Menú

Kraft Heinz: el gran negocio de mezclar mayonesa y ketchup

La fusión de Kraft y Heinz verá nacer el quinto mayor grupo de alimentación y bebidas del mundo y el tercero de EEUU.

0

Hace escasos días se anunciaba que los grupos de alimentación americanos Heinz y Kraft habían decidido fusionarse. Los artífices de esta macro operación corporativa son los actuales dueños de Heinz, Berkshire Hathaway, el holding financiero controlado por Warren Buffett, junto con sus socios brasileños 3G Capital.

La empresa resultante tendrá unos ingresos totales que rondarán los $28.000 millones. La operación total se valora en unos $46.000 millones, lo que, presumiblemente, la convertirá en una de las operaciones de fusiones y adquisiciones (M&A) más grandes del presente año. Berkshire Hatahway y 3G capital invertirán cerca de $10.000 millones en la fusión.

Tal y como han comentado las partes, la negociación finalizó en apenas cuatro semanas pese a su complejidad. En palabras del propio Buffett, "este es mi tipo de operación, unir a dos organizaciones de talla mundial y generar valor para el accionista". También resaltó la calidad de las marcas al decir que "Kraft cuenta con marcas que me gustaban hace 35 años y me siguen gustando hoy." Las acciones de Kraft Foods se apreciaron un 35% en Bolsa tras anunciarse la fusión.

El quinto grupo de alimentación del mundo

La empresa resultante convertirá a Kraft y a Heinz en el quinto mayor grupo de alimentación y bebidas del mundo y el tercero de Estados Unidos. Los actuales accionistas de Kraft serán dueños del 49% de la nueva sociedad, mientras que los dueños de Heinz controlarán el 51%.

Ambas han acordado que los accionistas de Kraft recibirán acciones de la compañía resultante de la fusión -denominada Kraft Heinz Co.-, además de un dividendo especial en efectivo de $16,50 por acción. Este dividendo especial ascenderá a cerca de $10.000 millones y será financiado por Berkshire Hathaway y 3G Capital.

Alex Behring, Managing Partner de 3G Capital será el nuevo presidente de la compañía; Bernardo Hees, actual consejero delegado de Heinz, seguirá ocupando el mismo cargo en la nueva sociedad, y John Cahill, consejero delegado de Kraft, será nombrado vicepresidente de la nueva firma. El grupo tendrá doble sede en Pittsburgh y Chicago.

Sinergias esperadas

El crecimiento internacional de las ventas de Kraft es una de las principales sinergias esperadas tras la fusión. Mientras que Heinz tiene una presencia global (con ventas fuera de Estados Unidos del 40%), Kraft está excesivamente localizado en Estados Unidos, con el 98% de sus ventas generadas en ese mercado.

La nueva empresa, previsiblemente, intentará vender las marcas de Kraft en los mercados internacionales en los que Heinz ya tiene presencia. No obstante, este potencial está parcialmente limitado, ya que Kraft acordó en 2012 con Mondelez International poder explotar algunas de sus marcas en mercados internacionales.

Asimismo, las economías de escala derivadas de la fusión serán otra fuente generadora de valor. Se espera que a finales de 2017 el ahorro anual en costes sea de $1.500 millones gracias a la fusión. Dicho ahorro vendrá, principalmente, de economías de escala en el mercado norteamericano.

Con un mayor volumen de ventas, la empresa será capaz de alcanzar mejores acuerdos comerciales con sus clientes, como cadenas de supermecados y de restaurantes. Esto mejorará los márgenes operativos del negocio e incrementará el espacio disponible en las estanterías de los retailers.

Otra parte del ahorro vendrá de la capacidad de rebajar el coste de la deuda de Heinz, ya que Kraft goza de un mejor rating crediticio. Tras la fusión, es probable que se reemplace la deuda de Heinz a tipos altos por una de menores tipos de interés. Asimismo, las acciones preferentes de Heinz (en manos de Berkshire Hathaway) que vencen en 2016 serán reemplazadas también por este tipo de deuda.

Otros posibles ahorros podrían venir del cierre de las fábricas menos productivas, una reducción de personal y el cambio a un modelo de presupuesto de cero. Este modelo presupuestario significa que cada directivo tiene que explicar todos los gastos presupuestados cada año, sin poder aludir a lo que se gastó en el pasado ejercicio. Este modelo posibilita el control del gasto de manera muy eficaz.

¿Quiénes son los socios brasileños de Buffett?

No es la primera vez que Buffett hace negocios con los brasileños de 3G Capital. Ambos se han aliado en varias operaciones, como la que protagonizaron cuando decidieron comprar la famosa marca de ketchup Heinz.

El otro gran negocio realizado hasta la fecha ha sido la compra de Burger King. Tras tomar su control, fue bastante polémica la adquisición de la cadena canadiense de cafeterías Tim Hortons y que permitió a Burger King cambiar su sede fiscal a Canadá, con el consiguiente ahorro de impuestos.

3G Capital está liderado por Jorge Paulo Lemman, actualmente el hombre más rico de Brasil. Buffett está muy satisfecho de hacer negocios con estos socios brasileños. Según palabras del propio Buffett en la última edición de su carta anual a los accionistas de Berkshire Hathaway, tenía "intención de asociarse con ellos en otras actividades" y describía a la firma de inversión 3G Capital como unos "maravillosos socios", alabando su astucia para encontrar negocios en los que invertir las ingentes cantidades de dinero que Buffett tiene que poner a trabajar cada año.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios