Menú

Fainé, sobre la independencia: "No tenemos ningún plan B"

El presidente de CaixaBank asegura que no ha notado "nada" en el negocio en el resto de España y pronostica: "Lo razonable acaba saliendo".

34
El presidente de CaixaBank asegura que no ha notado "nada" en el negocio en el resto de España y pronostica: "Lo razonable acaba saliendo".
Isidro Fainé, este viernes, durante la presentación de resultados de La Caixa. | EFE

"Estamos al margen de la política". Isidro Fainé ha intentado, en el comienzo de la rueda de prensa que ha ofrecido este viernes, cerrar el paso a las cuestiones sobre la independencia. Al presidente de Caixabank, la primera entidad de banca minorista de toda España, se le nota incómodo con estas preguntas. No es lo suyo, tal y como ha repetido varias veces, y probablemente sea un tema que tampoco quiera tocar. Probablemente es consciente de que sólo le puede traer problemas.

Eso sí, no lo ha tenido fácil. Los periodistas presentes en el evento le han preguntado sobre el tema en repetidas ocasiones. De hecho, ha sido con diferencia el tema más presente en la presentación de resultados. Ni el nuevo crédito, ni la evolución del sector inmobiliario, ni los resultados de 2014. Ninguna otra cuestión ha generado más curiosidad que el desafío independentista que los nacionalistas han planteado y cuál era la opinión al respecto del presidente de la entidad más importante de Cataluña.

Fainé ha esquivado las preguntas como ha podido. Para empezar, ha querido poner un muro de contención, asegurando que no es lo suyo, que él no se dedica a la política y que bastante tiene con cuidar de su banco. Además, se ha mostrado conciliador y ha mantenido la versión habitual en La Caixa, al final la sangre no llegará al río: "Cataluña es una tierra muy abierta donde caben todo tipo de opiniones. Siempre he confiado en que este es un país de negociación. Estoy seguro de que se llegará a un acuerdo. Lo razonable siempre acaba saliendo y tiene unos caminos lógicos".

En este sentido, ha asegurado que su entidad no tiene "ningún plan B" y que, en lo que se refiere al negocio, tanto dentro de Cataluña como en el resto de España, no hay ninguna variación: "Yo no noto nada", ha dicho rotundo. Su postura oficial es de respaldo a los políticos, para que hablen (esto lo ha repetido en numerosas ocasiones) y lleguen a algún tipo de entendimiento: "Sigo confiando en los políticos. Confío en que quieran el bien para todos. Espero que lleguen a acuerdos que sean buenos y beneficiosos para todo el país".

De hecho, ni siquiera en el tema de los procesos electorales (andaluzas, municipales, catalanas y generales) ha querido mojarse. Ha asegurado que no cree que la fragmentación parlamentaria que pueda salir de las urnas vaya a generar inestabilidad e incluso ha insinuado que unos meses con tantas citas electorales puede llegar a ser positivo para el negocio: "Habrá más gasto público… pero a lo mejor perdemos un año".

No es extraño que Fainé vaya con pies de plomo en cuestiones políticas. Su consejero delegado, Gonzalo Gortázar, ha recordado que tras sus últimas adquisiciones -Banca Cívica (Caja Navarra, Caja Canarias, Caja de Burgos, Cajasol y Caja de Guadalajara), Caixa Girona y Banco de Valencia- son la primera entidad en numerosas provincias del resto de España: Navarra, Sevilla, Burgos… Y lo siguen siendo en las cuatro provincias catalanas, por supuesto.

En este sentido, Fainé ha defendido que el compromiso de su entidad con estos nuevos mercados es total: "Al principio, cuando te quedas una entidad, hay un sentimiento de 'mi caja me la han quitado'. Pero luego se dan cuenta de que somos tan navarros como ellos. Yo diría que más, porque nuestra obra social se ha multiplicado [en estas provincias]. Los catalanes somos universales". Por eso, asegura que "vienen más [clientes] que los que se van".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco