Menú

El ranking de las CCAA más despilfarradoras durante la crisis

Desde 2007, el mayor aumento ocurrió en Castilla-La Mancha, con Barreda en la Presidencia, y en País Vasco, con Patxi López como lehendakari.

0
Desde 2007, el mayor aumento ocurrió en Castilla-La Mancha, con Barreda en la Presidencia, y en País Vasco, con Patxi López como lehendakari.
Patxi López durante su etapa en el Gobierno

La deuda de las Comunidades Autónomas ha crecido un 12,8% en 2014, alcanzando ya los 236.747 millones de euros. Semejante deterioro en el equilibrio fiscal de las regiones confirma que las políticas de "austeridad" se han volcado por el lado de las subidas de impuestos en vez de haberse centrado en contener los gastos del Estado.

Desde 2000 hasta 2007, la creciente recaudación fiscal ligada a la burbuja inmobiliaria no supuso un gran ajuste en la deuda pública de las regiones: apenas cayó del 6,1% al 5,7% del PIB. Este mínimo descenso empezó a deshacerse con la llegada de la crisis: en 2010, la deuda de las autonomías ya llegaba al 11,4% del PIB, mientras que en la actualidad se ha duplicado y supera el umbral del 22,4% del PIB.

El agujero de Patxi López y José María Barreda

¿En qué región se ha dado un mayor aumento de la deuda pública? Comparando los datos del Banco de España para 2007 y 2014, el caso más llamativo es el de País Vasco, donde el endeudamiento apenas llegaba al 1% a comienzos de la crisis. Frente a esta situación, los niveles registrados en la actualidad apuntan unas obligaciones equivalentes al 13,9% del PIB.

Este fuerte deterioro en las cuentas públicas autonómicas está directamente ligado al periodo de gobierno del socialista Patxi López: entre 2009 y 2012, su gobierno disparó la deuda regional hasta el 11,3% del PIB. Su sucesor, Íñigo Urkullu, no ha impedido que la deuda vasca siga creciendo, aunque el ritmo de aumento ha sido menor.


Después del País Vasco, el caso más llamativo es el de la Región de Murcia, donde la deuda pública apenas alcanzaba el 2,3% del PIB en 2007. Desde entonces, la Administración regional ha multiplicado sus obligaciones por once, hasta alcanzar el 25,2%. El podio de la deshonra lo completa Castilla-La Mancha, donde las obligaciones han crecido del 5% al 33,5% del PIB, es decir, 6,7 veces más.

En el caso de la Región de Murcia, los sucesivos gobiernos populares son responsables del desaguisado. Sin embargo, en Castilla-La Mancha conviene aclarar que el grueso del aumento ocurrió en los años del socialista José María Barreda: entre 2007 y 2011, la deuda pasó del 5% al 17,6% del PIB.

Eso sí: la herencia envenenada del sucesor de Bono no terminó aquí, ya que la llegada de María Dolores de Cospedal al poder reveló que las obligaciones de la Administración manchega llegaban, en realidad, a niveles del 25,2% del PIB. Esto se explica por las deudas que no estaban reconocidas y las facturas ocultas que Barreda había guardado en los cajones. Desde entonces, el endeudamiento ha seguido creciendo, aunque a un ritmo menos pronunciado (llega al 33,5% del PIB, según los datos del Banco de España).

Madrid y Galicia, el menor aumento

En el extremo opuesto están dos Comunidades Autónomas en las que el aumento de la deuda ha sido mucho más pequeño. Es el caso de Galicia y de Madrid: en la primera, las obligaciones han pasado del 6,7% al 18% del PIB (2,7 veces más), mientras que en la región de la capital de España el endeudamiento ha crecido del 5,3% al 12,5% (2,4 veces más).

La tercera autonomía con menor aumento de la deuda es la Comunidad Valenciana. No obstante, este dato tiene "trampa", ya que en dicha región ya se registraba un endeudamiento elevado a comienzos de la crisis. Así, mientras la media autonómica de 2007 se quedaba en el 5,7% del PIB, la Comunidad Valenciana ya se movía en niveles del 11,3%. Hoy, el dato es 3,4 veces mayor: alcanza el 37,9% del PIB.

Andalucía y Cataluña

En Andalucía, la situación ha ido a peor conforme ha avanzado la crisis. Si en 2007 se alcanzaba una deuda más reducida que el promedio autonómico, con niveles del 4,8% del PIB, los datos del Banco de España para el último trimestre de 2014 hablan de un 20,4%, 4,3 veces más que al comienzo de la Gran Recesión.

La deuda de Cataluña ha seguido una tendencia mucho peor: se ha disparado del 8,3% al 32,4% del PIB durante la crisis, por lo que hoy es 3,9 veces mayor que en 2007. En términos relativos, el peso de la deuda es especialmente preocupante en Baleares, donde alcanza el 29,3% del PIB y ya es 4,4 veces más alta que en 2007.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD