Menú

Florette o cómo elaborar medio millón de bolsas de lechuga al día

La compañía de origen navarro fabrica el 100% de sus productos en las 5 plantas que tiene repartidas por toda España.

14
La compañía de origen navarro fabrica el 100% de sus productos en las 5 plantas que tiene repartidas por toda España.
El director general de Florette Ibérica, Juan Miguel Floristán | Florette

Los llaman productos de cuarta gama y están triunfando en nuestro país. Este término no se refiere a otra cosa que a los productos frescos que se venden pelados, troceados, limpios y envasados para ser consumidos inmediatamente.

Y si hay una reina de esta categoría esa es la lechuga. Aunque parezca que su aterrizaje en España se ha producido recientemente, fue en el año 1989 cuando un grupo de navarros metió la primera de estas hortalizas cortada y lavada en una bolsa... y osó ponerla a la venta.

A la empresa la bautizaron como Vega Mayor y su actividad principal se centró en las ensaladas listas para consumir. Replicaron la idea del mercado francés, donde este producto se había puesto de moda. No fue hasta finales de los 90 cuando lograron ganarse la confianza de la gran distribución para colocar su producto en sus lineales. Otro hito importante en esa década lo marcó la alianza con McDonald's, que convirtió a la compañía navarra en su proveedor oficial.

"En el sector nos llamaron locos porque pensaban que un producto con una caducidad de 7 u 8 días era imposible de distribuir en toda España, un país donde no había una cadena de frío adecuada ni lineales frigoríficos en las secciones de frutas y hortalizas", cuenta Juan Miguel Floristán, uno de los fundadores de Vega Mayor en una entrevista a Libre Mercado. "También nos costó mucho explicarle a los españoles, debido a su gran cultura hortofrutícola, que al producto no se le echa ningún tipo de aditivo", añade.

Pero si atreverse a lanzar una empresa de ensaladas embolsadas en España fue una decisión difícil, en el año 2001 los dueños de Vega Mayor tomaron la que sería la decisión más importante desde que fundaran su empresa: venderla. La compañía interesada por Vega Mayor era la empresa francesa Florette y, desde ese momento, se integraron en su negocio.

"Necesitábamos el apoyo del líder europeo y de su capacidad de inversión para seguir creciendo", relata Juan Miguel Floristán, actual director general de Florette Ibérica. "Aunque hay que decir que el 100% de nuestros productos se cultivan y se producen en España", añade.

¿Cómo se fabrican las bolsas?

Actualmente, Florette posee 5 plantas de producción distribuidas por la geografía española. La principal está situada en Milagro (Navarra) y el resto se encuentran en: Noblejas (Toledo), Iniesta (Cuenta), Torrepacheco (Murcia) y Gran Canaria. Una de las claves del éxito de la compañía es precisamente el posicionamiento geográfico de las plantas. "Los cultivos están cerca de la fábrica y la fábrica está cerca del mercado", explica Floristán.

Florette Agrícola es una empresa propia que cultiva el producto para la Florette Ibérica, aunque como cultivan prácticamente en toda España, también trabajan con agricultores externos. En verano producen en Álava y Soria; en primavera y otoño, en Albacete, Navarra y Cataluña y en invierno, en Murcia.

Otra de las claves de su negocio es la velocidad con la que introducen los productos en la cadena del frío. Cuando se recolecta, la lechuga se enfría rápidamente y se traslada a la fábrica. Una vez allí, "no pasan más de 3 minutos hasta que la embolsamos", asegura Floristán. En ese corto espacio de tiempo, y por ese orden, le quitan las hojas estropeadas, la lechuga pasa a la troceadora, la lavan, la centrifugan (para quitarle el agua) y la envasan. "En menos de 24 horas", las bolsas pasan a las cámaras frigoríficas de la fábrica y de ahí, a los camiones frigoríficos que las trasladan a los supermercados.

"El proceso es exactamente el mismo que hacemos en nuestra casa", dice el empresario. Floristán asegura que las lechugas se higienizan con agua clorada "la misma que la de la red de agua del grifo" y que no se tratan con ningún desinfectante específico. Y si alguien todavía dudaba de si hay que lavarlas otra vez en casa, el responsable de Florette lo niega rotundamente, es más, afirma que "lavarla es un riego de contaminación".

Florette en cifras

La comodidad de no tener que lavar y cortar la lechuga y el afán por la comida sana han hecho de las ensaladas en bolsa un sector puntero. Eso sí, uno de los mayores inconvenientes de este producto es que tiene un periodo de caducidad más corto que el fresco tradicional.

En la actualidad Florette posee más del 50% de la cuota del mercado español. La compañía cerró 2014 con una facturación de 130 millones de euros, 5 millones más que en 2013. Fabrican 450.000 bolsas de lechuga al día que se comercializan en 7.000 puntos de venta en España y Portugal. Sus productos estrella son "los de hojas tiernas, que son hojas de corta vida donde se combinan diferentes texturas, sabores y colores, y las ensaladas preparadas", dice Floristán.

En 2015, la empresa sigue apostando por las ensaladas completas (las que vienen en un bol con tenedor y salsa incluidos) a través de los Menús Completos, un nuevo formato de mayor tamaño en el que caben gran cantidad de ingredientes.

La compañía produce 26.500 toneladas de lechuga adulta al año y 3.500 brotes tiernos "de más de 60 variedades". Del total de la producción, el 78% se comercializa en la gran distribución y el 22% en bares, restaurantes, grandes cadenas u hospitales. Actualmente, cuenta con una plantilla de casi 1.400 empleados.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios