Menú

Extremadura, líder en la implantación y el desarrollo de la tarjeta sanitaria electrónica

En su XII edición, el foro APROAFA ha versado sobre la importancia de la implantación de la tarjeta sanitaria electrónica en España.

2
Félix Puebla, presidente de Aproafa, Luis Alfonzo Hernando, Consejero Salud Extremadura y José Ignacio Echániz, consejero sanidad Castilla-La Mancha.

Implantar y homogeneizar la receta electrónica en todo el territorio nacional. Ese es principal reto para el sector farmacéutico reunido este viernes en el XII Foro APROAFA en el Centro de Mínima Invasión Jesús Usón en Cáceres. Un sistema que sin duda en el futuro dejará atrás la histórica receta manuscrita prescrita por el médico. El futuro es que la tarjeta sanitaria sea también común con el historial clínico de cada paciente visible desde cualquier centro sanitario de cada comunidad.

Son ventajas para el paciente que mejoran la interoperabilidad entre las regiones que permiten, entre otras muchas cosas, algo tan sencillo como que en cualquier comunidad un farmacéutico pueda dispensar a un paciente de otra región sus medicamentos sin necesidad de que su médico habitual tenga que adelantarle medicación.

La implantación de la receta electrónica avanza paso a paso en nuestro país. En algunas comunidades está más desarrollada, en otras aún en pañales y otras, como Castilla y León, en la que prácticamente es inexistente. Sin embargo, hay una comunidad que destaca por encima del resto, Extremadura, que tiene implantada al 100% la receta electrónica y además, trabaja con Canarias en un programa piloto para detectar errores y problemas en la casuística del sistema interconectado.

Buscar la cohesión del Sistema Nacional de Salud es el fin de esta receta electrónica interoperable. Extremadura, líder en este campo, ha lanzado este mismo viernes la primera receta electrónica interoperable con Canarias, dentro del programa piloto en el que trabajan ambas comunidades. Se trata de una tarjeta electrónica simulada para conocer si los sistemas son válidos y funcionan. Así, un ciudadano de Cáceres que viva temporadas en Canarias no tiene que preocuparse por la disposición de sus medicamentos. Una vez que se verifique el funcionamiento de este sistema se extenderá al resto de comunidades.

Extremadura, primera tarjeta electrónica interoperable del país

Tal y como ha anunciado Luis Alfonso Hernando Carrón, consejero de salud y política sociosanitaria del Gobierno de Extremadura, "la tarjeta electrónica interoperable ya es una realidad", en referencia al programa piloto puesto en marcha con Canarias. Para llevar a cabo este proyecto, el ministerio de Sanidad ha generado un paciente ficticio extremeño, la comunidad ha expedido una tarjeta sanitaria electrónica a su nombre y se ha asignado una receta al mismo. El siguiente paso es enviar esa receta a Canarias y verificar que el sistema funciona y la farmacia dispensa el medicamento. A partir de ahí, "en mes, o mes y medio comenzaremos con las pruebas con pacientes reales y luego comenzará la extensión con otras comunidades", ha explicado Carrón en el marco del Foro APROAFA.

"Extremadura no puede envidiar a ningún otro sistema del mundo porque tenemos interrelacionada toda la historia clínica de la comunidad", ha dicho Carrón. "Puede verte cualquier médico de atención primaria o especializada de toda la región y acceder a todos los datos de cada paciente.

Por su parte, José Ignacio Echániz, consejero del ramo de Castilla-La Mancha cree que la implantación de la tarjeta electrónica "está reforzando nuestro sistema farmacéutico a uno asistencial" y además "la receta favorece la seguridad del medicamento y supone la modernización de nuestro sistema sanitario". Castilla-La Mancha comenzó en 2009 con un programa piloto en esta materia pero tuvo que paralizarse con motivo de la crisis económica. Echániz ha aprovechado para criticar la gestión del Gobierno anterior del que ahora "nosotros pagamos 3 millones de euros diarios para pagar la deuda de la pelota que generaron otros".

Con la mejora de la situación, la receta se instaló en la práctica totalidad en la comunidad en 2013 mejorando la calidad del sistema sanitario y "la satisfacción de los pacientes, especialmente los más delicados, crónicos y personas mayores". Extremadura y Castilla-La Mancha son comunidades con unas peculiaridades parecidas en materia de distribución de la población y demografía. Comunidades rurales y elevado envejecimiento de la población con lo que la implantación de la receta electrónica es crucial para estas comunidades autónomas. En muchos casos, los farmacéuticos son al mismo tiempo autoridad sanitaria y asistencial, esto es lo que impulsa la intención de ambas regiones de mejorar la situación de las farmacias en estos lugares.

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation