Menú

Cómo hacer el paripé en tus emails para parecer el más listo de la oficina

Si exageras con la cantidad de correo electrónico que recibes, darás la imagen de que eres una persona influyente.

Si exageras con la cantidad de correo electrónico que recibes, darás la imagen de que eres una persona influyente.
Corbis

En el mundo de la empresa, la comunicación por email es tan rutinaria como el diálogo personal. A través de esta categoría de mensajes, entre otros muchos beneficios, los empleados agilizan sus tareas, transmiten sus ideas de forma instantánea al resto de compañeros y pueden enviar documentación a cualquier parte del mundo.

Los expertos recomiendan a los trabajadores que gestionen de manera distinta los correos electrónicos de uso personal y profesional. De hecho, sugieren que se usen dos cuentas diferentes. En el entorno laboral ser serio, breve, conciso, evitar las mayúsculas y los colores estrafalarios, cuidar la ortografía y ser descriptivo en el Asunto son los consejos por excelencia.

Pero la publicación Medium ha querido dejar a un lado los formalismos y ha publicado una serie de trucos para que los empleados aparenten ser más eficientes de lo que en realidad son, gracias al uso que hacen de su correo electrónico. Algunos de estos engaños no tienen desperdicio:

1. Exagerar con la cantidad de correo electrónico que recibe: si te quejas de que recibes un aluvión de emails al día darás la imagen de que eres una persona influyente. Eso sí, no especifiques la cuantía exacta hasta que no sepas las de tus compañeros. Entonces, afirma que es el doble.

2. Usa el "enviado desde mi teléfono": programa tu correo para que los mensajes se envíen con la firma "enviado desde mi teléfono", incluso cuando lo envíes desde el ordenador. Esto hace ver al resto que estás siempre ocupado y que trabajas desde cualquier lugar.

3. Responde al jefe inmediatamente después: es imposible prestar atención a cada cadena de mensajes todo el tiempo, pero debemos prestar atención cuando el jefe responde . Asegúrese de ver el momento en que responde , y luego responde inmediatamente con "totalmente de acuerdo".

4. El primero en felicitar: da la enhorabuena tanto por los resultados de un proyecto como por cumpleaños o la boda de un compañero. Hazlo en el modo Responder a todos, esto hará que usted parezca un compañero comprometido con el resto. Además, si señala lo importante que ha sido el trabajo de un equipo, nadie reparará en el hecho de que usted no haya hecho ningún trabajo.

5. Pensamientos a horas intempestivas: programar el envío de breves pensamientos para enviar en medio de la noche. Estos pueden ser:

  • Una pregunta sobre el estado de un proyecto.
  • Un enlace a un artículo "interesante".
  • Un dato "interesante" sobre un competidor.

Sea lo que sea, la gente alucinará sobre que estés a las 3 de la mañana pensando en la empresa.

6. El Asunto: los asuntos atractivos confirmarán tu inteligencia:

  • Asunto: [Actualización] Última actualización.
  • Asunto: [Confidencial] Por favor no comparta.
  • Asunto: !Lo hicimos!.

7. Envía mails frecuentes, aunque no digas nada: "Sólo un rápido repaso sobre cómo van las cosas …" comienza cada correo electrónico con este fragmento e impresionarás inmediatamente a tus colegas. Aunque la información que envíes no aporte nada y sea por todos conocida, sabrán que siempre estás pendiente de todo.

8. Informa sobre tu paradero: si no estás en la oficina, es importante que todos sepan cuándo vas en taxi, en tren o cuándo estás en el aeropuerto.

9. Resumen: si resumes brevemente en las primeras líneas lo que cuentas en el mail, nadie leerá el resto del texto que podrá ser un auténtico desastre.

10. Remueve la conciencia del destinatario: para garantizar que leen tu correo electrónico, comienza cada email con:

  • Si no te importa (algo que debe preocuparte), deja de leer ahora.
  • Si no se preocupan por el futuro de esta empresa, dejen de leer ahora.
  • Si usted sabe todo lo que hay que saber acerca de la física cuántica, deje de leer ahora.

11. El primero en elegir reunión: cuando una cadena de mails se pasa de 25 respuestas, la primera persona en sugerir una reunión tiene las de ganar.

12. Espera una semana para contestar peticiones directas: Nunca responda a solicitudes directas de inmediato. Si realmente se necesita su ayuda, esa persona va a encontrar, aunque con un poco de suerte se lo pedirá a otra persona. También le da caché hacerse de rogar.

13. Correos automáticos: para explicar que estás fuera de la oficina, aunque sólo sea por un día, usa un mensaje complejo que incluya los contactos de varias personas para ponerse en contacto con cada uno de sus proyectos. Para puntos extra, adjunta un documento completo que detalle todo lo que estás trabajando. Nadie se acordará de que no pueden localizarte.

En Libre Mercado