Menú

Pedro Sánchez, 'enamorado' de las teorías económicas de José Carlos Díez

El autoproclamado "economista observador", célebre por haber negado la crisis, gana peso en Ferraz bajo la nueva dirección del Partido Socialista.

0
El autoproclamado "economista observador", célebre por haber negado la crisis, gana peso en Ferraz bajo la nueva dirección del Partido Socialista.

Conocido como uno de los fontaneros de la Moncloa en la era Zapatero, José Carlos Díez fue ganando peso en las filas socialistas gracias a su firme defensa de las medidas económicas aplicadas por el gobierno del PSOE.

El ya ex profesor de Icade afirmaba, por ejemplo, que España era un Pura Sangre inmune a la crisis. Díez tenía claro que la burbuja inmobiliaria o la insostenibilidad del déficit por cuenta corriente eran "mitos" que convenía "aclarar". De hecho, defendía que nuestro sistema bancario era "el más capitalizado del planeta" y criticaba la "demonización de las cajas de ahorro".

Negando la crisis, el autoproclamado "economista observador" concluía entonces que, "atendiendo a la evidencia empírica, hay que ser prudentemente optimista y apostar a ganador por nuestro Pura Sangre". Su ensalzamiento del "modelo Zapatero" le llevaba incluso a afirmar que España tenía "lo mejor de los países desarrollados y lo mejor de los emergentes".

El 'flechazo' con Pedro Sánchez

La caída del gobierno de Zapatero supuso un punto de inflexión para Díez. Su cercanía al PSOE siguió presente a lo largo de los años, como acredita su presencia en actos de partido o foros progresistas. No obstante, el peso de Díez en Ferraz acumulaba un par de años a la baja. Todo eso cambió con la llegada de Pedro Sánchez al liderazgo del partido del puño y la rosa.

En abril de 2011, el hoy Secretario General del PSOE ensalzaba los artículos de Díez a través de su cuenta de Twitter. No obstante el "economista observador" no respondía a sus halagos y prefería dar la callada por respuesta. Unos meses después, en octubre de 2011, Sánchez volvía a aplaudir a José Carlos Díez, obteniendo un simple "gracie" (sic) por respuesta.

En 2012, la relación virtual había ido a más y ambos intercambiaban mensajes con algo más de contenido. Eso sí: era Sánchez el que respondía a los comentarios de Díez y no al revés. El patrón se repetiría en 2013 e incluso en 2014. El tono habitual de sus interacciones era el mismo: halagos por parte de Sánchez y ninguneo por parte de Díez.

Curiosamente, coincidiendo con el salto a la fama de Sánchez, Díez cambió de actitud en Twitter y empezó a hablar maravillas del nuevo líder socialista.

Tras años ignorando a Sánchez, Díez comenzó así un giro de 180 grados que le llevó a afirmar, en agosto de 2014, que "todas las medidas que ha propuesto Pedro Sánchez son creíbles y realizables".

El nuevo curso político inaugurado en septiembre consumó el arrimón entre ambos. Pilar Portero ha explicado en Interviú que ambos se conocieron en un acto y no tardaron en intercambiar teléfonos. Desde entonces, Pedro Sánchez ha convertido a Díez en un invitado recurrente en la sede del PSOE. De acuerdo con fuentes del partido, "a Sánchez le está pasando como a Rodríguez Zapatero con Miguel Sebastián: se está enamorando de las teorías de José Carlos".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD