Menú

Los hermanos Nadal se copian el discurso para explicar la crisis

En casi todas sus intervenciones, dos de los 'técnicos' más valorados por el PP, ponen el mismo ejemplo para explicar la crisis financiera.

7
En casi todas sus intervenciones, dos de los 'técnicos' más valorados por el PP, ponen el mismo ejemplo para explicar la crisis financiera.
Alvaro y Alberto Nadal | Archivo

Juan Martínez, Juan Pérez o Pepe Pérez, pero siempre el mismo empresario alemán, Hans Müller. Es la historia que repiten desde hace más de dos años dos hermanos, los técnicos más valorados por el Partido Popular, Álvaro y Alberto Nadal. Uno director del gabinete económico de Moncloa y el otro secretario de Estado de Economía, se copian mutuamente desde hace años y aprovechan cualquier intervención pública para poner el mismo ejemplo para explicar la creación de la crisis financiera y la problemática de las cajas que hemos vivido en España.

Ya sea en una desayuno informativo, en la presentación de un informe económico o en un encuentro en FAES, los dos hermanos aprovechan la mínima ocasión para 'vender' su discurso. Ahora más que nunca, con varias citas electorales a la vuelta de la esquina, el director del gabinete económico de Rajoy -que muchos apuntan será el próximo ministro de Economía en el momento en el que Luis De Guindos se marche al Eurogrupo- reitera en cualquiera de sus intervenciones las bondades de las reformas emprendidas por el gobierno y el 'espectacular' cambio de nuestra economía desde que el PP llegó al poder. También aprovecha para contar la historia de Hans Müller.

La última vez, este mismo martes, en la presentación del Índice 2015 de Libertad Económica. Nadal era uno de los encargados de presentar el índice elaborado por The Heritage Foundation y The Wall Street Journal. Durante su intervención, de cerca de una hora de duración, Nadal ha hecho mención a este ejemplo aunque no ha hecho referencia alguna al índice que, se supone, iba a presentar. A la salida del acto, se ha negado a responder las preguntas de los periodistas ni siquiera sobre el informe ya que ha reconocido que no ha mirado "las tripas del informe. Sólo he visto que ha habido una ligera mejora es lo único que he visto, pero ni siquiera he podido ver lo que es cada cosa". Estas eran sus palabras:

Hay una historia que suelo contar, y el que la haya oído me disculpo. La historia del ingeniero alemán Hans Müller, en el año 2003-2004 no se sabe muy bien como va a ir la economía alemana, el tiene un buen sueldo, trabaja en una empresa alemana y ahorra una buena parte de sus sueldo. Y este sueldo lo mete en una caja de ahorros alemana, la caja de ahorros que no tiene mucha gente que le pida crédito pero que tiene que rentabilizar el dinero de Hans Müller, vende el depósito en el interbancario. Una cantidad muy grande de esto lo compraban bancos y cajas españoles porque al final se dio el doble de crédito del número de depósitos que se solicitaban en la banca española. Con este depósito, una caja por ejemplo Caja Madrid, aprovechando que estamos en Madrid, llamaba a un cliente, Juan Pérez.

- "Oye Juan tú que llevas toda la vida con nosotros, tienes una hipoteca a 25 años, ¿a ti te interesaría subir 100 o 150 euros tu cuota hipotecaria y te compras lo que quieras ahora que los tipos de interés están tan barato? (dice el empleado de la caja). Juan echa cuentas y dice: "¡Venga!", y, ¿que se compra?, pues un coche alemán, y se compra el coche que fabrica Hans Müller. Un cochazo.

Cuando se compra el coche, el primero contento es Hans Müller porque alguien se compra un coche que él fabrica y él mantiene su trabajo. El siguiente es la caja alemana que rentabiliza el dinero de Müller, la caja española no te cuento, así no pierden cuota de mercado. Juan Pérez, con un cochazo más contento, luego estará arrepintiéndose de haberse comprado el coche.

No sorprendería el discurso si no fuera porque su hermano, Alberto Nadal, secretario de Estado de Energía también lo ha utilizado en más de una ocasión. Una de ellas, en un discurso en FAES el 30 de junio de 2012 para explicar las claves de la crisis financiera.

Hay un ingeniero alemán que se llama Hans Müller, este ingeniero tiene miedo porque la economía alemana no va bien, el siempre ha sido ahorrador pero como las cosas no van bien en Alemania pone su dinero en un fondo alemán, pero ese fondo alemán no tiene donde colocarlo en Alemania, porque no hay demanda de crédito en Alemania, por mucho que le han bajado los tipos de interés. Además, en Alemania la economía está bastante estancada pero hay una caja de ahorros española que sí demanda crédito en el interbancario europeo. Y aquí se produce el endeudamiento externo español. La caja de ahorro española vende este dinero en forma de préstamo a Pepe Pérez que compra un coche alemán que fabrica el señor Hans Müller. Básicamente el señor Pepe Pérez está encantado porque tiene un crédito nuevo y un coche nuevo, el alemán ha conseguido mantener su actividad gracias a que el español le ha comprado el coche pero todo se ha hecho a base de crédito, con un endeudamiento de la economía española que se ha canalizado a través del sistema financiero. Esto lo hicimos de manera a abusiva durante los años 2004, 2005 2006 y 2007.

Un discurso y un ejemplo muy recurrente para los hermanos Nadal. En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum en octubre del año pasado, el director de la oficina económica del presidente del Gobierno volvía al mismo ejemplo de Hans...

Voy a contar una historia que describe lo que era, de esos polvos vienen estos lodos. Alguno me la ha oído. Imagínense en el año 2003 el ingeniero alemán Hans Müller. El amigo Hans, que no sabe muy bien que va a pasar con su trabajo y ahorra una buena parte de su buen sueldo al mes. Y mete su dinero en un depósito en una caja de ahorros alemana. Pero en la caja alemana nadie pide créditos por lo que la entidad vende ese depósito en el inerbancario europeo. Y, ¿quién compra ese depósito? Una caja española, ya que estamos en Madrid, Caja Madrid, que está aumentando el crédito en España y los tipos de interés son muy bajos. Pero no llega con sus depósitos para financiar los créditos que se están pidiendo. Caja Madrid llama a Juan Martínez, que es un cliente que lleva toda la vida con ellos. Le dicen: "Tienes una hipoteca, te está funcionando bien, ¿porqué no pides una subida de 100 o 150 euros en la cuota de hipoteca?"Y entonces Juan Martínez compra un cochazo, se compra el que fabrica Hans Müller. Este era el circuito de exceso de exuberancia y liquidez en la zona euro.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation