Menú

El Gobierno mantendrá en vilo a las televisiones a la espera de licencias... hasta las elecciones

El Ejecutivo aprueba el concurso público para la adjudicación de seis nuevos canales de TDT.

0

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el acuerdo por el que se convoca el concurso público para la adjudicación de seis licencias de canales de televisión en abierto, tres en alta definición (HD) y otros tres en calidad estándar (SD).

Así lo ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior, en la que ha explicado que el concurso se convoca en régimen de libre concurrencia y, por tanto, podrán presentarse todos aquellos operadores que estén interesados y cumplan los requisitos establecidos en la Ley General de Comunicación Audiovisual y los específicos incluidos en el pliego de bases.

Cada licitador podrá optar hasta un máximo de 2 licencias: una licencia para la explotación de un canal en alta definición y otra, para uno estándar. Y ello, ha añadido la vicepresidenta, para garantizar el "equilibrio" entre innovación tecnológica y unos servicios de más calidad y una mayor representatividad de intereses y pluralismo audiovisual.

No obstante, esta medida no gusta a los actuales operadores españoles. Según El Mundo, las cadenas privadas han insistido al Ejecutivo en que la prioridad para sus negocios no es la adjudicación de nuevas licencias, sino la garantía de que se mantengan las actuales, un blindaje que podría conseguirse mediante un Real Decreto. Así lo han solicitado los grandes grupos, por separado y unidos a través de Uteca.

La Unión de Televisiones Comerciales en Abierto ha advertido de que el concurso aprobado "obvia por completo" el hipotético cierre de otros ocho canales ante el inminente fallo que tiene que dictar el Tribunal Supremo. En un comunicado, Uteca ha dicho que la medida supone "un impulso" a la opción de la televisión de pago y ha criticado que, en apenas un año, los telespectadores puedan perder 17 canales gratuitos, después de que el Alto Tribunal ordenara el cierre el pasado año de nueve canales de TDT.

Para la patronal de las televisiones privadas, el Gobierno ahora "intensifica el hostigamiento" a los canales en abierto y no solo pone de manifiesto su "completo desconocimiento" de las necesidades del sector, sino que "persiste en el incumplimiento" de los compromisos adquiridos con las televisiones en la transición de la televisión analógica a la TDT.

Según Uteca, en ese proceso el Estado asignó esos ocho canales "para incentivar la migración" y, a su juicio, se llevó a cabo de "manera modélica" gracias a la contribución económica y técnica de los operadores privados, "que cumplieron en tiempo y forma los compromisos". Entiende Uteca que el Gobierno "elude" otra vez la "serie de errores de la Administración" que tuvieron la "dramática" consecuencia el pasado año del cierre de nueve canales en abierto y que, en su opinión, aboca al apagado de otros ocho. Ha recordado, además, que en los últimos diez años se han creado y sostenido, con inversiones de cientos de millones de euros, canales que ahora podrían desaparecer, y cree que van a resultar "despilfarrados".

Para Uteca, hay "una ausencia de voluntad" por parte del Gobierno para acordar "una solución viable y satisfactoria", ya que, a su juicio, el Ejecutivo dispone de la legitimación y los medios necesarios para eliminar "de forma inmediata y definitiva la inseguridad jurídica que condiciona a todo el sector audiovisual".

La medida del Gobierno

En el caso de los canales en calidad estándar, se valorarán fundamentalmente los aspectos relativos a la expresión libre y pluralista de ideas y corrientes de opinión, mientras que en el caso de los de alta definición se valorará la oferta de una programación que contenga contenidos de alta calidad, ha informado Industria en una nota de prensa.

Entre los objetivos del concurso se encuentra fomentar el desarrollo de servicios digitales avanzados, como el acceso multiplataforma de los contenidos audiovisuales en internet, la creación de servicios y aplicaciones innovadoras dirigidas a los ciudadanos y la puesta en marcha de planes de impulso del aprendizaje de idiomas dirigidos a menores y/o jóvenes.

Las ofertas deberán presentarse antes del próximo jueves 28 de mayo, y la resolución del concurso por parte del Consejo de Ministros se producirá en un plazo máximo de 6 meses a contar desde la fecha de publicación del concurso en el Boletín Oficial del Estado.

Sáenz de Santamaría ha hecho hincapié en que una vez que se adjudiquen los nuevos canales, los ciudadanos podrán recibirlos "sin necesidad de ninguna adaptación en sus equipos de antena, ya que el espectro radioeléctrico que ocupa "ya está antenizado" tras la liberalización del dividendo digital, que finalizó el 31 de marzo.

Este proceso ha conllevado la migración de la emisión de las televisiones hacia otras bandas del espectro para dejar libres esas que utilizarán las operadoras de telefonía para ofrecer nuevos servicios de banda ancha de cuarta generación (4G). Con la liberalización de la banda de 800 MHz ha quedado un espacio sin ocupar por las operadoras de móviles y con el concurso el Gobierno pretende impulsar la televisión de alta definición en España.

Así, los operadores a los que se les adjudiquen las licencias dispondrán de la capacidad técnica suficiente para poder ofrecer contenidos en alta calidad de imagen y sonido, ha señalado Industria. "Con la convocatoria de este concurso el Gobierno pretende mejorar la oferta de contenidos audiovisuales en abierto y gratuita para los ciudadanos y se impulsará la puesta en marcha de proyectos innovadores en la TDT", ha añadido el ministerio.

La oferta televisiva después del proceso de liberalización del dividendo digital es de 15 canales privados, 5 de RTVE y los autonómicos y/o locales existentes.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD