Menú

Rajoy anuncia una Ley de Segunda Oportunidad 'calcada' a la presentada por Ciudadanos

El presidente del Gobierno también promete cambios en la formación para parados y nuevas ayudas para los autónomos.

48
Soraya, valorando el discurso de Rajoy este martes | EFE

Reducción de cotizaciones sociales para contratos fijos, cambios en la formación para parados, nuevos cheques familiares, bonificación para los autónomos y una ley de segunda oportunidad. Éstas son las principales medidas que Mariano Rajoy ha anunciado este martes en el Debate sobre el Estado de la Nación que se celebra este martes. Es el grueso de la "agenda social" que Moncloa había anticipado en los días previos.

No ha habido grandes sorpresas y nada ha sonado demasiado nuevo. De hecho, puestos a destacar algo, el presidente del Gobierno ha dedicado el mayor espacio a explicar la nueva legislación para ayudar a las familias a reducir sus deudas: en las próximas semanas España tendrá una Ley de Segunda Oportunidad. Según lo anunciado por Rajoy, servirá para agilizar, bajo supervisión judicial, la negociación entre las familias y sus acreedores. Esta cuestión ha estado encima de la mesa desde hace años. Ahora parece que por fin verá la luz.

Por cierto, tanto en este tema de la segunda oportunidad como en la reforma de la formación para parados, lo anunciado este martes en el Congreso se parece muchísimo a lo que Luis Garicano prometió en la presentación del programa económico de Ciudadanos. Queda por ver cómo se plasmará esta iniciativa y cuál será su desarrollo legislativo, pero los grandes trazos recuerdan mucho a lo que C's planteó en Madrid hace sólo siete días. ¿Casualidad o intento de robarle el discurso al nuevo rival?

Las medidas

Desde Moncloa se había filtrado en los últimos días que el presidente haría algunos anuncios importantes en el terreno económico que afectarían al mercado laboral, familias y autónomos. Las siguientes, son las grandes medidas presentadas por el presidente del Gobierno:

- Nueva bonificación para incentivar la firma de contratos indefinidos. Los primeros 500 euros de salario en los contratos fijos estarán exentos del pago de cotizaciones a la Seguridad Social.

Es el recambio de la tarifa plana que finalizaba el próximo 31 de marzo. Hasta ahora, las empresas o autónomos que contraten un nuevo trabajador de forma estable sólo cotizaban a la Seguridad Social por contingencias comunes 100 euros al mes, durante los primeros 24 meses. Muchos expertos habían denunciado que esta medida era regresiva. Un salario de 10.000 euros al mes pagaba 100 euros de cotizaciones durante 24 meses, lo mismo que uno de 800 euros. Ahora, son los 500 primeros euros los que quedan exentos. Evidentemente, esto afectará mucho más a los sueldos bajos que a los altos. Si uno gana 1.000 euros al mes, su empleador se ahorrará casi la mitad de las cotizaciones; para los que cotizan por la base máxima, la rebaja es del 14%.

- Cambios estructurales en la "formación profesional para el empleo". Rajoy ha hablado de un "nuevo modelo de formación basado en la transparencia" y en el que primen la "calidad y la eficiencia". Según ha adelantado este martes Cinco Días, la propuesta incluiría una especie de cheque formación, que permitiría a los parados decidir a qué dedicar los fondos destinados a este cuestión.

- Extender las ayudas familiares de 100 euros al mes a las familias monoparentales con dos hijos, hasta que los hijos tengan 21 años o 25 si son estudiantes. El Gobierno calcula que con esta medida los beneficiarios podrían superar el millón de personas.

- Bonificación para autónomos del 100% de la cuota de la Seguridad Social durante un año, para aquellos trabajadores por cuenta propia que contraten a un empleado con el objetivo de poder dedicarse al cuidado de hijos menores de 7 años o familiares anciano. La idea es que los autónomos puedan disfrutar de las mismas ventajas que los trabajadores por cuenta ajena.

- Ley de Segunda Oportunidad: habrá que estudiar el detalle. Pero el presidente ha hablado de "negociar de forma supervisada con sus acreedores" a través de un procedimiento "especialmente sencillo para los particulares". Ha apuntado a que incluirá "quitas, aplazamientos y otras formas de reducción de la deuda". Eso sí, ha asegurado que será un proceso "controlado judicialmente y con todas las garantías".

Se organizará a través de un "acuerdo extrajudicial de pagos", un mecanismo simplificado por el que empresarios y pymes podían negociar con sus acreedores antes de recurrir al concurso. Habrá reglas simplificadas para particulares. Además se recoge la posibilidad de que el deudor persona natural pueda "exonerar sus deudas remanentes tras la liquidación". En este sentido, podría hablarse de una especie de dación en pago light. Por último, se revisará el Código de Buenas Prácticas Bancarias para eliminar (o limitar) las llamadas cláusulas suelo.

Todo este tema de la ley de segunda oportunidad es muy complejo. Como explicábamos la semana pasada, hay que mantener un equilibrio muy delicado entre la posibilidad de que el deudor de buena fe pueda salir de la trampa de deudas en la que está y los derechos de los acreedores. Si las entidades financieras creen que se podría generalizar una barra libre de impagos, restringirán mucho el nuevo crédito, especialmente entre los colectivos más vulnerables. Por eso, hay que esperar al detalle de la norma.

Eso sí, sólo con lo conocido este martes ya puede apuntarse a que el Gobierno pretende aprobar algo muy parecido a lo que Ciudadanos y Luis Garicano presentaron la semana pasada como una de sus propuestas estrella ante las elecciones. Tras el discurso del presidente, Rosa Díez ha recordado que UPyD ya puso esta cuestión encima de la mesa hace tres años y el PP la rechazó de plano. Ahora, vuelve a estar encima de la mesa y Rajoy ha asegurado que se aprobará en unas semanas.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios