Menú

El juez Andreu imputa a 78 exdirectivos de Caja Madrid por las 'tarjetas black'

El juez pretende aclara si las citadas tarjetas se emitieron como gastos de representación o complemento de retribución.

22

El caso de las denominadas ‘tarjetas black’ de Bankia ha adquirido este miércoles una nueva dimensión. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha imputado a 78 antiguos miembros del Consejo de Administración y exdirectivos de Caja Madrid, integrada desde 2011 en Bankia, por el uso que hicieron de las tarjetas black opacas al fisco, en la que cargaron en gastos personales por valor de 15,2 millones de euros entre 2003 y 2012.

En un auto dictado este miércoles, el juez atribuye genéricamente a todos ellos por un delito de administración desleal o de apropiación indebida, aunque únicamente cita entre los días 16 y 18 de febrero a 27 miembros del Consejo de Administración de Caja Madrid y Bankia, tal y como había solicitado la Fiscalía Anticorrupción.

En la resolución Andreu considera necesario investigar "las serias dudas" existentes sobre "los gastos originados" por dichas tarjetas "pues como se ha puesto de manifiesto su utilización no aparece relacionada con gastos de representación o derivados del ejercicio del cargo ostentado en la empresa (así, por ejemplo, se aprecian numerosos cargos en compras de alimentación, de electrodomésticos, en grandes superficies, en ropa o retiradas en efectivo), por lo que ese carácter de tarjeta de empresa o de representación no se daría, atendiendo al uso generalizado dado por los usuarios de Ias tarjetas".

Además, el magistrado hace la siguiente reflexión: "Más si se considerase que el concepto en que se utilizaban los saldos de las tarjetas lo era como de retribución, tampoco se entiende el motivo por el que algunos de los beneficiarios no llegaron a hacer uso de las mismas, o el por qué la mayoría de los usuarios no llegaban a agotar el saldo de las tarjetas de las que eran beneficiarios", se pregunta Andreu.

En el auto, el instructor del caso Bankia cita una sentencia del Tribunal Supremo dictada el pasado 29 de diciembre donde se establece que "el más elemental sentido común impone al titular de una tarjeta de empresa excluir su utilización para gastos personales, que no revistan la naturaleza de gastos de representación y que sean ajenos al ámbito de la empresa que la sufraga, sin necesidad alguna de limitación expreso de quien haya autorizado el uso de la tarjeta".

El juez, que ya imputó por estos hechos a los expresidentes de Caja Madrid Rodrigo Rato y Miguel Blesa y al exdirector financiero Ildefonso Sánchez Barcoj, amplía la responsabilidad, entre otros, a exconsejeros como Ricardo Romero de Tejada, Estanislao Rodríguez Ponga y Jesús Pedroche (PP), Antonio Romero y Virgilio Zapatero (PSOE), José Antonio Moral Santín (IU), José Ricardo Martínez (UGT) y Rodolfo Benito (CCOO) que son citados a declarar los próximos 16, 17 y 18 de febrero en la Audiencia Nacional.

Por último, en su resolución Fernando Andreu solicita a BFA-Bankia y a la Fundación Especial Caja Madrid que informen a su juzgado sobre "la situación actual del proceso de recuperación de las cantidades dispuestas por los distintos beneficiarios" de las tarjetas black.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios