Menú

Los Presupuestos más electorales disparan el gasto en I+D, obras, becas y dependencia

Rajoy confirma que subirá pensiones y sueldos públicos. Habrá liquidez extra para las CCAA. Los ingresos por impuestos subirán un 4%.

89

Pocas novedades en la rueda de prensa que ha dado Mariano Rajoy para explicar las líneas generales de los Presupuestos Generales del Estado de 2016. Casi todo lo que ha anunciado el presidente del Gobierno ya se había adelantado a lo largo de la semana: habrá más gasto, se han acabado los recortes, la financiación a las CCAA será más generosa y partidas clave y con mucho tirón electoral (becas, obra pública, I+D) tendrán importantes subidas.

Rajoy ha vuelto a hacer alusión al "círculo virtuoso" de la economía española, alrededor del que ha girado su comparecencia. En este sentido, ha asegurado que estos Presupuestos cierran una "etapa dificilísima" y abren un nuevo periodo de crecimiento y de creación "intensa" de empleo en nuestro país.

Eso sí, el presidente del Gobierno cree que el déficit sigue siendo "el gran problema de la economía española". Por eso, en su comparecencia ha insistido en que España cerrará el año que viene con un déficit público del 2,8% del PIB y alcanzará el equilibrio "en un par de años". Para Rajoy éste es uno de los grandes logros de su paso por Moncloa y por eso ha querido destacar que comenzó la legislatura cerca del 10% y un descuadre del 50% respecto al objetivo marcado por Bruselas.

Quizás la única novedad en este sentido ha llegado del reconocimiento por parte del presidente de que ya no habrá más recortes. Hayan sido muchos o pocos a lo largo de esta legislatura (y eso cada uno tendrá que juzgarlo), no habrá más en 2016. Rajoy ha admitido que la corrección del déficit vendrá "por el crecimiento económico", o lo que lo mismo, los impuestos, "y no por disminuir el gasto". La austeridad de la que tanto ha presumido el Gobierno ya ha terminado.

Las medidas

En el resto de la comparecencia, Rajoy se ha limitado a repasar las medidas que ya se habían anunciado. La primera es que las pensiones subirán un 0,25% el año que viene, el mínimo legal previsto en la última reforma. Es el tercer año consecutivo en el que las pensiones se incrementan un 0,25%. Eso sí, aunque sea el mínimo legal, no hay que olvidar que llevamos muchos meses con el IPC por debajo de esa cifra, con lo que los pensionistas no verán mermado su poder de compra.

Después, se ha referido al la subida de sueldo a los funcionarios confirmando que será del 1%. Se trata de la primera subida salarial que se les aplica a los empleados públicos en cinco años. Además, el Gobierno devolverá a los trabajadores de la función pública otro 25% de la paga extra que se les quitó en 2012, con lo cual a final de este ejercicio ya habrán recuperado un 50%. El 50% restante se les abonará en 2016. También se les devolverán los días de libre disposición (moscosos) que les quedaban por recuperar.

Luego, Rajoy ha dedicado una buena parte de su discurso a hablar de política social. El presidente del Gobierno ha asegurado que el 53,5% de los Presupuestos irán destinados a gastos sociales. Y ha presumido de que el pasado año más de 13 millones de españoles recibieran algún tipo de renta o prestación. Al presidente del Gobierno le parece una buena noticia que casi uno de cada tres de sus conciudadanos necesiten de la ayuda del Estado para cubrir sus ingresos.

Por último, Rajoy también ha querido enumerar cómo se destinará el dinero de los Presupuestos del año que viene. Así, el responsable del Ejecutivo ha explicado que de cada 100 euros de los PGE, 39 euros se dedicarán a las pensiones, 7 euros al desempleo y las políticas activas y 8 euros a otros gastos sociales. A esto, según Rajoy, hay que sumar los 14 euros adicionales que recibirán las comunidades, que son las que financian los servicios sociales. Además, 10 euros de cada 100 irán a pagar los intereses de la deuda.

En lo referente a las CCAA, Rajoy ha vuelto a explicar algo que ya se sabía: regará a las autonomías con 10.000 millones más para el año que viene. Parte del incremento vendrá por el aumento de los ingresos que genera la mayor actividad. Pero otra parte llegará de la financiación gratuita que el Ejecutivo ha garantizado a las regiones. Rajoy ha explicado que cuando él llegó al Ejecutivo habría autonomías que se tenían que financiar con "bonos patrióticos, al 7,75%" y que ahora reciben financiación gratis del Estado, que no les cobra intereses.

Es decir, que las regiones (especialmente las más derrochadoras, que son las que no tendrían acceso al mercado o lo tendrían sólo a un enorme coste) se financian gratis a costa del conjunto de los españoles que pagan vía impuestos (al Estado sí le cuesta financiarse en los mercados). No sólo eso, sino que el presidente ha desligado esta decisión de las acciones de los gobiernos autonómicos y ha asegurado que el Gobierno central se ocupará de mantener este mecanismo de financiación. Vamos, que hagan lo que hagan los barones regionales, se financiarán gratis. Por cierto, tampoco ha dicho Rajoy que de esa cifra de 10.000 millones extra para las regiones, Cataluña será la más beneficiada.

En referencia al techo de gasto, una de las pocas novedades que se han conocido hoy, el presidente ha explicado que este límite se reducirá cerca del 4%, lo que supone 5.600 millones de euros menos. Pero cuidado, el techo de gasto no se refiere al conjunto del gasto de los PGE, sino sólo a una pequeña parte, la que toca a los ministerios y depende directamente del Gobierno central. Habrá que ver el martes si la cuenta total del gasto es mayor o menor que la de 2015.

Porque además, Rajoy ha anunciado que el Gobierno no escatimará en determinadas partidas de gasto. No sólo ha dicho que la reducción del déficit llegará vía nuevos ingresos, sino que ha avanzado varias e importantes subidas en capítulos sustanciosos de los PGE: habrá incrementos en "inversiones" (tanto en el capítulo el general incluido en los PGE como el de las empresas públicas como Adif), también habrá más dinero para "becas, en I+D y en dependencia". Se acerca la cita con las urnas y los nuevos PGE no son neutros al calendario electoral.

Las grandes cifras

En cuanto a las grandes cifras de los PGE, no hay demasiados detalles. Habrá que esperar al martes, cuando Cristóbal Montoro lleve el proyecto al Congreso de los Diputados. Este viernes, quizás por la coincidencia con la rueda de prensa del presidente, ha habido menos detalles de los habituales tras el Consejo de Ministros que aprueba los Presupuestos. Por ahora, las grandes cifras que se conocen son las siguientes:

  • "El total de ingresos no financieros para 2016 después de la cesión a los Entes Territoriales alcanzará los 134.773 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,8% respecto a los PGE de 2015".
  • "Los ingresos tributarios antes de la cesión a los Entes Territoriales supondrán en 2016 193.520 millones, un 4% más que en los Presupuestos de 2015".
  • "Por figuras impositivas, la recaudación por IRPF llegará a los 75.432, con un incremento del 3,4%. La recaudación por el Impuesto de Sociedades registrará un incremento del 5,5%, hasta los 24.868 millones de euros. Los ingresos por IVA crecerán el 4% hasta los 62.663, mientras que los ingresos por Impuestos Especiales suben el 0,8% hasta los 20.053 millones de euros".
  • En cuanto al gasto, "el cumplimiento de las cuentas permitirá mantener el compromiso con el gasto social, que supone el 53,5%, con un aumento de, 3,8%"
  • "Se incrementarán partidas fundamentales, como las destinadas a investigación civil, la financiación de la LOMCE, la cooperación internacional, el fomento del empleo, mejora de las ayudas a familias y al sistema de dependencia así como el Plan especial de reubicación de refugiados".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios