Menú

El Supremo ratifica los 17 años de inhabilitación al exjuez Elpidio Silva

El Alto Tribunal confirma de forma íntegra el fallo del TSJM que condenó al ex juez por tres delitos.

20
Elpidio José Silva.

La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha confirmado este jueves la condena al exjuez Elpidio José Silva por encarcelar en dos ocasiones de forma injustificada de Caja Madrid, Miguel Blesa.

El Alto Tribunal desestima así el recurso de casación del magistrado y confirma su condena a 17 años y medio de inhabilitación por un delito continuado de prevaricación y dos delitos contra la libertad individual, en relación a su actuación en las investigaciones que dirigió como titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid respecto a Blesa.

La sentencia confirma punto por punto el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de 6 de octubre de 2014 que supuso para Silva la expulsión de la Carrera Judicial.

En la resolución, el Supremo subraya que el objeto de la causa contra Silva no es la procedencia o no de una investigación sobre los posibles delitos cometidos en la gestión de Caja Madrid, sino "la actuación judicial del imputado dictando resoluciones que han sido calificadas de prevaricadoras".

Resoluciones prevaricadoras

El Alto Tribunal sostiene que las resoluciones de Silva sobre la situación procesal de Miguel Blesa fueron manifiestamente "injustas" y que "se constata una intención de persecución al imputado, adoptando la privación de libertad sin justificación alguna".

Los magistrados del Supremo sostiene que la actitud del exjuez Elpidio difícilmente fue negligente: "Ciertamente, es difícil representarse un supuesto de prevaricación judicial imprudente, pues el hecho de dictar una resolución injusta por un funcionario tan cualificado como es el juez, deja poco espacio a un actuar negligente".

La sentencia indica también que la decisión de intervenir los correos electrónicos de Blesa "se apartó ostensiblemente del objeto del proceso que era la concesión de un préstamo". De hecho, Elpidio Silva deberá sentarse de nuevo en el banquillo de los acusados como presunto autor de los delitos de infidelidad en la custodia de documentos y revelación de secretos, penado cada uno de ellos con hasta cuatro años de prisión en el Código Penal, por haber filtrado los mails del expresidente de Caja Madrid.

El fallo que ha notificado este jueves el Supremo es firme y, por lo tanto, contra él no cabe interponer recurso.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios