Menú

Tranquilo, la subida del euríbor no afectará aún a su hipoteca

El Euríbor ha subido tres milésimas en tasa intermensual en julio hasta situarse en el 0,167%.

12
Los tipos fijos ganan adeptos. | Corbis.

Después de más de un año de tranquilidad para los que tienen hipoteca en nuestro país, con intereses históricamente bajos, el susto ha saltado de la mano del euríbor. El principal índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas ha roto en julio la tendencia bajista en la que se había instalado los últimos trece meses.

El Euríbor ha subido tres milésimas en tasa intermensual hasta situarse en el 0,167%. Sin embargo, el hipotecado puede estar, por el momento, tranquilo, ya que este indicador sigue en niveles históricamente bajos y, además, con respecto al mismo mes del año pasado ha caído tres décimas.

Con este retroceso anual, los hipotecados seguirán notando una ligera reducción en su cuota hipotecaria. Aún así, los hipotecados a los que les toque revisión este mes ahorrarán unos 214 euros en la cuota anual de su préstamo por vivienda, pues el indicador se sitúa por debajo del 0,488% registrado hace un año.

Las explicaciones a esta subida repentina, tras más de un año de descensos, tiene explicaciones dispares. Algunos expertos consultados la atribuyen a las expectativas de un incremento de la inflación, ya que los últimos datos macroeconómicos de los países europeos apuntalan el crecimiento de las economías, dando por hecho que las medidas adoptadas por el Banco Central Europeo han funcionado.

"Mi sensación es que los intereses van a seguir manteniéndose bajos durante bastante tiempo, la expectativa no es que el BCE suba los tipos de interés en el corto medio plazo", explica a Libre Mercado José Luis Ruiz Bartolomé, experto del sector y autor de Adiós, ladrillo adiós y Vuelve, ladrillo vuelve.

Bartolomé considera que el ligero repunte del euríbor en julio se debe, principalmente, a las tensiones vividas en la zona euro, con Grecia como telón de fondo, y también a que la Reserva Federal estadounidense ha anunciado ligeras subidas en los tipos de interés en los próximo meses. Recordemos que el euríbor encadena 13 meses de descensos interanuales consecutivos, fruto, fundamentalmente, de que el precio oficial del dinero en la zona euro se sitúa en mínimos.

A esto hay que añadir las medidas adoptadas por el organismo que preside Mario Draghi, que activó finalmente en manguerazo de liquidez en forma de compra masiva de deuda pública y privada. Este QE a la europea contempla compras de hasta 60.000 millones de euros al mes y finalizará en septiembre de 2016, según ha anunciado Draghi.

Algo que, según otros expertos, podría traducirse en el fin de la tendencia bajista del euríbor. Este exceso de liquidez en el mercado está presionando a la baja la mayoría de rentabilidades de prácticamente todos los activos, también el índice de referencia de las hipotecas.

Los tipos fijos, la oportunidad

Debido a las incertidumbres y problemas que para muchas familias ha supuesto el euríbor, los tipos fijos cada vez ganan cada vez más adeptos. En la última década, la seguridad de que el interés a pagar no va a variar con el paso del tiempo no ha sido una razón de peso para que los clientes se decidieran por este tipo de préstamos. Tanto es así, que sólo el 1,25% de las hipotecas firmadas en los últimos nueve años fueron de este tipo. Ahora, sin embargo, esta opción hipotecaria ronda el 7% del total, según un reciente análisis de Kelisto.

Un tipo fijo que Ruiz Bartolomé recomienda para "olvidarse de los problemas, sobre todo con las ventajas que se ofrecen ahora. Creo que es una oportunidad buena para estar cinco años tranquilos con un tipo fijo".

Por su parte, Fernando Encinar, director del portal idealista asegura a Libre Mercado que "si de esta crisis salimos con un mercado hipotecario en el que básicamente se cierran hipotecas a tipo fijo, habrá sido muy positivo". Parte de la crisis, y parte sobre todo del "impacto tal brutal que ha tenido la crisis en muchos de los hipotecados" era el tipo variable. "El hipotecado pedía la hipoteca al máximo que podía pagar en ese momento sin tener en cuenta sus circunstancias personales en el futuro ni los tipos de interés dentro de unos años", explica Encinar.

Pese a ser cada vez más atractivos, lo cierto es que los tipos fijos que se están consiguiendo ahora siguen siendo más altos que los variable "pero mi recomendación personal es que hoy es el momento de pedir hipoteca a tipo fijo, están a niveles de 2 o 3%. Con la tranquilidad que te da la hipoteca tipo fijo que sabes lo que vas a pagar sin tener en cuenta como vaya la economía del país o del resto de países europeos. Mi recomendación es hipotecarse a tipo fijo y que tenga una visión más larga de lo que voy a pagar en los próximos meses", recomienda.  

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation