Menú

Primer lío en Ciudadanos: Garicano pidió hace dos años eliminar el Impuesto de Sucesiones

El candidato a la Comunidad de Madrid del partido de Albert Rivera asegura que si gobierna recuperará el tributo a las herencias.

101
El economista Luis Garicano | Archivo

¿Cuál será la política fiscal de Ciudadanos? Todavía no hay una respuesta a esta pregunta, pero este jueves ya ha saltado la primera polémica al respecto. Ignacio Aguado, candidato de la formación a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, aseguraba en Es la Mañana de esRadio que en su programa electoral para las autonómicas se estaban planteando recuperar el Impuesto de Sucesiones, que en estos momentos está bonificado casi al 100% en la región y ha justificado su propuesta en aras de la "justicia social".

Inmediatamente, han surgido las dudas, ¿es ésta la política del partido de Albert Rivera para toda España? ¿Tiene alguna idea sobre los impuestos de Sucesiones o Patrimonio? ¿Habrá alguna compensación en otros tributos?

Lo primero que hay que decir es que Ciudadanos todavía no tiene un programa electoral económico. Lo presentado hace unas semanas por Albert Rivera y Luis Garicano en el Círculo de Bellas Artes de Madrid fue simplemente un esquema de por dónde irán las grandes líneas. Ciudadanos se compromete a ir desvelando antes del verano los seis capítulos de sus propuestas económicas. En esta primera cita, los detalles se reservaron para las cuestiones referidas al mercado laboral. Sobre fiscalidad, apenas hay una referencia genérica a "una reforma fiscal que anime la inversión, la innovación y el espíritu empresarial".

Por eso, las palabras de Aguado son tan relevantes. Suponen la primera medida concreta que anuncia Ciudadanos en temas fiscales. Y ha sido bastante polémica. La clave está en saber si éste es el planteamiento para todo el país.

Como apuntamos, no hay una respuesta cerrada y hasta que Ciudadanos no presente su programa tributario no la habrá. Pero como mínimo sorprende lo dicho por Aguado. De hecho, entra en contradicción directa con varios de los artículos publicados por Garicano en los últimos años. El más claro quizás sea el publicado en Nada es Gratis en 2013, y en el que apuesta porque España se convierta en una especie de Florida europea.

El profesor de la London School of Economics planteaba si no podría España situarse como un polo de atracción para patrimonios medio-altos, aprovechándose de la calidad del sector turístico, de su posición geográfica y de su clima. En cuanto a impuestos, la idea sería acabar con el de Patrimonio como el de Sucesiones. Por dos motivos, por un lado son muy poco eficaces, puesto que se recuda poco y generan muchas distorsiones. Además, aquellos contra los que se supone que van dirigidos (los grandes patrimonios) son los que tienen más facilidades para eludirlos (para empezar, marchándose del país).

Esto provoca que además nos encontremos con dos tributos muy injustos, que castigan a las clases medias y medias-altas ahorradoras. De esta forma, se penaliza la creación y acumulación de riqueza, a la vez que se vuelven a gravar bienes por los que ya se han pagado muchos impuestos en el pasado. Así, Garicano propone que si se mantienen estos tributos se haga sólo como mecanismo de cierre del sistema (para gravar activos no gravados anteriormente o como forma de control del fraude fiscal), pero no con una finalidad recaudatoria. Por ejemplo, en la entrevista que concedía hace unas semanas a John Müller, aseguraba: "Los impuestos sobre el patrimonio o sucesiones pueden jugar un cierto papel en ese sistema tributario, más que como figuras recaudatorias como medio de control del fraude fiscal".

En realidad, es una idea que va en la misma línea de lo que solicitaba en el artículo de 2013 al que antes nos referíamos. Los siguientes párrafos son los más destacados de aquella columna:

  • "Eliminar la imposición directa: si queremos que la gente se mude a España, podemos eliminar los impuestos para mayores de 65. Es decir, si usted prueba que tiene más de 65 años, no tiene que hacer ni declaración de la renta. Usted se muda a España, deja de pagar impuestos en su país (los impuestos se pagan por residencia) y no los paga en España. Esto se aplica para todos, claro, también los españoles (si no sería contrario a la igualdad ante la ley de los ciudadanos de la UE). Preguntaréis: ¿cómo nos podemos permitir eso? Muy fácil. Se reducen las pensiones brutas que paga la seguridad social proporcionalmente, de forma que se deje la pensión neta de los españoles constante.

  • Eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones: si usted se muda a España, les puede dejar a sus hijos todos sus bienes sin pagar ningún impuesto. El coste de esto es trivial, ya que este impuesto (transferido a las CCAA) recauda solo unas décimas del PIB".

¿Cómo encaja este discurso con lo anunciado por Aguado? Pues no muy bien. Este jueves, Garicano tenía una conferencia en Madrid, ante estudiantes de Economía. No ha querido entrar en la polémica y simplemente ha recordado que "todavía no hay un texto" sobre fiscalidad y que este impuesto "es de competencia autonómica", por lo que el candidato de Madrid tiene perfecto derecho para plantear sus propias propuestas.

En cualquier caso, no parece que, precisamente en Madrid, anunciar un nuevo tributo vaya a beneficiar a Ciudadanos en su búsqueda del voto del PP desencantado. Desde el principio se habló mucho del riesgo que sufriría la formación en su expansión fuera de Cataluña, obligada a encontrar candidatos y una estructura en unos pocos meses, con el riesgo que eso suponía para el mensaje del partido. Este jueves, aquel peligro puede haber cobrado forma.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. El drama que acecha a las hipotecas contratadas a tipo variable
    2. Federico Jiménez Losantos: 'De Rivera a Casado y viceversa, pasando por Vox'
    3. Marhuenda no levanta cabeza tras la 'muerte' de Rajoy
    4. Luis Herrero: 'Más madera'
    5. Las redes se mofan de la foto de Sánchez con gafas de sol en el 'Falcon'
    0
    comentarios

    Servicios