Menú

Ciudadanos propone una rebaja general en el IRPF, una renta a los salarios bajos y acabar con las deducciones en Sociedades

En el Impuesto sobre la Renta, el tipo máximo será del 42%. En IVA, la cesta de la compra pasa del 4 al 7%. Se endurece la lucha contra el fraude.

63
En el Impuesto sobre la Renta, el tipo máximo será del 42%. En IVA, la cesta de la compra pasa del 4 al 7%. Se endurece la lucha contra el fraude.

Ciudadanos ya tiene propuesta fiscal. La ha presentado este martes en Madrid Luis Garicano, junto a Francisco de la Torre (inspector de Hacienda y autor de ¿Hacienda somos todos?), en un acto que ha concentrado una expectación inusitada. Es la tercera pata de su proyecto económico y ha vuelto a conseguir un lleno absoluto entre público y prensa.

No es fácil resumir el documento, porque son 26 páginas con propuestas que abarcan a la práctica totalidad del modelo fiscal, del IRPF a los impuestos especiales, pasando por Sociedades o IVA. El gran titular podría ser que el partido de Albert Rivera propone una simplificación del sistema tributario que incluirá una importante reducción en la recaudación del principal impuesto directo (el IRPF). Para compensar lo que pierdan por esta vía las arcas del Estado, se pone sobre la mesa una subida en lo que pagan las empresas por Impuesto de Sociedades y numerosas medidas para combatir el fraude fiscal. En IVA, Patrimonio o Sucesiones no está tan claro el resultado final y habrá que ver cómo articula la formación sus promesas (si es que gana, por supuesto).

- IRPF: en el principal impuesto directo que afecta a los trabajadores españoles Ciudadanos propone una clara reducción que afectará a "todos los contribuyentes", según se ha comprometido Rivera. Para empezar, la reforma de Luis Garicano implica una simplificación del tributo, que pasará a tener sólo tres tramos, en vez de los cinco que había previstos en la reforma aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2014. Además, los tipos de cada tramo serán sustancialmente más bajos que en la actualidad (ver cuadros) y el máximo se quedará en el 42%:

Tipos IRPF en 2016 tras la reforma del Gobierno

Tipos IRPF propuestos por C's

Con todo esto, a Garicano y Latorre les sale que se perderán unos 4.350 millones de euros de recaudación. O lo que es lo mismo, los contribuyentes tendrán a su disposición esa renta para hacer lo que estimen conveniente con ella. Según sus cuentas, tanto los tipos medios como los marginales son sustancialmente inferiores a los que había previsto para 2016 tras la aplicación total de la última reforma aprobada por el Gobierno (ver siguiente cuadro).

Tipos medios y marginales C's y Gobierno (según C's)

- Complemento Salarial Anual (CSA): probablemente será la promesa estrella del partido de cara a las próximas elecciones. Ciudadanos incluye un complemento salarial dentro de la estructura del IRPF. La idea es pagar a los asalariados con una especie de impuesto negativo y se elimina a cambio la reducción por rendimientos del trabajo. ¿Cuánto cobrará cada uno? Pues depende de su situación familiar y su renta. Las cifras están en el siguiente cuadro: existe un tramo creciente (a más renta, más CSA), luego un tramo plano y luego uno decreciente.

Complemento Salarial Anual propuesto por C's

A diferencia de la actual reducción por rendimientos del trabajo, el Complemento Salarial de Ciudadanos sí se cobra en efectivo (si es que es superior a los impuestos que debía pagar el trabajador), bien mes a mes o en un sólo pago anual. Para los pensionistas, lo que proponen es una deducción de hasta 500 euros en la cuota estatal y un compromiso para que ningún pensionista pague más IRPF que en la situación actual. La idea detrás de esta medida es complementar los salarios más bajos e incentivar el trabajo. Garicano ya dijo en la presentación de la primera pata de su programa económico que este tipo de propuestas incrementan la población activa (más gente que quiere trabajar), las horas trabajadas y reduce la economía sumergida (sale menos rentable cobrar en negro porque se pierde la ayuda estatal). Eso sí, no será barato. Los autores del programa admiten que costará unos 8.200 millones de euros entre el complemento salarial (7.800 millones) y el de pensiones.

- Impuesto de Sociedades: aquí los autores parten de la creencia de que las empresas españolas (sobre todo las grandes) pagan pocos impuestos, incluso aunque los tipos están por encima de la media europea. La razón es que existen numerosas deducciones, bonificaciones y exenciones que permiten que algunos grupos acaben soportando un Impuesto de Sociedades mucho más bajo del que en teoría les tocaría. Así, aunque el tipo oficial es del 30%, el tipo efectivo es del 18,7%.

Lo que propone Ciudadanos es acabar con esta asimetría. Y lo hará a través de una doble medida: por un lado, reduce el tipo del Impuesto del 25%-30% actual (para pymes y resto de empresas respectivamente) al 20% para todos. No habrá diferencias entre pequeñas y grandes para no desincentivar el crecimiento.

A cambio, se acabará con prácticamente todos los beneficios fiscales que el tributo admite en la actualidad. En el documento se citan específicamente "la deducibilidad de intereses y gastos financieros", "la deducción del gasto en I+D", "la exención de plusvalías de las sociedades que participan en un 5% en el capital de otra sociedad" o "las deducciones de reversión de medidas temporales"...

Son temas muy técnicos, pero que los autores de la propuesta creen que cuestan cada año miles de millones a la Hacienda Pública sin que haya un beneficio muy claro en términos de fomento de la actividad empresarial. Por eso, prometen que a partir de este momento habrá una auditoría de todos los beneficios fiscales, para saber cuánto cuestan y si están justificados. En cualquier caso, los cambios en el IS implicarán un incremento de recaudación de 4.534 millones, por lo que se entiende que en las sumas y restas (bajada de tipos vs eliminación de beneficios) las compañías españolas saldrán perdiendo.

- IVA: es el tema más delicado desde un punto de vista electoral y probablemente será el que más dolores de cabeza genere. Los autores aseguran que los cambios que proponen serán neutros: es decir, que las subidas compensarán las bajadas y la recaudación no variará. Pero en un tributo como el IVA será difícil que no veamos titulares como "Ciudadanos propone subir el IVA al pan a cambio de bajar el del cine", por poner sólo un ejemplo.

En realidad, lo que piden Garicano y Latorre es pasar de tres tipos como en la actualidad (General 21% - Reducido 10% - Súperreducido 4%) a sólo dos tipos (18% y 7%). Pagarán el 7% todos los bienes que actualmente pagan el 4% (pan, leche, huevos, frutas, verduras, hortalizas, cereales y quesos, libros, periódicos y revistas no publicitarios; medicamentos de uso humano; sillas de ruedas para minusválidos y prótesis y Viviendas de Protección Oficial o VPO) y la hostelería (que pasa del 10% al 7%).

Los demás productos del tipo reducido pagarán más (del 10 al 18%): son los alimentos -excepto los que soportan un IVA superreducido-; transporte de viajeros, los árboles y arbustos frutales, las plantas hortícolas y las plantas aromáticas utilizadas como condimento. El resto, los del tipo general, verán reducido el impuesto del 21 al 18%.

- Sucesiones y Patrimonio: quizás ésta es la parte menos clara del documento, sobre todo en lo que hace referencia al Impuesto de Patrimonio. En Sucesiones, se confirma lo anunciado en los últimos días. Habrá armonización fiscal en todas las comunidades autónomas y las regiones que, como Madrid, lo tienen bonificado prácticamente en su totalidad perderán esta posibilidad. A cambio, también habrá un tipo máximo y mínimos exentos relativamente elevados (en algunas regiones esto supondrá un enorme beneficio respecto a la situación actual). Ciudadanos propone un mínimo exento que incluya la primera vivienda, la empresa familiar y un millón de euros por hijo. Luego, a partir de esa cuantía, el tipo que cada comunidad fije tendrá que estar entre el 4 y el 10%.

En Patrimonio no queda claro qué se pide. Se habla de "tipos muy bajos" y un mínimo exento de un millón de euros y se define el tributo como un mecanismo de cierre, que sirva más para controlar actuaciones ilícitas (como asociar bienes a empresas para evitar a Hacienda), pero no hay una descripción detallada como en otros tributos.

Lucha contra el fraude

Junto con la propuesta de reforma fiscal, Ciudadanos ha puesto sobre la mesa un exhaustivo conjunto de medidas de lucha contra el fraude. Se nota la mano de Francisco de la Torre (ex secretario general de la organización de inspectores de Hacienda) en este capítulo. Su planteamiento es que España recauda poco aunque tiene unos impuestos muy elevados. Y la razón es que "sólo pagan los que no tienen más remedio" y hay muchos que no pagan nada. Su promesa es reducir el fraude fiscal, que sitúan en unos 80.000 millones, en un 25%, ensanchando las bases hasta conseguir unos 20.000 millones extra de recaudación.

No es un objetivo sencillo, pero desde la formación aseguran que es factible. Eso sí, para conseguirlo tendrán que tomar medidas que no siempre serán populares, como incrementar las penas por delitos fiscales, aumentar los medios de la Agencia Tributaria y subir las multas. Las siguientes son las propuestas más destacadas a este respecto:

  • Sociedades falsas: "Abordaremos el problema de la huida del IRPF creando sociedades sin actividad real, obligando en determinados supuestos a imputar los beneficios a los socios (uno de estos supuestos será el de las sociedades puramente patrimoniales)".
  • ETVE: "Eliminar el régimen de Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros (ETVE)".
  • Blanqueo de dinero: "Reforzaremos el Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales, y endureceremos las multas a los bancos que cooperen en el blanqueo o en el fraude de sus clientes".
  • SICAV: "Devolveremos el control fiscal de las SICAV a la Inspección de Hacienda y promoveremos la apertura de las SICAV, de tal forma que cualquier ciudadano pueda invertir en las mismas condiciones que los dueños reales de las SICAV, para que las mismas sean instituciones de inversión colectiva y no vehículos de inversión privada de grandes fortunas".
  • Castigo a los amnistiados: "La amnistía fiscal preveía un tipo del 10% sin excepciones al importe de los bienes aflorados. Mediante un informe de la Dirección General de Tributos, sin firma y que no fue publicado en el BOE, se dejó fuera de tributación el 70% de las rentas afloradas. La opinión generalizada entre los expertos, como los inspectores de Hacienda, es que el informe es ilegal. Por lo tanto, procederemos a anular el informe y exigir los importes no ingresados por los defraudadores acogidos a la amnistía fiscal, antes de que transcurran cuatro años desde que presentaron la declaración. Por este sistema, obtendremos 2.800 millones de euros en 2016".

  • Más tarjetas de crédito: "Todo consumidor tendrá derecho a pagar cualquier servicio por encima de diez euros con tarjeta de crédito/teléfono móvil".
  • Menos módulos: "Restringiremos el régimen de módulos a aquellos pequeños empresarios que facturan como mínimo un 75% de sus operaciones a consumidor final, para evitar que emitan facturas, por las que ellos no tienen que pagar, y que suponen gasto deducible e IVA soportado para las empresas que las reciben".
  • Más delitos fiscales: "Realizaremos un plan de choque, como el que se realizó en la sala 3ª del Tribunal Supremo, para reducir sustancialmente los asuntos en trámite, y agilizar el cobro de las cuotas, intereses y sanciones pendientes. Endureceremos las penas de los delitos más graves, los cometidos utilizando paraísos fiscales, testaferros u organizaciones para delinquir para que la condena implique penas efectivas de prisión".
  • El doble de inspectores de Hacienda: "Devolveremos su independencia, profesionalidad, y calidad a la agencia tributaria e incrementando sustancialmente sus recursos: duplicaremos el número de funcionarios".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation