Menú

Un joven de 26 años desmonta a Piketty, el 'gurú' de la izquierda

El estudiante del MIT prueba que la desigualdad no ha aumentado desde 1970, salvo en el valor de los activos inmobiliarios.

Libre Mercado
84
El estudiante del MIT prueba que la desigualdad no ha aumentado desde 1970, salvo en el valor de los activos inmobiliarios.
Archivo

Aunque El Capital en el siglo XXI fue recibido con escepticismo por el público francés, el apoyo de la izquierda mediática estadounidense consiguió que el libro del economista Thomas Piketty se convirtiese en la nueva obra de referencia entre los partidarios de las subidas impositivas a las rentas altas.

Muchas han sido las críticas que ha recibido el libro desde su publicación. Este listado enumera más de 70 razones por las que el pesimismo del exasesor de Hollande sobre la desigualdad de ingresos no está justificado. A esto se suman los errores de cálculo detectados por el Financial Times, que pusieron de evidencia las carencias y equivocaciones del estudio publicado por quien fuera economista de cabecera para el Partido Socialista galo.

Sin embargo, quizá la argumentación más contundente contra Piketty es la que acaba de publicar el joven Matthew Rognlie, un estudiante de 26 años ligado al prestigioso MIT.

Tres grandes errores

El documento en cuestión nació de un comentario de apenas 500 palabras publicado en un blog. Sin embargo, Rognlie amplió poco a poco el alcance de sus estimaciones, hasta componer un demoledor informe que ha sido publicado por el Instituto Brookings, uno de los centros de análisis más prestigiosos de Estados Unidos.

Rognlie encuentra tres grandes errores en la obra de Piketty. En primer lugar, el estudiante norteamericano niega que la tasa de retorno del capital arroje un rumbo ascendente a lo largo del tiempo. "Las nuevas fórmulas del capital, como por ejemplo el capital digital, se deprecian mucho antes que el equipamiento de antaño. Esto significa que la riqueza que hoy se acumula puede ser más elevada a corto plazo, pero no a largo plazo, ya que estos procesos exigen una mayor reinversión", explica.

En segundo lugar, Rognlie también apunta que los cálculos de Piketty sobreestiman la rentabilidad futura que podrán obtener los más acaudalados a base de reinvertir su capital. Frente al escenario creciente que plantea el economista galo, el joven estadounidense explica que estos ingresos "irán decreciendo con el paso del tiempo, salvo en un mundo en el que los robots substituyan por completo el capital humano, algo muy difícil".

A las dos críticas anteriores se una la tercera: en este caso, Rognlie explica que "los ingresos derivados de las rentas del capital se han mantenido estables de 1970: el único aspecto que ha cambiado y que ha ido a más son los precios de los activos inmobiliarios, pero al margen de esa apreciación no se observa repunte alguno de la desigualdad". Quizá este es el más importante de los tres aspectos que critica el informe del joven estadounidense.

Las críticas de Rognlie al trabajo de Piketty fueron rescatadas por el economista Tyler Cowen, quien las recibió en su blog y le animó a firmar un trabajo más amplio sobre la cuestión. Una vez su tesis salió a la luz, el estudiante intercambió varios correos electrónicos con Piketty, quien ha declarado a los medios que "existen aspectos poco comprendidos de su libro".

En opinión de Rognlie, la respuesta del galo fue "densa" e "inconsistente", sin un argumento concreto capaz de refutar el trabajo que ahora sale a la luz gracias al Instituto Brookings.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios