Menú

González, presidente de BBVA, alerta: "Los populismos son un viaje a ninguna parte"

El presidente de BBVA diferenció entre políticas nuevas y sensatas de "populismos" que ofrecen "medidas irrealizables".

Rocio Regidor | Santander
22

"España está en buenas condiciones para encadenar un crecimiento sostenido en los próximos años". Así de optimista se ha mostrado el presidente de BBVA este lunes. Sin embargo, este crecimiento no está exento de riesgos: la complicada situación en Europa por la incertidumbre griega, las tensiones geopolíticas y el fin de las políticas expansivas de los bancos centrales. Pero, sin duda, la mayor piedra en el camino para continuar con la recuperación y seguir creciendo a medio y largo plazo son "los populismos".

Hace tan sólo un año, preguntar a políticos o empresarios por las nuevas formaciones como Podemos arrancaba en ocasiones hasta una sonrisa. "Estos friquis" no van a tocar poder, comentaban algunos dirigentes políticos y empresariales en contextos informales. La vuelta de tuerca ha sido notable después de las elecciones municipales y autonómicas. Hoy no sonríen incrédulos ante la posibilidad de que esos nuevos partidos toquen poder, hoy es una realidad.

Por ello, cada vez es más habitual que "los populismos" tengan un lugar destacado en los discursos de empresarios y políticos. En este caso, ha sido Francisco González, presidente de BBVA, el que ha alertado de que son "un viaje a ninguna parte".

El presidente de BBVA ha sido el encargado de inaugurar, junto a Cristóbal Montoro, el curso El nuevo modelo económico. Lecciones de la crisis que se imparte durante toda la semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander.

González ha mostrado su preocupación por las nuevas corrientes políticas que anuncian políticas "irrealizables y demagógicas" que, además, afectan más a las personas "que más han sufrido con la crisis porque son los más vulnerables al populismo". El presidente de BBVA ha hecho una distinción entre las políticas "modernas, realizables y serias" de otras corrientes, aunque asegura estar "convencido de que la sociedad española va a elegir la modernidad, el trabajo serio y las cosas bien hechas".

Toque de atención a los nuevos ayuntamientos también por parte de Montoro. "Ha llegado el momento del realismo", ha dicho el ministro, y ha pedido a los nuevos dirigentes que acaten las normas "que nos hacen creíbles ante los ojos del mundo". Sobre su futuro dentro o fuera del Gobierno, ni confirma ni desmiente los rumores que le apartan de la cartera de Hacienda y se limita a asegurar que él "sigue trabajando" en el cumplimiento del déficit.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation