Menú

El Fondo de Rescate Europeo responde a Grecia: "Os hemos ahorrado el 49% del PIB en intereses"

La entidad afirma que la deuda griega es alta, pero sostenible, ya que Atenas disfruta de una carga financiera muy baja gracias a los rescates.

0

Si el Parlamento de Grecia declaraba el miércoles que la deuda con la troika es "ilegal, ilegítima y odiosa", este jueves el Fondo de Rescate Europeo (ESM, por sus siglas en inglés) recuerda a Atenas que los planes de asistencia financiera concedidos estos años han ahorrado a los contribuyentes helenos la friolera del 49% del PIB registrado en 2013, en términos de valor actual neto.

El Gobierno de Alexis Tsipras insiste en la necesidad de aplicar una nueva quita y espera sobre la deuda pública de Grecia, ya que su elevado volumen, equivalente al 177% del PIB (317.094 millones de euros), es insostenible. Sin embargo, el Fondo alega justo lo contrario. Grecia ya se ha beneficiado de forma muy sustancial de las enormes facilidades crediticias otorgadas por sus socios europeos mediante al reducción de los tipos de interés, la aplicación de amplios períodos de carencia y un generoso alargamiento de plazos.

La entidad incluye un apartado específico en su informe anual, publicado este jueves, en el que explica cómo Grecia se ha beneficiado del alivio de la deuda propiciado por sus acreedores europeos. En concreto, estima que Atenas se ha ahorrado el 49% del PIB de 2013 en el pago del servicio de la deuda gracias a estas facilidades. Además, el pago de intereses será mínimo hasta 2023 y, a partir de entonces, los plazos de amortización se prolongan durante décadas.

Así pues, "no se puede argumentar que el nivel de endeudamiento es insostenible". La deuda helena es alta si se compara con el PIB, pero el servicio de la misma, es decir, el pago de intereses, es reducido y asumible, siempre y cuando Atenas mantenga la senda de reformas y ajustes exigida por los acreedores.

El tipo de interés medio de los préstamos del ESM es de apenas el 1,35%, inferior al coste financiero que pagan muchos países del euro y casi tres veces más barato que el crédito otogado por el FMI a Grecia. Además, el vencimiento medio ponderado de los préstamos de la zona euro a Grecia asciende a 32,5 años.

Su coste financiero es bajo

Y es que, tal y como explicó el economista Juan Ramón Rallo en Libre Mercado, en 2011 Grecia estaba obligada a pagar unos intereses equivalentes al 7,3% de su PIB, "con diferencia la carga más alta de Europa y difícilmente sostenible".

Sin embargo, con la reestructuración de su deuda pública orquestada por la troika en 2012, "ha conseguido rebajar su losa de intereses al 4% del PIB [en 2013], que, si bien no es bajo, tampoco resulta inmanejable". De hecho, países como Irlanda, Italia o Portugal -que hasta el momento no han reclamado reestructuraciones en su deuda pública- están soportando ahora mismo costes financieros mayores.

Además, el vencimiento medio de la deuda griega es, con diferencia, el más elevado de la Eurozona y, también, de otros países de nuestro entorno.

Lo mismo sucede con los tipos de interés medios sobre su deuda, los terceros más bajos de la Eurozona e incluso más reducidos que los que está pagando Alemania.

"En otras palabras, los Gobiernos europeos están subsidiando al Gobierno griego, ya que le están extendiendo crédito a unas condiciones más ventajosas a las que se están endeudando ellos para extenderle ese crédito", recordaba Rallo.

"Teniendo en cuenta que el PIB de Grecia está por los suelos (ha caído un 23% desde su máximo) y, ciertamente, muy por debajo del PIB potencial de que podría disfrutar en caso de que liberalizara y estabilizara su economía, es difícil concluir que la reestructuración de la deuda sea una absoluta e inexorable necesidad", concluía.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia