Menú

Los inversores extranjeros huyen de Cataluña por la amenaza separatista

En el periodo de enero a septiembre de 2014, Madrid recibió cinco veces más de capital extranjero que Cataluña.

119
En el periodo de enero a septiembre de 2014, Madrid recibió cinco veces más de capital extranjero que Cataluña.

El desafío independentista de Mas le está saliendo caro a las cuentas catalanas. La incertidumbre ante el periodo de inestabilidad política que está viviendo Cataluña ha provocando la espantada de los inversores extranjeros. La comunidad autónoma presidida por Artur Mas no sólo se está quedando sin los negocios que ya estaban establecidos en su territorio, sino que el capital extranjero que entra en la región cada vez es menor.

En los primeros nueve meses de un año clave para la secesión, la inversión extranjera sufrió en Cataluña una caída del 45% respecto al mismo periodo de 2013, según un informe de Convivencia Cívica que recoge los últimos datos publicados por el Ministerio de Economía y Competitividad. Así, de los 1.999 millones de euros que recibió en 2013, Cataluña ha pasado a recibir 1.094 millones.

Si se compara esta cifra con la que ha recibido la Comunidad de Madrid en ese mismo periodo, se observa que la capital ha recibido cinco veces más de inversión extranjera que Cataluña, con 5.091 millones de euros. Eso sí, esta cifra desvela que la inversión extranjera en la Comunidad de Madrid también se ha reducido ligeramente respecto a 2013, cuando recibió 5.554 millones, un 8,3% más que en 2014.

"Desde finales de 2010, momento en el cual CiU tomó posesión del gobierno autonómico de Cataluña con mención expresa a una hipotética secesión, los inversores extranjeros han invertido en Cataluña una cuarta parte que en la Comunidad de Madrid, a pesar de que el peso económico y PIB de ambas regiones es similar", explica el informe.

En concreto, desde tal fecha,

la Comunidad de Madrid ha recibido 42.569 millones de euros de inversión extranjera, casi cuatro veces más que los 11.464 millones de Cataluña.

Los extranjeros prefieren otras regiones

El aumento de las desinversiones en Cataluña es el gran problema que deberá afrontar la región si continúa la escalada del independentismo. En los nueve primeros meses del año, el número de negocios que se cierran, se venden o se liquidan ha aumentado en un 42% respecto a 2013.

Este incremento contrasta con la caída de las desinversiones en el mismo periodo en el resto de España. En el conjunto español las desinversiones han disminuido en un 56%, de forma paralela a la incipiente mejora de la economía.

El informe destaca que el aumento de las desinversiones en Cataluña, a diferencia del resto del país, puede ser síntoma de un empeoramiento en la percepción de Cataluña entre los inversores extranjeros, "probablemente debido a la incertidumbre política así como a factores regulatorios e impositivos".

Que disminuyan las desinversiones en España, mientras aumentan en Cataluña es un síntoma de que el capital foráneo está más interesado en el resto de España que en la región catalana, donde están percibiendo ciertos riesgos.

Todos los continentes rebajan sus inversiones

Como puede comprobarse en la tabla siguiente, la pérdida del interés por invertir en Cataluña en 2014 ha sido general por parte de los inversores de las todas las áreas geográficas del mundo.

Así, sus inversores potenciales, los europeos, han reducido la inversión en Cataluña un 39% hasta septiembre. Por su parte, las inversiones procedentes de Norteamérica también han caído en un 63%, mientras que las provenientes de Asia y Oceanía lo han hecho en un 55%. Por otro lado, las inversiones procedentes de países hispanoamericanos prácticamente se han paralizado en Cataluña, mostrando una contracción en 2014 superior al 88%.

La caída en las inversiones en Cataluña se ha producido de forma paralela al incremento del interés por invertir en el resto de España. Por ejemplo, los inversores de América del Norte e Hispanoamérica han reducido su volumen invertido en Cataluña en 2014, mientras en el mismo periodo han duplicado sus inversiones en el resto de España.

Llama la atención que todos los grupos de inversores han mostrado predilección en sus inversiones en España en 2014 por la Comunidad de Madrid en lugar de Cataluña.

Por sectores

El texto también analiza cómo ha afectado a los diferentes sectores económicos catalanes la caída de la inversión extranjera en Cataluña registrada en 2014. La conclusión a la que llega es que se ha producido una caída apreciable en los principales sectores productivos catalanes.

Las manufacturas, el pilar básico de la industria catalana, ha recibido en 2014 un 73% menos de inversión extranjera que en 2013. También han visto disminuir este parámetro el sector de la construcción (-60%) y las actividades profesionales (consultoría, ingeniería, etc) en otro 53%.

De manera aún más destacada ha caído la inversión extranjera en los servicios de transporte en un 97% y en uno de los puntales básicos de la economía catalana, sus servicios financieros (bancos y compañías de seguros), en los cuales los inversores extranjeros han reducido sus inversiones en un 84% en 2014.

También se distingue aquí un trasvase del interés de los inversores desde Cataluña hacia el resto de España. Así, en el principal sector de la industria, la manufactura, en el que se engloban textil, fabricación de vehículos o la metalurgia, las multinacionales extranjeras han reducido su inversión en Cataluña mientras la han incrementado en el mismo periodo de tiempo en el resto de España en un 34%.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios