Menú

Caso Rato, de la detención televisada a no saber de qué se le acusa

Rato, recibido una vez más con abucheos e insultos, ha entrado y ha salido a los juzgados en su coche a través del garaje, a petición de su abogado.

92

El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato se ha acogido este miércoles a su derecho a no declarar por desconocer el contenido del informe de Hacienda. Rato tenía que declarar ante el juez de instrucción de Madrid Antonio Serrano-Artal, frente al que debía responder a las acusaciones formuladas por la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) y la Fiscalía Anticorrupción, que apuntan a que empleó un "complejo entramado societario" para cometer hasta cinco delitos fiscales, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes. Sin embargo, el juez ya redujo la acusación a sólo delito fiscal y de blanqueo.

Tras apenas 20 minutos de comparecencia, Rato ha salido del Juzgado 31 de Plaza Castilla. Fuentes jurídicas señalan que en todo momento el exvicepresidente de Aznar se ha mostrado dispuesto a colaborar con la justicia e incluso declarar en cualquier otra ocasión.

Fuentes presentes en la declaración han añadido que Rato, ante el juez, ha leído un breve comunicado para denunciar que está sometido a "medidas cautelares extremas" y a un grado de publicidad desde el día de su detención que le ha causado "graves daños reputacionales, familiares, profesionales y de todo tipo".

Además, ha pedido al magistrado Antonio Serrano-Arnal "amparo para que, de manera inmediata, el Ministerio Público concrete" sus acusaciones y "con qué soporte documental para, con esta base", poder defenderse.

El que fuera presidente del Fondo Monetario Internacional (FMI) no ha querido responder a las preguntas del magistrado hasta conocer el contenido del informe que prepara la agencia antifraude con toda la documentación que incautaron tanto en su casa como en su despacho.

En los últimos días, la actuación de la ONIF ha sido discutida debido a que aún no han elaborado dicho informe y a que la inspectora jefe del organismo se desvinculó de la investigación el pasado lunes lo que está permitiendo a Rato elaborar su estrategia de defensa y lo que ha permitido que hoy se acogiese a su derecho a no declarar.

La inspectora jefe antifraude acudió el pasado lunes al juzgado y aseguró que no era la autora del informe que precipitó la investigación al que Rato ha hecho referencia durante su comparecencia. La inspectora dijo que en todo caso era una "denuncia temprana de posibles riesgos".

La máxima responsable de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (Onif), Margarita García Valdecasas,no ratificó ante el titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal ese informe preliminar que abría la investigación ralentizando el proceso.

Durante la comparecencia, Rato, que ha resaltado cómo Valdecasas calificó de "sospechas o conjeturas tempranas" los indicios en su contra, ha estado acompañado por la fiscal anticorrupción y por su abogada. Según fuentes jurídicas, se ha mostrado tranquilo, tras analizar la documentación intervenida. La fiscalía le atribuye cinco delitos fiscales, pero nada dice del otro delito de alzamiento de bienes.

El expresidente del FMI ha accedido al juzgado 31 de Plaza Castilla en su coche a través del garaje a petición de sus abogados. Los abogados de Rato se pusieron en contacto con el juez decano para solicitar que Rato pudiese entrar de esta forma en la sede judicial. El juez decano pidió un informe a la policía judicial que dio su visto bueno para proteger la integridad del imputado.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation