Menú

Maduro limita aún más la venta de dólares para viajar al extranjero

Los venezolanos que viajen a EEUU durante más de 8 días sólo podrán disponer de 700 dólares.

10
Cordon Press

Venezuela sigue los pasos de Argentina en su cruzada por intentar controlar las divisas que salen del país. El Gobierno de Maduro ha impuesto un nuevo cupo a los ciudadanos venezolanos que decidan viajar al extranjero. Por si los problemas que tienen fueran pocos, ahora a la escasez de productos básicos, la inseguridad o la pobreza hay que añadir el no poder disponer de su dinero en otra moneda cuando lo deseen.

La causa, que las divisas del país se agotan. No hay dinero para importar comida ni para pagar la deuda, y hay que elegir. El año pasado, las reservas internacionales se redujeron en un 33%, según un informe interno del Gobierno. Por ello, Maduro ha reducido la asignación de dólares anuales para los ciudadanos que viajen fuera de Venezuela en función de las zonas geográficas de destino.

El Centro de Comercio Exterior del país ha dividido en cuatro zonas, y la mayor restricción será para los viajeros cuyo destino sea EEUU, Aruba, Belice, Bonaire, Colombia, Costa Rica, Curazao, Guyana, México, Panamá, Perú y Surinam.

Para estos lugares, los venezolanos sólo podrán disponer de entre 300 a 700 dólares si el viaje dura más de 8 días, una cantidad que dista mucho de la anterior normativa, que la situaba en 2.500 dólares si viajaban a EEUU y 3.000 para el resto. Sin embargo, para otros destinos, más afines al régimen de Maduro, como Ecuador, El Salvador u Honduras, los países ALBA y MERCOSUR, los turistas podrán disponer de entre 700 dólares hasta los 1.500 si el viaje supera los ocho días.

El dólar 'paralelo' se dispara

Pese al nuevo mecanismo cambiario venezolano instaurado hace un mes, los resultados no han sido los esperados. La cotización del dólar en el mercado negro se está disparando cada vez más. El sistema cambiario en Venezuela es muy complejo, con tres tipos distintos. El tipo de cambio en el Simadi, que es el nuevo sistema para comprar insumos industriales no prioritarios, se sitúa aproximadamente en los 190 bolívares por dólar.

Mientras, el Sicad, que es el sistema cambiario que rige otro tipo de importaciones no prioritarias, se sitúa en los 12 bolívares dólar. Por su parte, el tipo de cambio destinado a la importación de alimentos y medicinas continúa clavado en los 6,30 bolívares, pese a que la inflación es superior al 70%. En resumen, un caos de sistema cambiario que favorece la corrupción.

Frente a estos sistemas oficiales está el dólar paralelo, el que se cambia de manera irregular en el mercado negro, que continúa alcista a la vez que empeora la situación económica del país. En estos momentos, el paralelo se cambia por cerca de 260 bolívares por dólar.

Miguel Angel Santos, venezolano e investigador del Centro para el Desarrollo de la Escuela Kennedy, explica a Libre Mercado cómo el dólar paralelo se consigue "corriendo la voz. Pones a circular que ofreces dólares o quieres dólares, y siempre consigues otra punta". Como es lógico en un sistema de este tipo, "el precio es muy volátil porque el mercado paralelo no es un mercado transparente, con muchos jugadores y un precio único". El dólar lleva varias semanas entre 240-260 bolívares, aunque es posible conseguirlo a 220, pero nunca más bajo.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation