deuda

El Grupo Municipal de la formación ha aprobado en sesión plenaria declarar ilegítima parte de la deuda del ayuntamiento.

100
El Grupo Municipal de la formación ha aprobado en sesión plenaria declarar ilegítima parte de la deuda del ayuntamiento.

Izquierda Unida (IU) se adelanta a Podemos en Rivas. Aunque el partido de Pablo Iglesias todavía no ha ganado las generales, ya hay quien está decidido a poner en marcha algunas de las líneas maestras de su programa electoral. Este es el caso del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, que se propuso la semana pasada en sesión plenaria declarar ilegítima parte de su deuda.

Al más puro estilo Podemos, la moción incluyó también la propuesta de poner en marcha una "auditoría ciudadana" del pasivo del cabildo madrileño. Esta "auditoría" de la deuda es cuanto mínimo una propuesta curiosa, porque IU lleva gobernando en Rivas desde 1991. O por decirlo de otra manera, si el municipio está ahogado por una montaña de facturas es porque los alcaldes y concejales de la formación comunista así lo han querido. No se sabe muy bien contra quién protestan ahora o a quién le echan la culpa de esto.

Para calcular la cuantía de la deuda que no tiene intención de pagar, Izquierda Unida, que gobierna en coalición con Los Verdes, ha realizado un curioso cálculo. Según el portavoz del grupo municipal madrileño, en sus cuentas figuran como deuda "ilegal" 5,3 millones de euros. Esta cantidad surge de "la diferencia entre los intereses crediticios que el ayuntamiento está obligado a pagar a los bancos (por encima del 5%) en el marco del Plan de Pago a Proveedores de 2012" y el interés inferior al 1% que paga la banca por el dinero que recibe del Banco Central Europeo (BCE).

Para entender la extraña relación entre el Plan de Pago a Proveedores, el BCE y las deudas del ayuntamiento con los bancos hay que remontarse dos años atrás. El Ministerio de Hacienda aprobó en febrero de 2012 un plan para que los proveedores cobraran más rápido sus deudas con las CCAA y los ayuntamientos españoles, que ascendió a 35.000 millones. El departamento de Cristóbal Montoro acordó con la banca a través de un consorcio con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) que los proveedores pudieran cobrar sus facturas directamente en las entidades financieras. Entonces, se fijaron unos intereses en el entorno del 5% (en realidad era el interés del Tesoro español 3,5% más un diferencial de 115 puntos básicos).

La vía elegida por el Gobierno de que fueran los bancos los que financiaran el Plan de Pago a Proveedores y no, por ejemplo, el propio Estado no ha gustado nada al Ayuntamiento de Rivas. El gobierno municipal de IU ha acusado de impulsar el "rescate encubierto de la deuda privada de la banca, saneándola a costa de los servicios públicos".

En el caso concreto del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, el plan de Pago a Proveedores del Gobierno le adelantó un total de 42,3 millones de euros con los que pudo hacer frente a sus facturas pendientes.

Contra la banca

Para el portavoz del Gobierno regional, Curro Corrales, "esos 5,3 millones de euros han dejado de destinarse a nuestros polideportivos, nuestras bibliotecas públicas o la atención a nuestras personas mayores, sin que lo haya decidido nadie más que los bancos".

Esta interpretación es cuanto menos curiosa. El ayuntamiento de Rivas comprometió esos 42,3 millones y luego no los pagó. Esto generó que muchas pequeñas empresas que habían confiado en esta administración se encontraran con facturas sin pagar. Puede que algunas de estas pymes quebraran a cuenta de los impagos de la corporación municipal. A lo largo de 2012, el Gobierno lanzó un plan para que todos los ayuntamientos se pusieran al día. En aquel momento, la capacidad del Reino de España para captar otros 35.000 millones en el mercado era bastante limitada. Así que se decidió hacerlo a través del ICO y la banca. Y ahora, uno de esos ayuntamientos morosos que no había pagado a sus proveedores dice que la deuda que contrajo voluntariamente es "ilegítima".

En este sentido, al menos IU reconoce que el Plan de Pago a Proveedores "era necesario" debido a los "retrasos" en el abono de las deudas adquiridas por los ayuntamientos que estaban atravesando "dificultades de liquidez en su tesorería". Su problema es que consideran que el Gobierno central tomó la "peor decisión posible" para solucionarlo.

Y aquí es cuando entra el Banco Central Europeo (BCE) en juego. IU argumenta que "mientras el BCE inyecta liquidez a la banca, a un interés inferior al 1%, esas entidades privadas traducen los créditos a las Administraciones Públicas a través de intereses superiores al 5%. Por tanto, el Estado está prestando a un tipo inferior cargando los intereses de su endeudamiento financiero, como déficit público, desviando recursos (sanidad, educación...) y justificando políticas de recortes por el déficit excesivo".

Hay varios puntos oscuros en el texto de la moción, con expresiones y afirmaciones difíciles de entender. Además, surgen al menos un par de cuestiones sin respuesta en el documento. Primero, si el Ayuntamiento de Rivas acudió al Plan de Pago a Proveedores pagando un interés del 5,44% fue porque nadie más estaba dispuesto a financiarlo. Algo que no era extraño teniendo en cuenta sus atrasos en los pagos. En segundo lugar, la banca cuando acude al BCE a pedir un préstamo tiene que poner fuertes garantías como colateral, garantías que en muchos casos son deuda del Estado, que se beneficia así de este mismo juego. Tampoco debería extrañar a nadie que los bancos pidan dinero más barato de lo que lo prestan. Ése es su negocio y por eso soportan el riesgo de un impago como el que ahora se amenaza desde Rivas.

A pesar de todo, el portavoz de IU en Rivas cargó contra la banca y justificó el impago por la "la responsabilidad y el rigor en el ejercicio del Gobierno nos sitúa del lado del interés general y no de comparsa de una banca que este año cerrará sus cuentas con un incremento de más del 11% en sus beneficios". Lo que no ha explicado es cómo se financiará su ayuntamiento de ahora en adelante y si habrá alguien que esté dispuesto a prestarle dinero cuando lo necesite.

"Abanderan el programa de Podemos"

El PP y el PSOE en el municipio madrileño han votado en contra de esta moción que ha sido aprobada sólo con los votos a favor de Izquierda Unida. Fuentes del Grupo Popular en Rivas han calificado de "locura" la decisión del grupo IU- LV. "Están abanderando el programa económico de Podemos, antes que ellos", afirman. "Esa deuda que no quieren pagar la han generado ellos. Ellos se han gastado el dinero que no teníamos y que sabíamos que no íbamos a tener, y ahora, no lo quieren devolver".

Desde el PP, califican de "absurdo" que no quieran pagar sus deudas y que, sin embargo, "pretendan seguir pidiendo créditos a los bancos". El mismo día del anuncio, "aprobaron un seguro con un banco", afirman. En este sentido, cabe preguntarse si el ayuntamiento se atreverá a pasar de la "declaración" de deuda ilegítima, a la práctica de impagar los intereses.

Con esta medida, Rivas Vaciamadrid, un consistorio gobernado por IU desde hace 20 años, se convierte en el primero de España en hacer propia una de las medidas estrella de Podemos. La aspirante a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Tania Sánchez Melero (pareja sentimental de Pablo Iglesias) formó parte del gobierno municipal de Rivas desde 2005 a 2011. De hecho, su padre, Pedro Sánchez, continúa siendo concejal de deportes.

Hace varias semanas, la polémica le estalló a Sánchez en las manos, cuando se destapó que le concedió a una sociedad participada por su hermano, Héctor Sánchez Melero, un contrato de 136.851 euros cuando ella misma era concejal de Cultura.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios