Menú

Ada Colau permitirá la 'okupación' de edificios públicos en Barcelona

La candidata planteó que los propietarios de apartamentos turísticos ilegales eludan una sanción si ponen su inmueble en alquiler social.

0
La candidata planteó que los propietarios de apartamentos turísticos ilegales eludan una sanción si ponen su inmueble en alquiler social.
Pablo Iglesias y el gran Wyoming, en un reciente acto electoral | EFE

La candidata de Barcelona en Común (BeC) a la Alcaldía de Barcelona, Ada Colau, aseguró este miércoles que si llega a ser alcaldesa no ordenará desalojar los pisos y equipamientos del Ayuntamiento que sean okupados si no están en funcionamiento, y sólo lo hará ante un problema de seguridad: "Si hubiera locales vacíos de titularidad municipal me parecería bien, para provocar que tengan una función social".

En una conferencia-coloquio del foro Primera Plana, Colau, que lidera la candidatura en la que se integra Podemos, criticó el bajo número de pisos públicos de alquiler de la ciudad, que considera muy inferior a la media europea, y ha propuesto crear 8.000 viviendas sociales, entre las conseguidas de bancos o particulares y las de nueva construcción en solares públicos. "Otras formaciones dicen cifras más elevadas, pero queremos ser serios y hacer un cálculo de mínimos que podamos ampliar en la medida de lo posible", puntualizó.

Alquiler social o sanción

Colau planteó que los propietarios de apartamentos turísticos ilegales eludan una sanción si ponen su inmueble en alquiler social: "Necesitamos pisos en la ciudad de forma urgente y hay que utilizar todos los mecanismos". Puso en duda la concesión de algunas licencias hoteleras durante este mandato, e insistió en crear un servicio de Bed & Breakfast municipal para descongestionar el turismo del centro de la ciudad y conseguir ingresos a través de tasas.

Al preguntársele sobre un posible pacto para gobernar el Ayuntamiento, descartó cualquier acuerdo con CiU y PP, y dijo que condicionará apoyos de otros grupos a su modelo de ciudad, aunque afirmó que BComú no tiene "una política de pactos acordada". Sobre infraestructuras, rechazó iniciar ninguna gran obra pero prometió avanzar "poco a poco" en la finalización de la L9 de Metro, la estación de La Sagrera y la conexión del Tram por el centro de la avenida Diagonal.

Preguntada por el proceso separatista, Colau criticó la instrumentalización política que -dice- ha hecho CiU del movimiento popular, y aseguró "apoyar el derecho a decidir". Colau apuntó que votó "Sí-Sí" en la consulta del 9N, pese a no ser ni nacionalista, ni independentista, y se mostró a favor de convocar una consulta ciudadana para decidir si Barcelona se adhiere a la Associació de Municipis Independentistes (AMI).

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD