Menú

Varufakis calienta el Eurogrupo: "Grecia aceptará el 0% del plan de rescate"

Grecia presentará su particular plan para negociar la deuda en la reunión extraordinaria del Eurogrupo que se celebra este miércoles.

Lm/agencias
108
Grecia presentará su particular plan para negociar la deuda en la reunión extraordinaria del Eurogrupo que se celebra este miércoles.
El nuevo ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis I EFE

El Eurogrupo celebra el miércoles una reunión extraordinaria sobre Grecia, y, por el momento, las posturas de los principales protagonistas -Atenas y Berlín- se mantienen bastante distanciadas.

"¿Qué porcentaje del programa de austeridad aceptaremos? El cero por ciento", ha explicado este martes el ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, en el Parlamento heleno, tras insistir en que el Gobierno de Syriza rechazará un rescate que sólo ha conducido a agravar la crisis.

Por ello, ha afirmado que "el periodo post rescate para Grecia empieza hoy". Si el Eurogrupo no está dispuesto a reconsiderar la deuda, "no se negocia". En este sentido, ha recordado que si no estás dispuesto "a considerar la ruptura [con los socios europeos], no vas a una negociación, sino que te quedas en casa [...] ¿Qué esperáis que se haga, si nunca imaginamos la opción de decir no?".

Igualmente, ha asegurado que su Gobierno es "el primero que acude a un Eurogrupo con la cabeza alta", no tiene miedo y no quiere la humillación de nadie, sino un acuerdo beneficioso para el europeo medio.

Pocas horas antes de estas incendiarias declaraciones, se extendió el rumor de que la Comisión Europea barajaba ampliar el plan de rescate de Grecia otros seis meses para poder seguir negociando con Atenas, lo cual ayudó a calmar los mercados europeos y, muy especialmente, la Bolsa y la deuda griegas, tras la fuerte tensión registrada en la sesión del lunes.

Sin embargo, Berlín se apresuró a desmentir la existencia de un acuerdo a este respecto. El ministro de Finanzas germano, Wolfgang Schäuble, ha afirmado este martes que el Eurogrupo no va a negociar un nuevo programa para Grecia.

Tras el cierre de la cumbre financiera del G20 en Estambul, ha insistido en que si Grecia "no cumple las condiciones acordadas, no puede tener otra entrega [del rescate]". "No se puede obligar a Grecia a aceptar un nuevo programa. Y si no lo quieren, pues nada. Pero entonces tampoco podrán pedir más negociaciones", ha agregado el ministro en rueda de prensa.

"Mañana [miércoles] tendremos una reunión en el Eurogrupo y ahí, el ministro de Finanzas griego presentará sus ideas; escucharemos con tranquilidad lo que nos tiene que decir, si es que nos dice algo, que yo creo que sí", ha avanzado. "He hablado con los colegas griegos, y creo que las reglas son claras. De la situación extremadamente grave en Grecia, solo Grecia tiene la culpa".

"Al tener ya demasiados deudas en el mercado financiero, Grecia perdió el acceso a mercados, por eso nosotros entramos en la brecha, y una renegociación fundamental primero la tendría que aprobar el Bundestag", ha advertido.

El plan B de Atenas

El Gobierno de Syriza, por su parte, contempla la posibilidad de buscar créditos en Rusia o China en caso de que no llegue a ningún acuerdo con sus socios europeos sobre la renovación del rescate. Así lo ha asegurado este martes el ministro de Defensa, Panos Kamenos, líder del socio menor de la coalición, el partido nacionalista de derechas Griegos Independientes, en una entrevista con la cadena privada Mega.

"Tenemos otra oportunidad para encontrar dinero. El plan B es que puede haber una financiación por parte de otros, que pueden ser EEUU, Rusia, China u otros países", ha respondido Kamenos a la pregunta de si el Gobierno tiene un plan B para el caso de que no haya acuerdo con los socios. Kamenos ha recalcado que el Gobierno tiene la intención de "negociar muy en serio" con sus socios, pero que no tiene intención de apartarse de las "líneas de rojas" que se ha fijado.

Tampoco ha querido descartar la convocatoria de un referéndum para el caso de una colisión con los socios. "Si chocamos, sin duda el pueblo griego es el que debe tener la palabra en caso necesario, por el medio que sea", dijo Kamenos, para quien la posibilidad de una salida del euro es "una amenaza sin sustancia". Pese a todo, el ministro de Defensa se ha mostrado confiado en que habrá un acuerdo con los socios.

Las demandas de Grecia al Eurogrupo

El Gobierno griego acudirá el miércoles a la reunión extraordinaria del Eurogrupo con una serie de propuestas que espera sirvan de base para un acuerdo que sustituya al actual programa de rescate y que podría firmarse a finales de agosto.

En primer lugar, estaría la firma de un plan para que Grecia pueda seguir financiándose en los próximos meses, que el Gobierno llama "puente", pero que aceptaría denominarlo "extensión técnica", según señalaron fuentes gubernamentales. En este plan debería figurar, a juicio de Atenas, la capacidad de elevar la subasta de Letras del Tesoro en 8.000 millones de euros. Actualmente el límite acordado a comienzos de 2013 es de 15.000 millones de euros.

Además, Atenas exige que el Banco Central Europeo le devuelva los 1.900 millones de euros procedentes de los beneficios alcanzados con los bonos griegos. También reclamará poder utilizar los 11.000 millones de euros que quedaron de reserva de la recapitalización de los bancos para dar liquidez a las entidades que no logran recuperar deudas morosas.

Por otro lado, Atenas propone sustituir la tercera parte del programa de ajuste firmado por el Ejecutivo anterior con los acreedores, por un plan de diez reformas a elaborar en cooperación con la Organización para al Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Se trata del tercio de medidas que el Gobierno de Alexis Tsipras considera absolutamente inaceptable, a diferencia de la restante parte del programa al que no pone pegas, como reconoció Varufakis la semana pasada en su rueda de prensa con Schäuble.

Una de las propuestas que el Gobierno considera condición indispensable para cualquier acuerdo es el cambio de prioridades en los objetivos de superávit primarios. Atenas quiere que el objetivo para este año se reduzca del 3 % inicial a un 1,5 %, pues considera que los superávit desmesurados asfixian toda posibilidad de que la economía pueda recuperarse.

Finalmente y aunque no forma parte del debate inmediato, el Gobierno espera poder lanzar en los próximos meses la negociación sobre el alivio la deuda, para lo que Varufakis propuso una fórmula de canje de bonos en lugar de la quita inicial.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation